Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Hospital Ginecológico cooperará hasta cerrar el caso

En un escueto comunicado, el nosocomio indica que seguirá colaborando con la fiscalía

Fachada-Centro-Ginecológico

El Centro Ginecológico, hospital en que dio a luz Mercedes Alicia Soto Casanellas, se pronunció anoche de forma escueta después de conocer que el verdadero hijo de la ofendida le fue devuelto por la Fiscalía General de la República.

El bebé, sin que se conozca aún cómo es que se le dio el equivocado a Casanellas, nació el pasado 21 de mayo, según consta en los registros hospitalarios.
Dado  que a la madre se le mostró al nacer a un niño de color blanco, y luego se le entregó a otro con facciones distintas, llevó a Casanellas a realizarse una prueba de ADN que al final dieron negativo.

Eso hizo que la ofendida pusiera una denuncia en el Ministerio Público y quien, a su vez, ordenó el pasado sábado exámenes para determinar si los varones que habían nacido en esa fecha.

Al conocer los últimos hechos, la junta directiva del hospital manifestó su “beneplácito y alegría porque se ha esclarecido este lamentable caso”, expuso el hospital a través de un comunicado que publicó en su perfil de Facebook.

En el escrito, manifestaron su disposición de seguir cooperando con el Ministerio Público “para que se diluciden con mayor amplitud los detalles sobre el caso y se lleve a un feliz término. La investigación sigue abierta y seguimos en disposición de cooperar”.

La junta directiva del sanatorio también dejó constancia en que siempre estuvieron a disposición para que el caso se esclareciera.

Asimismo, plasmaron su solidaridad con el ginecólogo, Alejandro Guidos y al personas que intervino en el parto, quienes por años, indican, han mostrado profesionalismo con sus pacientes.

Declaraciones previas

Antes de resolverse el caso, en el Ginecológico insistieron en que era imposible que hubiese habido una entrega equivocada del bebé.

Incluso, expusieron que había mucha información contradictoria en la declaración que Mercedes Casanellas.

La denunciante sostuvo en su declaración que las enfermeras le dijeron que el niño “después iba a aclarar”, en relación a que, supuestamente, ya le había dado un niño equivocado.

Pero en la investigación interna que realizó el hospital ninguna de las enfermeras declaró que dijo eso a la progenitora, informó Alas.

El sanatorio privado también expuso que la madre llego “el 1 ó el 2 de junio” a que le cambiaran el orden de los apellidos a los plantares, y le dijeron que no se podía hacer.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación