Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En el hospital Bloom han atendido 23 niños heridos de bala este año

En 2013 eran 11 casos hasta el 8 de agosto. El año pasado eran 19 infantes.

En el hospital Bloom han atendido 23 niños heridos de bala este año

Esa cifra supera los 19 menores heridos de bala atendidos en ese centro durante el mismo periodo de 2014 y los 11 atendidos en 2013.

La escalada de violencia que vive El Salvador no distingue entre adultos y niños.

Hasta el 8 de agosto pasado, el hospital de Niños Benjamín Bloom había recibido 23 menores de edad heridos de bala en lo que va del año

Esa cifra supera los 19 menores heridos de bala atendidos en ese centro durante el mismo periodo de 2014 y los 11 atendidos en 2013.

Durante todo el año 2014, el Bloom atendió 26 niños heridos por arma de fuego, durante el 2013 fueron 21 y durante 2012 atendió a 12.

Las cifras fueron proporcionadas por le  jefe del departamento de Epidemiología del Bloom, Carlos Mena. Quien considera que se trata de “un aumento grave” de casos y “algo delicado”, fruto de “una epidemia que se llama violencia”.

Solo la semana pasada, el Bloom recibió tres niños heridos de bala. El primero tiene siete años, proviene de  San Pedro Perulapán, y tiene  una herida en el tobillo derecho. 

El segundo tiene 11 años, proviene de San Salvador, y también tiene una herida en el tobillo. Ambos están ingresados en el servicio de Ortopedia y su vida no corre peligro.

El tercer paciente herido de bala que ingresó la semana pasada es el pequeño José, quien con cinco años de edad, fue herido de bala en el cráneo. Mena detalló que la bala entró a la región temporal derecha del cerebro.

El niño permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos, entubado y sedado, en estado delicado y bajo la observación de los médicos.
Mena explicó que en el país hay más menores de edad heridos de bala, pues el Bloom recibe sobre todo a los que viven en municipios del Área Metropolitana o cercanos a estos. 

De los 23 menores de edad atendidos: siete provenían de San Salvador; tres de Soyapango; dos de Mejicanos, dos de San Pedro Perulapán; dos de Nahuizalco; uno de Quezaltepeque; uno de Tonacatepeque;  uno de Apopa; uno de Candelaria (Cuscatlán);uno de Santo Tomás; uno de Lourdes y uno de Chalatenango.

El 13 de abril, la oficina local de Unicef emitió un comunicado en el que llamaba   a la sociedad a buscar una mayor cohesión para proteger a la niñez y la adolescencia. Hasta esa fecha, en el país 111 menores de 18 años fueron asesinados; 12 niñas y 99 niños.

La Unifec agregó: “La mayoría de estos homicidios (101) se cometieron contra adolescentes de edades comprendidas entre los 14 y los 17 años”. 

En el mismo periodo, según datos de la PNC, fueron asesinados 10 niños menores de 13 años.

Dicha oficina de la ONU hizo hincapié en que “la violencia directa contra las niñas, niños y adolescentes, así como su presencia de actos de violencia (...) pueden tener efectos negativos sobre ellos, que muchas veces son profundos y duraderos”.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación