Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los 13 personajes del 2013: Dr. Eduardo Lovo

"Honestamente no anticipo mayores cambios, no importa quien gane"

"Los hospitales públicos tienen muchas carencias en cuanto a tecnología, que definitivamente no podrían compararse con lo privado", afirma Lovo

"Honestamente no anticipo mayores cambios, no importa quien gane"

"Honestamente no anticipo mayores cambios, no importa quien gane"

\"Honestamente no anticipo mayores cambios, no importa quien gane\"

l neurocirujano salvadoreño Eduardo Lovo, director del Centro Internacional del Cáncer del Hospital de Diagnóstico, ofrece su visión sobre el estado del sistema de salud y del país en general. Asimismo se refiere a las próximas elecciones, con las cuales no prevé mayores cambios en el sector salud, independientemente del candidato que resulte electo.

¿Cómo ve nuestro sistema de Salud?

A nuestros sistema de salud le hace falta mucho en general. Es un sistema como se esperaría en un país con dificultades económicas como el nuestro. A diferencia por ejemplo del de Costa Rica, que también tiene carencias, pero definitivamente lo que el gobierno designa a Salud es sustancialmente mayor a lo que puede designar un gobierno como el nuestro.

Pero allí la cobertura es para todos los costarricenses que ahí radican. Entonces Costa Rica es un modelo de la medicina pública, a diferencia del resto de países como Honduras o El Salvador adonde la medicina pública, no importa quién la trate de defender, está mal.

Falta mucho por avanzar. Ese es el reto que los gobiernos futuros tienen: mejorar la salud pública, pues esta con todas sus carencias y dificultades se hace difícil encajar una neurocirugía de especialidad por el momento.

¿Qué espera de las elecciones de 2014?

Honestamente no anticipo mayores cambios, no importa quien gane. Salud creo que necesita muchos aspectos, pero tanto de índole económico como de cambio cultural. Este país está con tantos problemas económicos, delincuenciales y sociales que no creo que salud sea prioridad, no importa quien gane. Y si lo es tampoco va a tener el fondeo para poderlo sacar sustancialmente adelante.

Yo creo que primero tiene que haber un cambio cultural en la manera en que nosotros vemos la salud pública y progresar de ahí.

Un ejemplo clásico es la caja de Costa Rica, que mencionaba, que es el equivalente al Seguro Social, pero es tan grande que la salud pública es inexistente. Por ejemplo, el Rosales y el Bloom serían parte de la Caja. Eso es un cambio cultural porque para nosotros el ISSS es solo para los asegurados que si mal no recuerdo son 1.3 millones de personas, pero ¿y el resto? Entonces el resto encaja en salud pública, pero definitivamente hay enormes diferencias entre esta y el Seguro Social en cuanto a recursos, y todos los sabemos.

Entonces los cambios culturales y estructurales en Salud deben comenzar desde arriba, desde replantear las cosas, reevaluarlas y comenzar a hacerlas diferentes. Por eso creo que no importa quien gane, creo que salud mientras no ocurra ese cambio estructural en la organización va a seguir prácticamente igual.

¿Pero quién tiene que impulsar ese cambio?

Definitivamente el gobierno a través de una estrategia bien estructurada para hacer una reforma de salud en base a objetivos claros. Es decir, si te quedas sin medicina algo malo pasó. Si te quedas sin acetaminofén estás en graves problemas... y si no tenés para acetaminofén cómo vas a tener para quimioterapéuticos, para máquinas avanzadas para tratamientos para el cáncer o para trasplantes de corazón o pulmones. Eso no existe porque simplemente nunca ha sido puesto en una agenda, y si ha existido tal agenda definitivamente no ha trascendido a un nivel operativo. Entonces eso tiene que ser una estrategia clara delimitada del gobierno de querer realmente impulsar una mejor salud. Solo el hecho de que un hospital se quede sin medicamentos es inaceptable.

¿Entonces en su opinión habría que equiparar la salud para todo el pueblo?

Yo creo que mucho se puede aprender de los modelos que lo han hecho de una manera más avanzada. Obviamente, como decía, la realidad del país en cuanto a sus problemas económicos, de recolección tributaria, de seguridad y sociales difícilmente permite que se pueda reestructurar de manera importante y decir: a partir del próximo año la prioridad va a ser salud y vamos a recortar en otras áreas... Creo que eso no es viable, pero sí lo es comenzar a ver otros modelos exitosos y tratar de incorporar las cosas buenas de esos modelos, tratando de subir el nivel de la medicina pública.

¿En algún momento la salud ha sido importante para algún gobierno?

Yo creo que es un tema sensible, pero más allá de eso yo no he constatado avances. Es sensible porque a cualquier gobierno "topa" cuando se tienen filas de enfermos esperando ser atendidos, cuando se tienen hospitales desabastecidos. Es sensible ante la población, pero lo que se hace para corregir eso es algo bien inmediato. Se resuelve para el momento, aunque en seis meses vuelva a pasar. Es un tema al que nunca se le han buscado soluciones definitivas. Seguramente está en las prioridades de gobierno, pero no es la número uno.

¿Visualiza algún cambio para 2014?

He visto algunas propuestas de los planes que se mencionan, pero no hay algo contundente. No puedo decir que las he leído con detenimiento, pero sí no he visto algo que vaya a una renovación de las políticas de salud del país. No lo veo ni creo que vaya a ocurrir en el 2014. Por eso es que en el escenario yo creo que vamos a estar básicamente igual.

Creo que lo que va a influenciar mucho, y eso es la parte triste, es que dependiendo de quien gane probablemente las tasas de desempleo permanezcan iguales o pueda ser que aumenten un poco. Si aumentan significa tener un sistema de salud más saturado y cuando esto ocurre los pacientes se vienen a atender en hospitales privados y eso es lo triste porque un hospital privado jamás debería de suplir una necesidad que un hospital público tendría que brindar. Pero obviamente si salud pública tiene una sobre demanda, los pacientes tienen que buscar dónde atenderse. Entonces no veo cambios para el otro año.

¿Y como ve al país en el futuro en sus diferentes ámbitos?

Yo creo que el gobierno que entre va a tener un compromiso tan grande para generar riqueza, trabajo, para hacer frente a las deudas inmensas que se han adquirido en los últimos dos gobiernos, para atacar la delincuencia de frente, que realmente es lo que los va a ocupar. Es claro que habrá algunas cosas en salud, pero no de forma sustancial. Igual sucederá con Educación, porque si se te está quemando la casa le tenés que echar agua, no vas a pensar en pintar paredes o cortar la grama. Lo que se tiene que hacer es parar el fuego. Y sí creo que el país está en un punto crítico adonde los retos de 2014 para el gobierno van a ser apagar muchos de esos fuegos, como la polarización y un montón de cosas que existen que no permiten que este país avance.

¿Qué espera para 2014 en programas de salud?

Más de lo mismo. Porque aunque hubiera una reforma sustancial en salud, eso va a demorar años. Entonces aunque se hiciera de forma inmediata al entrar el gobierno el otro año, los impactos de eso se verían en unos tres o cinco años.

Yo soy de los que piensan a largo plazo en las cosas grandes, pues hacerlo a corto plazo no tiene sentido. Pero las reformas en salud toman tiempo porque es un proceso de cambio cultural, de lo que se ha hecho por décadas, y también es un cambio cuyos resultados, al igual que en educación, se ven a largo plazo.

¿Cómo ve el aspecto del turismo médico en el futuro?

Yo lo veo como algo prometedor. Desde nuestra parte lo hemos comenzado a trabajar hace tres años. El turismo que nosotros hacemos es de alta especialidad, en neurocirugía y cáncer. Eso ha representado que un 16 % de nuestros pacientes viene de fuera. Sí creo que fluiría más rápido con una estrategia integral de gobierno para turismo médico, para mejorar la imagen país y promocionarlo como destino.

Recuerdo que en el gobierno anterior, casi al final, se presentó una iniciativa similar para promover el turismo médico apoyado por USAID, la cual fracasó. En este gobierno da la impresión de que es también al final del gobierno adonde dicen: "turismo médico, volvamos a ver al turismo médico". No sé por qué se da al final y no al principio. Tengo mis hipótesis.

¿Cuáles son sus hipótesis?

Porque están tratando de conseguir fondos de donde sea posible. Obviamente las primeras son las más fáciles: atracciones turísticas, promocionemos país.... Pero cuando se ven con el zapato apretado y se preguntan qué más se puede hacer, comienzan a ver el turismo no tradicional: el médico.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación