Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hermetismo alrededor de buses articulados y tarifa de Sitramss

Las autoridades del VMT no logran definir quién administrará el Sitramss

La construcción del Sitramss tiene un costo estimado de $45 millones.

La construcción del Sitramss tiene un costo estimado de $45 millones.

La construcción del Sitramss tiene un costo estimado de $45 millones.

Respuestas escuetas y mucho hermetismo se han recibido de las autoridades del Viceministerio de Transporte (VMT) y de la empresa Sistema Integrado Prepago (Sipago) cuando se les pregunta quién administrará el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) o cuánto costará el pasaje en los buses de ese sistema.

Además, no se sabe con certeza si el Banco de Desarrollo de Brasil (Bndes) ya otorgó el préstamo a los transportistas aglutinados en Sipago para comprar las unidades que circularán en el Sitramsss, pues los representantes de dicha empresa no han mostrado ningún documento al respecto. Por ende, se desconoce el plazo, el interés y los requisitos de Bndes para acceder al préstamo; tampoco hay información precisa sobre quiénes serán legalmente los dueños de estas nuevas unidades.

El 8 de octubre, se le pregunto al viceministro de Transporte, Nelson García, quién administrará el Sitramss. El funcionario se limitó a decir que ya "validaron" el prototipo del bus que circulará por el Sitramss. Después de aprobarlos, empezarán a fabricarlos, aseguró.

El número de buses articulados que vendrá al país ha cambiado cada vez que el viceministro habla al respecto.

En septiembre, García explicó que en diciembre vendría el primer lote de 22 buses articulados. Un mes después, el 8 de octubre, manifestó que 13 unidades llegarían en diciembre, 21 más a finales de enero de 2014 y se completaría la flota en marzo.

"Va en marcha y se están construyendo", fue la respuesta de Nelson García cuando se le preguntó "¿cómo va el proceso de compra de los buses articulados?".

El precio de estas unidades ronda los $48 millones, según explicó Miguel Castañeda, transportista y presidente de Sipago. Esta empresa está formada por un grupo de transportistas que también es parte de la Mesa Nacional de Transporte establecida por el Gobierno. Pero gremios como la ATP, la Acopatt y la AEAS aseguran que los integrantes de dicha mesa "no representan al sector".

Sipago aún no sabe, o no quiere decirlo públicamente, cómo pagará el millonario préstamo que gestiona con el Bndes para comprar los buses de la marca Marco Polo y Volvo. El secretario de la empresa, Rodrigo Contreras Teos, dijo que "no hay una tarifa establecida del préstamo, tampoco cuánto tiempo (...), pero el préstamo será cancelado".

Una respuesta aún más evasiva es la de Castañeda al preguntarle "¿cómo pagarán el préstamo?". Su respuesta es: "Del mismo cuero salen las coyundas".

En ocasiones anteriores, Contreras ha dicho que el gobierno debe crear una política de focalización de subsidios para que el costo del proyecto no lo paguen los usuarios con un aumento de tarifa.

Sin embargo, la posibilidad de cobrar una tarifa más alta que la actual, por un recorrido similar, ha estado abierta desde el inicio del proyecto; aunque nadie se atreve a decirlo de forma oficial.

Sigue la incertidumbre

Aún está en el tintero ¿quién o quiénes serán los dueños de los buses articulados y padrones? Según Contreras Teos: "Al final será Sipago".

Ante la misma pregunta, Miguel Castañeda responde: "Óigame, le voy a poner bien clarita las cosas. No es Sipago en sí, son todos los transportistas que han comprado acciones, que vale $50, el permiso de línea, que es regalado. ¿Cuánto le va a costar después cuando lo venda?: mil, dos mil y hasta 10 mil, (dólares); ¡pero como no piensan algunos y se dejan manejar!".

Según datos de la misma Sipago, el 80 % de los dueños de las 4 mil 642 unidades de transporte urbano tiene acciones en la empresa. Pero ATP y Acopatt ponen en duda los registros que maneja Sipago. Según las gremiales, en un inicio se compraban acciones con base en la cantidad de unidades que tiene el transportista a su nombre. Álvarez aseveró que la empresa ha dejado de vender estos títulos debido a que salió a la luz una supuesta estafa de Sipago hacia los buseros y microbuseros.

En febrero, el dirigente de AEAS, Genaro Ramírez, demandó a Sipago ante la Fiscalía General de la República (FGR) para que investigara a la empresa por el delito de estafa. Según sus hallazgos, esta no tiene registros financieros en el Registro de Comercio, dependencia del Centro Nacional de Registro (CNR) de 2011 y 2012.

Ramírez habría comprado 10 acciones en Sipago por un costo de $50. Álvarez aseguró que la venta de acciones fue de cerca del 45 %: "Ahorita no sabemos cómo está conformada la venta de acciones, porque después de la investigación en el CNR ya no siguieron vendiendo".

Pero ¿quién administrará realmente este complejo sistema? Rodrigo Contreras explicó que aunque sean ellos "los operadores", contratarán a una firma internacional experta en la materia para que administre el Sitramss.

"En un tiempo específico, que puede ser de cuatro años, que hayamos aprendido, en la práctica de la administración y la manera de operar esto, entonces lo operaríamos totalmente nosotros (Sipago)", dijo sin dar mayores detalles.

Mientras el viceministro de Transporte aseguró que "en los próximos días" se daría a conocer cuál será el operador internacional, Miguel Castañeda dijo que aún espera que la dependencia del Ministerio de Obras Públicas les informe sobre el perfil de la empresa que podrá operar el Sitramss. "El préstamo del Banco Mundial pone como requisito que exista un operador internacional, así que en eso andamos", explicó Castañeda.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación