Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

LOS 13 PERSONAJES DE 2014

"No hemos visto avances en convertir ese diálogo en soluciones concretas y ejecutables"

El presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) considera que existen varios retos que afectan al sector pero que hay oportunidades que como país se deben aprovechar para lograr un mejor crecimiento y mayor competitividad.

"No hemos visto avances en convertir ese diálogo en soluciones concretas y ejecutables"

"No hemos visto avances en convertir ese diálogo en soluciones concretas y ejecutables"

\"No hemos visto avances en convertir ese diálogo en soluciones concretas y ejecutables\"

Javier Simán, presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), discutió sobre obstáculos, retos y oportunidades que se presentaron al sector industrial durante el año y qué se espera para el 2015. Este es un sector de gran peso para la economía y es uno de los generadores de empleo más grande del país, así como también uno de los sectores que, asegura, ofrece los salarios mejor pagados.

En los últimos años, el sector, como muchos en el país, ha visto muchos altibajos en el panorama político y económico. Se han enfrentado ante la incertidumbre política de un cambio de gobierno hace cinco años, una crisis económica, y bajo crecimiento económico, entre otros. Para la industria los problemas de tramitología y burocracia han sido grandes desaceleradores para la inversión y su crecimiento, así como la inseguridad también ha venido a golpear fuerte al sector. No obstante es un sector que se mantiene positivo de lo que ofrece el próximo año.

¿Cuáles han sido los retos que ha enfrentado el sector industrial durante el año 2014?

Ha sido un año difícil, ha sido un año electoral, ha sido un cambio de gobierno con algunas cosas positivas y otras cosas siguen igual. Vemos el 2015 con muy buenas oportunidades; Estados Unidos, este mes, tiene un crecimiento del 5 %, ha sido el mejor crecimiento de ese país en 11 años, es decir, que la economía americana está muy buena y nuestro país exporta el 48 % a Estados Unidos. Esta es una buena oportunidad para continuar exportando a ese mercado que tiene una economía tan fuerte, tan solida y con tanto crecimiento. Tenemos una gran potencial para seguir exportando más a Estados Unidos (El Salvador exporta 1 % de lo que EE. UU. compra), esta es una oportunidad que tenemos que aprovechar como país.

Está el tema del bajo precio del petróleo, que está impactando favorablemente en una baja de los precios de los combustibles y en una baja de la tarifa eléctrica, claro que esto no tiene nada que ver con algo que haya hecho el gobierno, esto es porque los precios internacionales del petróleo bajaron y eso tiene una incidencia en los precios del combustible y en la tarifa eléctrica. Entonces esperaríamos que eso nos haría más competitivos como industria en el 2015, ese es un factor positivo y una gran oportunidad que tenemos que aprovechar como país. Al final depende de las condiciones del clima de confianza, la seguridad, la seguridad jurídica, la tramitología que nos permitirán ser atractivos para seguir creciendo.

¿Cuáles son los retos que se presentan para el próximo año?

La tramitología, sin duda, sigue siendo un problema, el tema de la seguridad que afecta no solo a las industrias pero también a nuestros trabajadores. El tema de la seguridad jurídica y la incertidumbre política, muchos proyectos están estancados por incertidumbre política. Qué va a pasar, porque tenemos un Gobierno que busca acercarse al sector privado pero hay funcionarios del partido que se ponen en contra del sector. Todo esto manda una señal equivocada y los empresarios que tienen proyectos prefieren esperarse a que pasen las elecciones porque eso puede implicar irse a un sistema nuevo o mantener el sistema actual.

¿Cuál ha sido el impacto del cambio de Gobierno para la industria?

Para nosotros, lo que ha habido es una continuidad de gobierno con diferente liderazgo. Por supuesto, que el estilo del presidente Funes era muy confrontativo con el sector privado, entonces eso no nos permitía un clima de confianza y de diálogo con el Gobierno. Digo continuidad del mismo gobierno porque es el mismo partido que está en el poder con un liderazgo diferente, de menos confrontación con el sector privado, donde sí han mostrado apertura para dialogar y donde no hemos visto avances en convertir ese diálogo en soluciones concretas y ejecutables.

Hay buena disposición de discutir esos temas pero no se aterriza con soluciones concretas y mucho menos se cuenta con todo el apoyo del aparato gubernamental y político para darle el apoyo. Hay muchas iniciativas buenas que no cuentan con el respaldo del partido o no cuenta con el respaldo de Casa Presidencial, a pesar que algunos ministerios sí están apoyando, en ese sentido hace falta mucho trabajo.

¿Cuáles son las perspectivas del sector industrial para 2015?

Los retos siguen siendo los mismos, pero claro (que hay temas) como el de la energía, que por razones internacionales el precio va a bajar y eso nos va a favorecer mucho, así como también el tema del combustible. En cuanto a los mercados internacionales ya tenemos buenos tratados, ya tenemos acceso y es de aprovecharlos porque los países en fila están teniendo presidentes muy atractivos, entonces las oportunidades están y corresponde tanto para el Gobierno como sector privado trabajar juntos para que eliminemos los obstáculos de la competitividad y aprovechemos las oportunidades. Así que estamos optimistas que este año traiga nuevas inversiones.

El Salvador está bien posicionado, la mano de obra salvadoreña es muy laboriosa y en ese sentido, en condiciones comparables, muchas inversiones que van a Honduras o a Nicaragua podrían venir aquí. Es un reto, todos estamos enfocados en cerrar el año positivamente y es un reto ver qué nos depara el nuevo año, especialmente en temas que afectan el crecimiento empresarial; el tema político no deja de afectar el clima de negocios, el crecimiento, y la confianza de la población.

¿Cómo evalúa la situación de la inseguridad del país?

Muy delicado, nosotros no vemos que el Gobierno tenga una política de seguridad. Es un tema que pareciera que el Gobierno no está abordando para nada y pareciera que se lo ha querido delegar al Consejo Nacional de Seguridad, cuando le corresponde al Ministerio de Seguridad implementar las políticas de seguridad. Entonces, sí lo vemos con mucha preocupación, vemos cómo han incrementado las extorsiones, la criminalidad se mantiene entre 10 y 13 homicidios diarios, y las empresas reportan mayores extorsiones especialmente aquellas industrias que tienen distribución de productos. a los camiones de ruteo les cobran en las entradas de las comunidades, y son nuestros trabajadores los que más sufren de la criminalidad. Los empresarios también están expuestos a estos y otros crímenes como secuestros, y ha sido el incremento de la delincuencia que no deja a muchos empresarios querer acercarse a El Salvador.

¿Cómo fue el desempeño del sector durante el año?

Nosotros calculamos que la industria cerrará con 1.8 % (de crecimiento) y la economía del país tampoco estará muy lejos (con 1.5 % o 1.6 %), se quedará abajo de lo que el Gobierno esperaba de 2.2 %. Pero la industria, como componente de la economía, será un poquito más, ahorita somos casi el 25 % del Producto Interno Bruto (PIB), la industria sigue representando el 92 % de las exportaciones, y sigue siendo el mayor empleador, el mayor generador de empleos (el 40 %), y por supuestos tiene un porcentaje parecido en aporte tributarios, de los impuestos el 25 % lo genera la industria.

Entonces sí ha sido un año en el que la industria ha ganado una mejor posición respecto a la economía pero no porque la economía esté creciendo, pero porque otros sectores están más decaídos que nosotros, como la construcción por ejemplo. Entre la industria hay algunos sectores (aquí representamos 23 sectores), que están creciendo muy bien y otros que no están creciendo muy bien. Mayormente los que están enfocados en la exportación son los que han crecido más, los que están exportando a Estados Unidos y los que están exportando a Centroamérica, que está teniendo buen crecimiento, son los que están teniendo mejor desempeño que los que están vendiendo al mercado local.

¿Cuánto ha sido la inversión del sector?

Desde que asumió el poder el gobierno del FMLN, la industria ha invertido, en cinco años y medio, 2,275 millones de dólares. El sector nunca ha dejado de invertir, seguimos invirtiendo en maquinaria y equipos de ultima tecnología. Lo que tal vez se han congelado son los grandes proyectos de ampliación de fábricas pero las existentes seguimos invirtiendo en maquinaria. El industrial está muy arraigado al país, es más progresista, sobre todo a mediano y largo plazo, entonces vamos a seguir invirtiendo y vamos a hacerle frente a cualquier obstáculo y cualquier problema que enfrentemos. Hace poco galardonamos a Ingenio El Ángel, que tiene una trayectoria de 132 años, y hay varias cosas que el ingenio ha sobrepasado, guerras, terremotos, conflictos armados, la guerra con Honduras. Ese es el espíritu emprendedor de todo industrial y de todo empresario, hay que hacerle frente a las adversidades y le vamos a seguir haciendo frente.

¿Se tienen pensado grandes proyectos para el próximo año?

Creo que el costo de energía, que va a bajar (10 %), y el costo del petróleo vuelve al país más competitivo otra vez, pero sin duda va a depender mucho de la facilidad de la tramitología y la burocracia. Qué tan ágil se vuelve el gobierno, qué tan eficiente podemos convertir al gobierno, para que agilice todo esos trámites que se requieren para nuevos proyectos, es ahí donde hay obstáculos.

¿Cuál ha sido el desempeño del sector en las exportaciones?

En general estamos exportando un poquito menos, creemos que esto se debería de recuperar en el 2015, tenemos la infraestructura, y la industria está bien establecida. Tenemos esa esperanza, que el próximo año podamos levantar las exportaciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación