Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gremios preocupados por asesinatos de docentes

Este domingo por la mañana asesinaron al director del Complejo Educativo Los Esperanza, ubicado en Jiquilisco. Se estima que en 2015 han asesinado a 13

Maestro asesinado

El progenitor del docente asesinado en Usulután sufrió un paro cardíaco ayer  | Foto por EDH/ Archivo

El progenitor del docente asesinado en Usulután sufrió un paro cardíaco ayer 

Simeduco y Bases Magisteriales, dos de los gremios docentes del país, calificaron este domingo de “muy preocupante” los casos de asesinato de docentes y estudiantes que se han registrado en lo que va del año.

El caso más reciente es el del profesor Ramón Arturo Centeno Torres, un educador residente en el  Cantón Presa, Usulután, quien según informó la policía fue atacado este día a eso de las 5:30 de la mañana, cuando se encontraba en el corral de su vivienda en tareas de ordeñar unas vacas.

Según lo datos provistos por la policía, Centeno Torres era director del Complejo Educativo Los Esperanza, de Jiquilisco, donde tenía 30 años de laborar. Deja ocho hijos.

La información policíaca también indica que el docente fue agredido con una escopeta calibre doce milímetros.

“Es lamentable. Esta semana ha sido muy difícil para la comunidad educativa. En término de 72 horas asesinaron a tres estudiantes y finalizamos la semana con el asesinato de este maestro”, afirmó muy indignado Paz Zetino Gutiérrez, secretario general de Bases Magisteriales.

Zetino Gutiérrez subraya que hay casos de maestros asesinados que ni siquiera llegan a ser conocidos por los medios de comunicación. Puso el ejemplo de un profesor que cuando regresaba de trabajar se bajó a hacer compras en el propio San Vicente, pero allí fue raptado y luego apareció muerto.

“¿Cómo se da cuenta uno de esto? porque llegan al Instituto Salvadoreño de Bienestar Magisterial a pedir una prestación que tienen sobre gastos funerarios”, agregó.

De acuerdo con las palabras del sindicalista, el nivel de violencia al que estamos llegando es desesperante. “Yo no sé esta sociedad hasta donde va a llegar y muchos salvadoreños ya no creen en las capacidades que puedan tener las autoridades para detener esto”, manifestó.

El representante sindical estima que la cifra de maestros muertos este año ronda entre los 11 y13 y la de los estudiantes entre 38 y 40.

Mientras su colega Francisco Zelada, secretario general de Simeduco, explica que el seguimiento que ellos han realizado a lo largo del año indica que, con el caso de Ramón Centeno, llega a once el número de docentes que han sido asesinados en distintos puntos del país.
Zelada sostiene que ellos tienen contabilizados 46 estudiantes asesinados durante el año.

“A estas alturas del año las cifras casi se duplican. El año pasado nosotros finalizamos con nueve maestros y 38 estudiantes asesinados, y ahora que apenas pasamos la mitad del año ya vamos con 46 estudiantes asesinados”, citó el representante del Simeduco con mucha preocupación.

 Para Zelada esto es resultado de la ola de criminalidad que afecta al país; pero también parte de la falta de programas de seguridad destinado a proteger la vida de los miembros de las comunidades educativas.

“Ahora que han declarado terroristas a los pandilleros la preocupación (de la policía) es otra, es la de responder a los enfrentamientos. Eso los tiene preocupados. Entonces han descuidado la seguridad de las comunidades educativas. Por ejemplo, ahora en las cercanías de las escuelas no estamos viendo casi policías ”, subrayó.

“Es muy complicado para las comunidades educativas porque han asesinado a bastantes estudiantes; y ya una cifra de once maestros (asesinados) a estas alturas del año para nosotros también es muy preocupante”. Francisco Zelada, secretario general del Simeduco.  
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación