Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gremios de docentes ya hablan de protestas

Simeduco contempla convocar el cierre de escuelas, cuando estas tienen siete meses sin recibir dinero para funcionar

Los maestros se ven obligados a pedir a los padres materiales para que los niños trabajen.

Los maestros se ven obligados a pedir a los padres materiales para que los niños trabajen.

Los maestros se ven obligados a pedir a los padres materiales para que los niños trabajen.

Los representantes de los gremios de profesores, Simeduco y Bases Magisteriales, denunciaron que el 27 de julio se cumple un mes de que las autoridades educativas se comprometieron a resolver el atraso en la entrega del presupuesto escolar, así como a pagar a proveedores de paquetes, pero no se ha cumplido.

De allí que, por lo menos, Francisco Zelada, secretario General del Simeduco, advirtió que ese sindicato ya se prepara para promover el cierre de escuelas. "Nosotros vamos a cerrar porque ya no se puede", declaró.

En lo que va del año, los directores no han recibido ningún fondo para la operación de los centros y cuando falta pocas semanas para terminar el año escolar, Zelada dice que "la situación de las escuelas es gravísima", pues están sin recursos para trabajar con los estudiantes, para hacer la limpieza de la escuelas, para pagar salarios atrasados de secretarias y ordenanzas.

Zelada aseguró que hay escuelas que han tenido que despedir personal o los empleados, al no recibir salario, decidieron renunciar.

A esto, suma el hecho que los educadores ya no pueden seguir poniendo de su bolsa para paliar algunas necesidades y, por otra parte, los padres de familia están resentidos porque se les está pidiendo materiales y contribución en actividades de limpieza en la escuela.

El dirigente de Simeduco dijo que el cierre, como medida de protesta, lo promoverán en 600 escuelas en donde tienen afiliados. Sin embargo, no descarta que el número sea mayor, porque han recibido llamadas de afiliados de otras gremiales, incluso de Andes 21 de Junio, que están interesados en apoyar debido a la crisis que se vive en el seno de las escuelas.

En los últimos días, los titulares de educación han afirmado que están haciendo desembolsos paulatinos, en la medida que Hacienda transfiere los fondos.

Sin embargo, Zelada dijo que conoce casos de escuelas parvularias, centros escolares e institutos nacionales, en donde recibieron fondos incompletos, cuando a estas alturas ya se les tiene que haber entregado en su totalidad.

Paz Zetino Gutiérrez, secretario General de Bases Magisteriales, expresó que "el Ministerio de Educación está fracasado en ese aspecto (entrega de dinero). La información que tengo es que la situación es tan difícil que, incluso, la entrega del segundo uniforme , que estaba programada para estos días, la postergaron dos meses. Les dijeron a los proveedores : 'no lo entreguen, tómense el tiempo'. Eso sólo tiene una explicación: no les han pagado" .

Zetino Gutiérrez expuso que los docentes que fungen como directores y los mismos profesores de aula, están sumamente desesperados y les han empezado a insistir que como gremiales levanten la voz, pero no se quieren unir para hacer la petición.

"Siguen con el temor de que no van a conservar sus cargos, que van a tener represalias. Mientras todo eso pase, en realidad, el proceso educativo ha fracasado", agregó el dirigente de Bases, quien lamenta que los nuevos titulares no hablen con la verdad con respecto a si se tiene o no el dinero para pagar los compromisos.

"Lo más seguro es que vamos a hacer una conferencia para alertar al magisterio, en el sentido de que no solo está en riesgo la dotación de los recursos de funcionamiento en las escuelas y el pago a los proveedores, sino también la revisión salarial, que por ley debe hacerse cada tres años, pues se está agotando el tiempo para hacerlo porque tiene que ir en el presupuesto 2015", dijo.

En algunas instituciones que se consultó este miércoles, entre ellas el centro escolar Barrio Belén, de San Salvador y el centro escolar Las Cumbres, de Comasagua, La Libertad, se confirmó que aún no habían recibido el presupuesto de funcionamiento.

"Estamos en grandes dificultades por falta de recursos, porque con el presupuesto se cubre todo lo que es material didáctico, material de limpieza, material deportivo... Estamos con precariedades", reconoció Doris Yanet Montalvo, directora de la escuela Belén.

Mientras, en la escuela Las Cumbres de Comasagua, el director, David de León, afirmó claramente: "No hay ni un cinco. A pura obra de Dios, a puro milagro (están funcionando). Cada profesor comprando sus cosas, cada profesor poniendo para los plumones y, en algunos casos, fiando, porque del ministerio no hay un tan solo fondo a estas alturas".

Además, aclararon que hace dos meses solo les depositaron para pagar al proveedor de útiles, pero no a los de zapatos y uniformes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación