Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno de El Salvador pide a Israel que no cierre embajada

A raíz de la intención de Israel de cerrar su embajada, El Salvador ha anunciado que se vería obligado a hacer lo propio por una cuestión de reciprocidad

Primer ministro israelí, Benjamín Netanyah

El ministro salvadoreño de Exteriores, Hugo Martínez, pidió hoy a Israel que no clausure su embajada en El Salvador y recuerda la labor del diplomático Arturo Castellanos durante el Holocausto como sólida base de amistad entre los dos pueblos. 

En un artículo de opinión que publica en el principal medio israelí, el Yediot Aharonot, Martínez apela a todos los israelíes con la memoria del Holocausto para pedirles la cancelación del cierre de la legación en El Salvador, prevista para 2017 por motivos presupuestarios. 

"La actividad humanitaria de Castellanos escribió uno de los capítulos más importantes de nuestra diplomacia. En la práctica, sentó las bases para que El Salvador reconociera a Israel en 1948, lo que condujo a unas relaciones entre nuestros dos pueblos que sólo se han intensificado con el tiempo", escribe el ministro. 

Arturo Castellanos fue un militar y diplomático salvadoreño que durante la Segunda Guerra Mundial estuvo destinado en Ginebra, donde facilitó pasaportes a decenas de miles de judíos húngaros para que pudieran salvarse de los nazis. 

En 2010 la institución israelí Yad Vashem, que guarda el recuerdo de los seis millones de judíos asesinados por los nazis le concedió el título de "Justo entre las naciones" en reconocimiento a esa labor. 

Siga leyendo: El Salvador no moverá embajada en Estado de Israel

Martínez recuerda también a la comunidad judía salvadoreña y la cooperación que Israel brinda a su país en campos como la agricultura, medicina, seguridad e iniciativa empresarial como base de unas relaciones históricas que pueden verse afectada por el cierre de embajadas. 

A raíz de la intención de Israel de cerrar su embajada, El Salvador ha anunciado que se vería obligado a hacer lo propio por una cuestión de reciprocidad, generando un debate en círculos diplomáticos de los dos países sobre la conveniencia de este proceder. 

El canciller salvadoreño reconoce que su gobierno recibió con "sorpresa" y "desconfianza" la decisión israelí porque también su país tiene "limitaciones presupuestarias". 

A pesar de las limitaciones, "siempre tuvimos la determinación de mantener abierta nuestra embajada, porque nuestras relaciones con Israel son prioritarias dentro de nuestra política exterior". 

"E identificamos la dinámica existente entre países que tienen legaciones físicas", escribe sobre la decisión israelí de trasladar las funciones de representación ante El Salvador a una de sus embajadas en otro país centroamericano. 

"Sin una representación permanente israelí en El Salvador (..) será difícil mantener nuestra cooperación bilateral y regional en una serie de asuntos", advierte. 

El cierre de la legación israelí en el país centroamericano se enmarca en los recortes presupuestarios previstos por la Cancillería, y que afectan a otros cuatro países en otros continentes. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación