Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno de Funes proporciona menos alimentos a escolares

Antes, como parte del Programa de Alimento y Salud Escolar, las escuelas recibían alimento para 120 de los 200 días lectivos. Ahora solo reciben para 75 y en menor cantidad

Para que los alimentos alcancen para todos las porciones a repartir tienen que ser más pequeñas.

Para que los alimentos alcancen para todos las porciones a repartir tienen que ser más pequeñas.

Para que los alimentos alcancen para todos las porciones a repartir tienen que ser más pequeñas.

Los directores y docentes de centros educativos del país afirman que, si bien el Ministerio de Educación (Mined) adelantó la primera entrega de los alimentos para repartir el refrigerio a los alumnos este año, la cantidad es menor que la que recibían en anteriores gestiones de gobierno. A eso se suma que más de un director o docente tiene mala experiencia con la calidad de los productos.

Además, cuestionan que se haya quitado a las instituciones educativas el bono que les permitía comprar ingredientes para variar el menú y contratar una cocinera en el caso de que los padres de familia no brinden ayuda para cocinar, como se pretendía.

Según informes emitidos el 29 de enero por el Mined, los alimentos fueron entregados entre el 28 de enero y el 21 de febrero. En total, Educación tenía programado entregar 2,748.81 toneladas métricas de alimentos como parte del Programa de Alimentación y Salud Escolar (PASE), creado décadas atrás.

Este programa, según el Mined, estaría beneficiando a 440 mil estudiantes de 5,104 escuelas públicas del país, incluidos 150 institutos nacionales. También 236 centros de Atención Inicial del Isna y 44 Centros Rurales de Nutrición del Ministerio de Salud.

"En Cuscatlán fue entregado completamente. Lo que sí observamos, en primer lugar, es que solo es para 25 días; segundo, que han reducido bastante las porciones que se le dan a cada centro escolar por estudiante", afirmó Manuel Molina, director del Centro Escolar Cantón San Francisco, de esa localidad.

Refiere que para sus 164 estudiantes solo les han entregado cinco bolsas de leche de cinco libras para 25 días de clase. Solo les han dado un saco de frijol, cuatro sacos de arroz, un saco de azúcar y nueve botellas de aceite.

"Nosotros manteníamos un promedio de 120 días (de refrigerio) anteriormente. Fue con el gobierno del Presidente Funes que el alimento bajo a 75 días y se nos bajó las porciones que se nos daba cuando se anunció que iban a ampliar a tercer ciclo y bachillerato entiendo", explicó Molina, sin dejar de lamentar que esta vez el gobierno aceleró la entrega como parte del tema electoral.

El director del Centro Escolar Cantón San Francisco, al igual que otros entrevistados, desconoce cuándo será la segunda entrega de alimentos, pero la experiencia les indica que será en mayo o junio y, la última entrega, agosto o septiembre. Eso equivale a 25 días de refrigerio escolar por trimestre.

Esto significa que 125 día lectivos los alumnos no reciben alimento. En opinión de Molina, el dinero que el gobierno está invirtiendo en la campaña electoral lo debería destinar al programa, con el fin de incrementar el número de días y de centros educativos beneficiados. Según este educador, el tema del refrigerio escolar también debería ser acompañado de campañas de desparasitación en las instituciones educativas antes de que inicie el año escolar, pues de lo contrario hay menos garantía del beneficio que pueda tener para los niños y jóvenes.

En el centro escolar Cantón Perulapa, de San Pedro Puxtla, Ahuachapán, el director Abel Zelada, explicó que les han informado que el 26 de febrero les entregarán los alimentos para el centro.

"Eso es temprano. Otras veces hasta en marzo han estado entregando (la primera parte). Estas escuelitas las dejan de último. El año pasado la primera entrega fue mala, porque no había pasado ni un mes y se estaba arruinado, sobre todo el arroz, y los frijoles estaban muy duros", comentó Zelada. Él asegura que a los estudiantes de esa zona no se les da leche fluida de vaca. El educador considera que en esta comunidad el alimento para los estudiantes es muy importante porque viven en la extrema pobreza.

"Y no necesitan solo alimentos, sino muchas cosas más", señaló recordando que, con la forma de distribución actual, los alumnos dejan de tener refrigerio algunos meses.

José Ernesto Cuéllar, director del Centro Escolar San Carlos Lempa, en La Paz, explicó que a ellos les dieron alimentos para 30 días. "Yo trato la manera de irlo haciendo más larguito. Comen las porciones (no se pueden repetir aunque tengan más hambre). Ya hemos solicitado (otros alimentos), pero como esto es nacional nos toca frijol durito y arrocito", explica el educador quien todavía recuerda que antes, como parte del programa, les daban carne enlatada.

Cuéllar afirma que en ese centro educativo los alimentos son muy esperados por los 323 estudiantes que atienden en dos turnos, y el cien por ciento consume la leche.

En el centro escolar Montecarmelo el problema que enfrentan es que les han entregado alimentos para 25 o 30 días, pero la matrícula les ha aumentado y lo que el Ministerio les asigna es con relación a la matrícula de años anteriores. Antes tenían 500 alumnos y hoy hay 50 más.

El director de esta institución, Saúl Rosales, considera que el alimento escolar debería de contemplar otros productos nutritivos.

"La verdad es que ellos venden otra imagen. Nos dicen alimentos, pero solo hablan de frijoles, arroz, leche, aceite, bebida fortificada, pero acuérdese que los alumnos se aburren de lo mismo. Nosotros tenemos que ver cómo sacamos (dinero) de otro rubro para darles variedad", expuso Rosales.

Otro docente, Francisco Zelada, del centro escolar Planes de Mariona, en Mejicanos, lamenta que las cantidades de alimentos sean menores. También cuestiona que en algunos casos las escuelas dejan de recibir uno de los productos básicos, como les ocurrió a ellos el año pasado con la leche en polvo. "Hoy la entregan, pero no en la misma cantidad de antes", afirmó.

Zelada, quien también es dirigente de la gremial de docentes (Simeduco), expresó que al inicio del actual gobierno tuvieron conversaciones con el exministro de Educación y ahora candidato a la presidencia por el FMLN, Salvador Sánchez Cerén, en las que se acordó agregar otros productos para el refrigerio, entre ellos galleta y jugo fortificado, pero al final no se concretó nada.

"Eso lo tiraron al cesto de la basura. Las propuestas que se negociaron en el inicio de la gestión de este gobierno las ignoraron , así como han ignorado otros temas. Solo han sido espacios de desgaste político", lamentó el director y sindicalista tras insistir que "el programa ha ido de mal en peor".

El director del Centro Escolar Planes de Mariona sostiene que el PASE debe mejorarse en la cantidad de alimento que se entrega, en la calidad y en el tiempo de entrega, considerando que los cuatro años anteriores hubo retraso.

Para Mario López, docente del centro escolar República de Argentina, en la capital, cualquier mejoría que hay en las escuelas respecto al alimentos se da porque los directores buscan otras alternativas, no porque el gobierno haya mejorado. Además, coincide con los especialistas en educación en que se debe evaluar el impacto en los alumnos con base en los resultados académicos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación