Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno aún sin aclarar el acuerdo con Petrocaribe

Ayer se reunieron los cancilleres de El Salvador y Venezuela, pero no explicaron en qué consiste el tratado

El canciller Hugo Martínez y su homólogo, Elías Jaua, firmaron ayer dos compromisos encaminados a tomar acuerdos a futuro sobre comercio y energía.

El canciller Hugo Martínez y su homólogo, Elías Jaua, firmaron ayer dos compromisos encaminados a tomar acuerdos a futuro sobre comercio y energía.

El canciller Hugo Martínez y su homólogo, Elías Jaua, firmaron ayer dos compromisos encaminados a tomar acuerdos a futuro sobre comercio y energía.

Pese a la reunión sostenida ayer entre el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, con su homólogo venezolano Elías Jaua, sobre aspectos de cooperación, entre ellos el acuerdo energético Petrocaribe, el Gobierno aún no ha dado los detalles ni las condiciones en las que se firmará dicho convenio.

De hecho, lo que ambos cancilleres firmaron ayer fue únicamente una declaración conjunta en la que se comprometen a iniciar las negociaciones que deriven en la firma del instrumento de cooperación, contrario a lo que dijo el jueves el secretario general del FMLN, Medardo González, al señalar que Jaua visitaría hoy el país para firmar el acuerdo energético.

Además, los cancilleres firmaron otro memorándum en el que se comprometen a reanudar conversaciones para la renegociación del acuerdo de alcance parcial en materia comercial, que consiste en "ampliar la lista de productos que tenemos en el acuerdo que ya existía entre Venezuela y El Salvador".

"Entiendo que lo que se ha expresado por diferentes actores de la vida nacional es que estamos dando un banderillazo de salida al proceso de negociación para la firma de ambos instrumentos. La adhesión a Petrocaribe la oficializamos el 2 de junio. Hoy estamos oficializando el inicio de las negociaciones para, ojalá, llegar a final de año a firmar ambos acuerdos", explicó Martínez.

Sin embargo, los aspectos centrales como los montos de intereses, plazos, financiamiento, comercialización, utilidades, entre otros, aún no han sido aclarados por ninguno de los gobiernos.

Es más, el jueves pasado, el secretario técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, dijo que esos aspectos serían discutidos en la reunión de ayer, pero el canciller Martínez se limitó a decir que los acuerdos firmados ayer serán dados a conocer en su momento.

Explicó que aún no se ha determinado si es deuda soberana, que requiere de mayoría calificada (56 votos) del Congreso para ser aprobada. De lo contrario, solo se necesitan 43 voluntades.

"Todavía tiene que ir a consolidarse en el acuerdo entre Gobierno y tiene que irse a consolidar a la Asamblea Legislativa. Si es un simple acuerdo comercial que no implica financiamiento externo, se aprueba por mayoría simple; si implica financiamiento, requiere mayoría calificada", explicó.

Por su parte, el canciller venezolano se mostró optimista por que el país ingrese al acuerdo energético, que consideró un instrumento de cooperación diferente.

"Es un instrumento que demuestra que es posible otro tipo de cooperación, otro tipo de solidaridad mucho más allá de libre mercado, sino una cooperación donde los pueblos se complementen en sus capacidades productivas", dijo.

Para Jaua, este instrumento servirá para que ambos países se beneficien con productos que ayudarán a ambos gobiernos.

"El Salvador tiene un alto potencial económico, productivo, agrícola que nos ha permitido intercambiar en una ecuación perfecta de ganar-ganar, hasta ahora con mecanismos locales, alimentos para el pueblo venezolano y energía para el pueblo salvadoreño", sostuvo.

También explicó que Venezuela espera cooperar con El Salvador en materia migratoria, educación, comercio aéreo, entre otros puntos.

Piden transparencia

De acuerdo con representantes de la empresa privada, su insistencia de conocer el proyecto se basa en los beneficios o inconvenientes que le pueda traer al país la firma del acuerdo energético, el cual permitiría, según el Gobierno, intercambiar productos de manufactura por combustible para ahorrar en la factura petrolera nacional.

El presidente de la Cámara de Comercio, Luis Cardenal, criticó que el acuerdo se esté tomando sin dar mayores detalles sobre los términos del mismo.

"No es la señal que el país necesita, que las cosas se comenzarán a hacer de forma diferente sin ocultarle a la población de cuáles son los compromisos que se están adquiriendo y quiénes van a ser los beneficiados si es que existen beneficios de este tratado", consideró.

Por otra parte, sostuvo que si el tratado tiene como componente un crédito para el país, se debe determinar que éste no afecte las ya deterioradas finanzas del país y que no sea utilizado con otros fines.

"Nosotros señalamos que si bien hay beneficios al hecho de recibir un crédito a largo plazo, tenemos que garantizar que ese crédito sea bien utilizado, que no sea manejado con fines políticos partidarios o populistas", dijo.

En la misma línea, el presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Javier Simán, consideró que se debe manejar el tema con mayor transparencia.

"Nosotros hemos venido insistiendo de que se tiene que manejar con total transparencia porque necesitamos saber en qué términos se está ingresando a este convenio, y como todo convenio internacional tiene que ratificarse en la Asamblea Legislativa", acotó.

Simán agregó que, por tratarse de un acuerdo internacional, no se puede manejar sin explicar los alcances del mismo.

"No podemos opinar sobre algo que no conocemos, por eso nuestra insistencia que se dé a conocer bajo qué términos se está ingresando, eso es lo que necesitamos saber: qué compromisos está adquiriendo el Gobierno de El Salvador, porque este es un convenio internacional, no se puede manejar a oscuras", sostuvo el empresario.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación