Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La generación de energía es una mina de oro para el gobierno

INE ha tenido dividendos por más de $173 millones durante actual periodo de Mauricio Funes, según Zamora

La generación de energía es una mina de oro para el gobierno

La generación de energía es una mina de oro para el gobierno

La generación de energía es una mina de oro para el gobierno

A pesar de que la generación de energía geotérmica se estancó a partir de 2008 por la demanda que Enel interpuso al Gobierno, LaGeo ha estado produciendo energía por sobre los 1,400 gigavatios/hora cada año y obteniendo millones de dólares en ganancias, cuyo mayor porcentaje va a las arcas de la INE.

Según los registros contables de esta sociedad anónima, la generación de energía geotérmica por parte de LaGeo le ha significado a esta subsidiaria dividendos por $173 millones hasta 2012.

Además INE generó otros $36 millones de utilidades por sus propias operaciones, con lo que suma $209 millones.

Sin embargo las ganancias que esta subsidiaria le ha transferido a Cel (su creadora) apenas han sido de $102 millones.

La pregunta es ¿dónde están los otros $107 millones?, dice el diputado de ARENA, Edwin Zamora, quien ha participado de la comisión que estudia el caso en la Asamblea Legislativa.

Pero además los gastos de administración y producción de la INE se han duplicado en los últimos años pues en 2007 y 2008 sus costos fueron de entre $9.2 y $11.1 millones, pero en 2012 aumentaron a $21.7 millones.

A Zamora le resulta sospechoso que la subsidiaria haya incrementado sus costos, pues no necesariamente tendrían que haber aumentado de acuerdo a la producción de energía.

¿Y quién se beneficia de los casi $500 millones de sobreprecio que ha tenido la energía geotérmica desde 2008?

Según las estadísticas, la INE se ha quedado con $179.5 millones, mientras que Enel ha tenido ingresos por $42.5 millones, pues a pesar de que no está de acuerdo con la política comercial que se sigue, continúa como accionista de la empresa y por tanto, recibe su parte.

Millonaria transferencia

Lo increíble de todo es que esta autónoma no puede ser auditada por la Corte de Cuentas pues es una sociedad anónima, prácticamente, una empresa privada en la que la entidad contralora no tiene jurisdicción para pedir estados financieros.

Para Zamora este punto es preocupante, pues dice que una figura como INE no debería ser el principal accionista de una empresa que genera tantos ingresos pues puede convertirse "en un botín para los funcionarios públicos que pueden usar ese dinero para fines muy distantes a los que queremos ver los ciudadanos", aseguró el legislador.

Su historia

La INE fue creada, en principio, para fines más sociales que lucrativos. En 2004 el entonces presidente de la Cel, Guillermo Sol Bang, decidió crear esta institución para que capitalizara la central térmica Talnique, pues el país afrontaba una crisis energética y era necesario que esta institución la manejara.

Pero el proyecto no arrancó durante todo este tiempo y no fue sino hasta 2006 el presidente de la Cel, Nicolás Salume, decidió transferirle a la compañía sus acciones en LaGeo. INE, una empresa de tan solo un millón de dólares, pasó en un solo año a tener un capital de $182 millones gracias a la transferencia accionaria de la Cel.

Desde ahí, INE pasó a ser la principal accionista de LaGeo y por tanto, de sus ganancias. Sol Bang dice hoy que fue a partir de esa transferencia que comenzaron los problemas.

Zamora agrega que fue a partir de ese año que los precios de venta de la energía geotérmica comenzaron a subir, desde $69 MWh en 2006, hasta alcanzar los $175 MWh en 2012.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación