Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gemelas separadas el lunes se recuperan en el Bloom

La operación de separación fue compleja y larga; participaron al menos 18 profesionales de la salud

Gemelas separadas el lunes se recuperan en el Bloom

Gemelas separadas el lunes se recuperan en el Bloom

Gemelas separadas el lunes se recuperan en el Bloom

Las gemelas que nacieron unidas por el abdomen y que fueron separadas por especialistas del hospital Bloom se encuentran estables, en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN).

El cirujano, Ulises Iraheta, manifestó que las bebés permanecerán con respiración asistida hasta que recuperen fuerza y puedan respirar por sí mismas.

"Están bien, siguen intubadas, han orinado bien; están estables", comentó Iraheta quien estuvo a cargo de la cirugía de separación de las siamesas. La operación se realizó el lunes 26, el procedimiento inició a las 8.00 de la mañana y terminó casi a la 1:00 de la tarde.

Las niñas nacieron el domingo 18 en el hospital nacional de Ahuachapán, en el occidente del país, a las 34 semanas de gestación; llegaron al mundo unidas por el abdomen, a este tipo de siameses se les conoce como onfalópagos.

Los estudios médicos que les realizaron a las bebés, entre ellas una resonancia magnética, determinaron que compartían una parte del hígado.

En la cirugía participaron 18 profesionales de la salud del Bloom, entre ellos Iraheta como cirujano principal, José Rotman, cirujano neonatólogo, Luis Meléndez, jefe de la División Quirúrgica, la jefa de residentes de Cirugía, dos médicos residentes, anestesiólogos, técnicos en anestesia y enfermeras.

Iraheta califica la cirugía como compleja, en la exploración que realizaron encontraron dos cavidades peritoneales, una de cada infante, también identificaron que cada una tiene sus riñones, útero entre otros órganos.

Con un equipo especial para evitar sangrados seccionaron el hígado, cada una tiene su propio sistema, estaban unidos en los más grueso del órgano.

"Como veíamos hipoplásico (desarrollo incompleto o detenido de un órgano) al gemelo derecho le exploramos las vías biliares para ver si estaban permeables, están estrechas, pero solo hay que observarlas para ver si funcionan o no, el otro (sistema) se mira bien", explicó Iraheta.

Después de separar a las siamesas, el doctor Meléndez con el doctor Rotman se encargaron se cerrar la operación de una de las gemelas, la otra cirugía la concluyó el doctor Iraheta con la jefa de residentes.

En el caso que a una de las niñas no le funcione el sistema biliar deberán realizarle otra operación para que elimine la bilis, de no hacerlo se corre el riesgo que le dé una cirrosis hepática.

Iraheta manifestó que mantendrán en observación a la niña que no tiene bien desarrollado el sistema biliar por lo menos una semana para verificar que le funcione.

Los embarazos de siameses se producen por un error en la división de las células de los embriones monocigóticos, se estima que ocurre uno por cada cien mil partos.

Con la separación de las bebés procedentes de Ahuachapán son 14 operaciones en las que ha participado Iraheta, la primera fue en 1981.

El cirujano explica que de todos los casos hay cinco en que ambos hermanos están vivos.

La mayoría son onfalópagos, es decir, que están pegados por el abdomen y el ombligo y uno de ellos pigópagos, unidos por el sacro. A parte de ellos ha operado siameses incompletos.

"Son raras estas cirugías, yo he hecho casi todas las del hospital a la fecha; ya hay gente capacitada para hacerlo, pero siempre entro por tradición", agregó el especialista.

Para Iraheta cada operación de estas significa un reto y cuando tienen buenos resultados una satisfacción. Cada vez que concluye una cirugía lo primero que piensa es que los bebés estarán bien, expresó Iraheta.

Uno de los casos que acaparó la atención es el de los hermanos santanecos Romero Castro, los niños compartían la parte media del hígado, fueron operados con éxito el 1 de febrero de 2008.

Iraheta dice que estos son los niños que ha tenido más cerca, recuerda que hace dos años, la abuela se los llevó porque los gemelos querían tomarse una foto con él.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación