Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fusades pide trasladar los fondos para el IAIP

El Ejecutivo ha objetado que no los asignó a una partida específica porque la entidad aún no había sido creada, sin embargo, Funes ya nombró a sus titulares

Los cinco comisionados del Instituto de Acceso a la Información Pública y sus suplentes, juramentados por Funes. foto edh /

Los cinco comisionados del Instituto de Acceso a la Información Pública y sus suplentes, juramentados por Funes. foto edh /

Los cinco comisionados del Instituto de Acceso a la Información Pública y sus suplentes, juramentados por Funes. foto edh /

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), exhortó al gobierno ayer a asignar una partida presupuestaria específica para el Instituto de Acceso a la Información Pública.

A través del departamento de Estudios Legales de Fusades se emitió un informe en el que exhortan al Ejecutivo a que oriente el dinero que posee la Secretaría de Asuntos Estratégicos para el Instituto.

Fusades enfatiza que pese a que el presidente Mauricio Funes juramentó en días pasados a los Comisionados del Instituto, estos no podrán ejercer su labor mientras no cuenten con los recursos, en cumplimiento de lo que establece el artículo 108 de la Ley.

Consultado al secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia y ministro de Educación, Hato Hasbún, durante la inauguración del Bulevar Monseñor Romero el año pasado, de que si el Instituto contaba con fondos para su funcionamiento, este contestó que no.

Sin embargo, a través de un boletín emitido el 19 de noviembre de 2012 por "Transparencia Activa", Luis Cruz, asistente jurídico de la Subsecretaría de Transparencia y Anticorrupción, aclaró que los fondos están en custodia en la Subsecretaría de Asuntos Estratégicos ante la falta del Instituto, en esa fecha.

"El ministerio de Hacienda optó por utilizar la partida presupuestaria de la Secretaría de Asuntos estratégicos como una especie de resguardo temporal para los $900 mil asignados al IAIP (Instituto de Información), una vez que el Instituto esté conformado y pueda preparar su propio plan de gastos será necesario que la Asamblea Legislativa modifique la Ley del Presupuesto General de la República", reza parte del comunicado enviado ese entonces.

El año pasado, Cruz justificó que una medida similar ocurrió en 2006 cuando se creó el Tribunal de Ética Gubernamental (TEG), pero que a diferencia del año pasado, en 2006, Hacienda disponía de una partida de Gastos Imprevistos, llamada "Partida Secreta" que fue declarada inconstitucional en 2010.

Pero de acuerdo con Fusades en el artículo 51 de la LAIP, se plasmó que el "Instituto se creó como una institución de derecho público, con personalidad jurídica y patrimonio propio, con autonomía administrativa y financiera".

El atraso en la creación del Instituto se debió a la falta de elección de los cinco comisionados que regirán dicha entidad y sus suplentes.

Funes tardó un año en elegir a dichos funcionarios, pese a que contaba desde febrero del año pasado con los candidatos escogidos por los distintos sectores de la sociedad para que los nombrara.

Funes los rechazó por considerarlos no "idóneos", amparándose en que el Reglamento de la Ley de Acceso a la Información se lo permite, sin embargo, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), declaró inconstitucionales cuatro artículos del Reglamento que el Ejecutivo elaboró para dicha ley, entre ellos la disposición que facultaba a Funes a vetar las propuestas de los candidatos a comisionados.

Ante esto, el sábado pasado Funes juramentó a los cinco comisionados del Instituto de Acceso a la Información Pública y a sus suplentes.

Es por eso que Fusades urge al Ejecutivo que ahora con el Instituto ya formado, traslade los $900 mil que tiene en custodia la Secretaría de Asuntos Estratégicos, para que los comisionados puedan ejercer de manera eficiente su tarea con "independencia" y de forma "técnica".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación