Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fusades: Es difícil mejorar la calidad educativa sin los maestros

Informe insta a a fortalecer la formación docente "Atraer y retener" talentos es uno de los mayores desafíos

Las políticas públicas docentes deberían definir el perfil del maestro y establecer mecanismos de evaluación. Foto EDH / Archivo

Las políticas públicas docentes deberían definir el perfil del maestro y establecer mecanismos de evaluación. Foto EDH / Archivo

Las políticas públicas docentes deberían definir el perfil del maestro y establecer mecanismos de evaluación. Foto EDH / Archivo

Los docentes son uno de los tres ángulos que forman el triángulo de la calidad educativa, según Helga Marchelli Cuéllar, directora del Departamento de Estudios Sociales (DES) de Fusades.

Por ello, El Salvador necesita políticas públicas docentes que, entre otros aspectos, permitan establecer "salarios e incentivos que atraigan y retengan a los más talentosos" y permitan crear "un sistema de información y evaluación que ayude a mejorar la práctica docente".

Esos son dos de los hallazgos del estudio "El Estado de las Políticas Públicas Docentes" presentado esta semana por Fusades a las autoridades del Mined y a representantes de gremiales docentes, asociaciones de colegios privados y universidades.

El documento, al que El Diario de Hoy tuvo acceso, es un informe de seguimiento que contó con el apoyo del Programa de Promoción de la Reforma Educativa en América Latina y el Caribe (PREAL).

Marchelli Cuéllar explica que el informe tomó en cuenta los datos e investigaciones disponibles, sin embargo, es "preliminar" y pretende ser un insumo para las discusiones que se lleven a cabo en el Consejo Nacional de Educación (Coned).

El documento reconoce el énfasis que en los últimos cinco años se ha dado a la formación docente; pero también plantea la falta de estímulos existente para que los estudiantes más talentosos se vean atraídos hacia el magisterio y no opten por otras carreras. Los bajos salarios y las difíciles condiciones de trabajo no favorecen que "los más talentosos" opten por ejercer el magisterio.

Por otro lado, se señala la falta de un sistema de evaluación para los docentes en ejercicio. Esto permite que una vez dentro del sistema, todos tengan garantizada su permanencia; independientemente del desempeño de cada maestro. Además, el hecho de que la Ley garantice que cada tres años se revisará el salario y cada cinco se aumentará podría ser un factor que en lugar de motivar "acomode" al docente.

Por ello, entre otros puntos, se sugiere reformar la Ley de la Carrera Docente.

Pero atraer y retener talentos no solo depende de incrementar salarios. Así como tampoco mejorar la calidad de la Educación depende por completo de aumentar el presupuesto asignado al equivalente del 6 % con respecto al PIB.

Lo primero que necesita el país , en palabras de Marchelli Cuéllar, es "tener claras las prioridades, ponernos de acuerdo en tres cosas mínimas y comprometerse". Ella considera que se necesita "tener una visión de país". Pues cuando se ha definido en el pasado el rumbo de la Educación no se le ha dado continuidad. "Lo hemos intentado, pero no hemos logrado concretarlo", afirmó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación