Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Funzel reporta siete tortugas baule en las costa salvadoreñas

En Funzel explicaron que esta especie marina es la que se encuentra en mayor peligro de extinción, por lo cual los ambientalistas están optimistas El año pasado solo hubo tres anidaciones

Residentes muestran una de las tortugas que llegaron a anidar a varias playas del país. FOTO EDH / CORTESÍA

Residentes muestran una de las tortugas que llegaron a anidar a varias playas del país. FOTO EDH / CORTESÍA

Residentes muestran una de las tortugas que llegaron a anidar a varias playas del país. FOTO EDH / CORTESÍA

Desde finales de noviembre a la fecha, siete tortugas de la especie baule, que está en mayor peligro de extinción a nivel mundial, han llegado a desovar a playas de la costa salvadoreña. La Fundación Zoológica (Funzel) espera que para enero y febrero de 2015 más quelonios hayan llegado.

Rodrigo Samayoa Valiente, director Ejecutivo de Funzel, expresó que el año pasado fue una de las temporadas de más baja anidación para el país; solo se tuvo el reporte de tres tortugas baule que anidaron. Pero este año, comenzando la temporada, ya reportan siete, lo cual significa que "va a estar my buena".

El promedio histórico de tortugas baule que vienen al país es de diez.

De acuerdo con los detalles brindados, los quelonios que llegaron recientemente desovaron en Barra Ciega, Los Cóbanos, San Diego, Toluca, Cangrejera, El Pimental, el Icaco y en este momento los huevos de cuatro de ellas están bajo el resguardo de Funzel y los de las otras tres están en manos de otras organizaciones.

Samayoa Valiente afirmó que esto es de gran trascendencia porque la tortuga baule del Pacífico es sumamente escasa, tanto que muchos científicos la consideran que es una causa perdida y no se va a lograr conservar, por ello, si logran tener éxito, en que nazcan los huevos eso será un evento de importancia mundial.

"Si lo pasamos al plano terrestre, estamos hablando como que acaban de aparecer aquí unos pandas: así de raras son estas tortugas", aseguró el director ejecutivo de la Fundación Zoológica.

Por ello no es extraño que los viveristas que tuvieron oportunidad de verlas llegar, depositar los huevos, e incluso tocarlas, como el caso de Willian Gaytán, estén muy orgullosos.

Una tortuga de esta especie (color negro con siete quillas a lo largo del caparazón) puede depositar alrededor de 80 huevos y tiene una estrategia de conservación. La mitad del producto que ponen es fértil y la otra mitad infértil.

"Ellas ponen primero los huevos fértiles en la parte baja del hueco que hacen en la arena y los recubren con otros (infértiles) que les ayuden a conservar las temperaturas y de los depredadores", explicó.

Así que los responsables de los nidos tienen que cuidar mucho que los huevos estén a la temperatura adecuada y que otros residentes no los roben y que no lleguen animales depredadores como perros y cangrejos a atacar los nidos.

Según el representante de la Funzel, son aproximadamente dos meses los que se tienen que esperar para ver que nuevas tortugas baule nazcan.

Expuso que tienen reportes de que en estos días otros ejemplares han llegado a anidar a playas de Costa Rica y Nicaragua.

¿A qué se deberá mayor presencia de baule este año en las playas nacionales? Samayoa Valiente expuso que no se puede definir una causa en este momento, pero no descarta que sea porque las condiciones de las playas salvadoreñas hayan mejorado para ellas.

Desde Funzel expresan que llevan 23 años en los esfuerzos de conservación de animales, pero los últimos ocho los ha dedicado a las tortugas y, últimamente, a las baule.

La organización llegó a trabajar en 30 playas no sólo para concienciar a los habitantes de que no dañen las especies de quelonios, sino también para organizarlos en defensa de las mismas.

Ahora ha focalizado su labor en la Playa San Diego, El Pimental e Isla Tasajera, y se esfuerza por involucrar en la causa a la empresa privada local e internacional.

La Fundación cuenta con el apoyo de unas once compañías que colaboran de distinta forma, pero advierte la necesidad de que más empresarios y personas naturales se sumen a esta buena causa.

En lo que va de este año la organización ha invertido 220 mil dólares en los esfuerzos de conservación de la baule, pero, según los miembros de la misma, se requiere más financiamiento.

De igual forma hacen un llamado a las autoridades correspondientes para que hagan cumplir la ley ambiental correspondiente, en aras de terminar con las prácticas de pesca y comercialización ilegal que afectan la lucha por conservar estas especies.

La tortuga baule puede llegar a medir 210 centímetros de largo y deposita entre 70 a 110 huevos en cada anidación.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación