Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Funes se quejó de la "confidencialidad" en su programa sabatino

El gobernante arremetió contra las advertencias que ha recibido de que revelar información secreta es delito federal.

Funes se queja de la reserva de EE.UU. sobre sus documentos, cuya violación puede constuir un delito federal. foto edh

Funes se queja de la reserva de EE.UU. sobre sus documentos, cuya violación puede constuir un delito federal. foto edh

Funes se queja de la reserva de EE.UU. sobre sus documentos, cuya violación puede constuir un delito federal. foto edh

El presidente Mauricio Funes se quejó el sábado pasado de las advertencias que ha recibido sobre la confidencialidad de documentos del Gobierno de los Estados Unidos.

Visiblemente alterado, Funes se quejó de que hay sectores que lo quieren callar bajo el argumento de la "confidencialidad" para que el pueblo salvadoreño no conozca el destino de 10 millones de dólares, sin tomar en cuenta que son disposiciones de un convenio internacional suscrito por El Salvador.

"El problema ahora, según algunos analistas, el problema ahora, según algunos dirigentes de ARENA, el problema ahora, según El Diario de Hoy y su posición editorial, es que el Presidente violó la reserva no importa de qué se trate, son 10 millones de dólares que no sabemos adónde han ido a parar", dijo Funes en su programa sabatino "Conversando con el Presidente" .

"No sabemos si finalmente vinieron o no vinieron , lo único que sabemos es que se emitieron esos cheques a nombre del expresidente Flores", afirmó Funes, quien ha retrocedido en sus señalamientos al punto de decir que "él no acusa a Flores" como al inicio.

Funes reveló durante una entrevista televisiva en el canal VTV un supuesto informe del Departamento del Tesoro en el que se señala que el expresidente Francisco Flores está siendo investigación por operaciones sospechosas de 10 millones de dólares que, se supone, recibió como donativo del Gobierno de Estados Unidos.

Ante esas revelaciones, analistas estadounidenses aseguraron, recientemente, que Funes pudo haber violado la reserva que se le da a ese tipo de información de acuerdo al convenio internacional de confidencialidad de operaciones financieras que ha sido suscrito por el Gobierno de El Salvador. La violación de esa confidencialidad podría llegar a constituir un delito federal y hasta un conflicto diplomático que pondría en problemas al Gobierno salvadoreño.

Incluso el fiscal general, Luis Martínez, trajo a cuenta que el artículo 22 de la Ley de Lavado de Dinero prohíbe a cualquier persona revelar públicamente información sobre investigaciones que estén en curso.

Flores retó a Funes a probar sus acusaciones, pero el gobernante se limitó a decir que él no lo estaba acusando y lo llamó a decir si recibió o no ese dinero, o si lo devolvió.

El mandatario dijo que "lo que estamos diciendo es que no sabemos adónde ha ido a parar ese dinero, y que el Gobierno no tiene evidencias porque la hemos buscado; ¿adónde fueron a parar esos diez millones de dólares?".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación