Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Funes desiste de juicios contra diputados y dirigente de ARENA

Insiste en que sí fue calumniado, pero que los perdona y quiere contribuir a la paz y unidad

Funes declaró a la 102nueve que analiza volver al Parlacen porque CSJ no le ha notificado fallo que lo inhabilita. foto edh / archivo

Funes declaró a la 102nueve que analiza volver al Parlacen porque CSJ no le ha notificado fallo que lo inhabilita. foto edh / archivo

Funes declaró a la 102nueve que analiza volver al Parlacen porque CSJ no le ha notificado fallo que lo inhabilita. foto edh / archivo

El expresidente Mauricio Funes desistió ayer de continuar con los procesos judiciales en contra de dos diputados de ARENA y de un dirigente de ese partido, a quienes ha acusado de calumniarlo al involucrarlo, según él, en el accidente de un lujoso automóvil marca Ferrari, en la madrugada del 18 de febrero pasado.

En un comunicado, Funes dice que, pese a que tiene "las pruebas necesarias para demostrar" la calumnia, no procederá contra los diputados Roberto d'Aubuisson y Ana Vilma de Escobar, ni Ernesto Muyshondt, vicepresidente de ese partido político.

"Desisto soberanamente y en el ejercicio de mis libertades constitucionales, continuar con los procesos judiciales contra Ernesto Muyshondt y Ana Vilma de Escobar y solicito a la Honorable Asamblea Legislativa, a través de su presidente diputado, Sigfrido Reyes, que archive el expediente que se ventila contra el diputado Roberto d'Aubuisson", dice Funes.

Esta decisión viene en momentos en que la Sala de lo Constitucional de la CSJ estudia una demanda contra las comisiones de antejuicio de la Asamblea Legislativa para desaforar a los dos diputados y que han marginado a la Fiscalía General de la República.

Funes dijo ayer en el comunicado que su decisión la basa en que el país demanda "tranquilidad y distensión política", y que quiere contribuir al proceso de unidad nacional que dice ha iniciado el presidente Salvador Sánchez Cerén.

Pero Muyshondt, dijo que la decisión de Funes es obligada por la "derrota" que ya obtuvo en el tribunal, cuando lo demandó por calumnia, y las obtenidas en los antejuicios a De Escobar y de D'Aubuisson.

Por su parte, D'Aubuisson dijo, en su cuenta de Facebook, que el caso promovido por Funes le dejaba "claro que lo que se intentaba era callarme, atentar contra la libertad de expresión y opinión que nos otorga la Constitución de la República y se respeta en un estado democrático y constitucional de Derecho, lo cual se agrava tratándose de un representante del pueblo".

De Escobar prometió dar su reacción, pero no lo hizo.

Horas después del choque del Ferrari contra un árbol en la plaza Masferrer, Funes fue operado en la cadera, en un hospital privado. De Escobar dijo, pocos días después, que tenían informes de que el mandatario había regresado en la madrugada de un viaje al exterior y se trasladó del aeropuerto a la Residencia Presidencial en un auto junto a otras personas, en horas que coincidían con el accidente.

Funes confirmó que ese día y a esa hora regresaba de un viaje de Panamá, pero ha negado que se condujera en el Ferrari. Ayer lo reiteró en su comunicado, en el que insistió, además, que su fractura de cadera se debió a una caída en la Residencia Presidencial y a padecimientos de artrosis.

De Escobar, D'Aubuisson y Muyshondt pidieron a la Fiscalía que esclareciera los hechos que causaron revuelo en las redes sociales.

Muyshondt sostuvo que la reacción de Funes, ante las peticiones de investigación que hicieron, fue por "persecución política" y que desistir de continuar procesos judiciales en su contra y de sus dos colegas de partido es porque no tienen un sustento jurídico.

"Finalmente y luego de varios meses de estar insistiendo en estos procesos de persecución política, él haya decidido pasar la página... creo que no es tanto una decisión de él, sino una decisión obligada por la derrota judicial que él tuvo, pero me alegro, porque el país necesita generar un clima de diálogo y de consenso y estos procesos de persecución no abonan a eso", afirmó.

El juez anuló la demanda en contra de Muyshondt, alegando que Funes no cumplió el proceso al no recurrir a la ley de rectificación y respuesta en los 15 días siguientes al supuesto agravio.

Funes no apeló y ayer, en declaraciones a la radio 102nueve, se quejó de que "los dados estaban cargados", y que debido a que "hay jueces que no toman las decisiones apegados al derecho, por eso no me voy a someter a este proceso".

Muyshondt cuestionó que Funes dijera que los perdona "por los agravios cometidos en contra de mi persona, de mi familia y del FMLN, en el entendido que fueron afirmaciones hechas en el contexto de una campaña electoral, y les invito a sumarse al patriótico esfuerzo de sacar adelante a nuestro país".

Dijo que no tiene nada que perdonarles, Funes, porque no lo han calumniado, sino, solo han pedido que se esclarezca su relación con el Ferrari accidentado, pues agrega, las dudas "persisten en la inmensa mayoría de la población".

También criticó que les inste a sumarse al proceso de unidad nacional, pues ese llamado se lo hicieron ellos a Funes hace varios meses.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación