Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fundación Vida dice que a las autoridades no les interesan los pacientes renales

El director de la entidad opinó que el enfoque de la atención que se les ofrece es "macabro"

Pacientes con enfermedad renal reciben la terapia de diálisis en el Seguro Social.

Pacientes con enfermedad renal reciben la terapia de diálisis en el Seguro Social.  | Foto por Archivo

Pacientes con enfermedad renal reciben la terapia de diálisis en el Seguro Social. 

Ernesto García, director de la Fundación Vida, manifestó que es cierto que la diálisis ambulatoria es uno de los mejores tratamientos para las personas con insuficiencia renal terminal, pero el Seguro Social no se ha preocupado en educar a los pacientes en ese punto.

García expuso que ese tipo de programas descongestiona el hospital y la inversión es menor, pero el problema también es que no realizaron un estudio socioeconómico para determinar qué pacientes tienen la capacidad de incorporarse a esa terapia y quiénes no.

"Al sistema de salud y al Gobierno no le importa la insuficiencia renal, estamos hablando de la primera causa de muerte hospitalaria y es como que si habláramos de una enfermedad que solo le da a 10 personas", dijo el director de la Fundación Vida.

García explicó que hay personas que no tienen espacio para construir el cuarto con los condiciones necesarias para realizarse la terapia, o están alquilando y dependen del ISSS para tener su tratamiento.

"Si no tiene adónde hacerse su diálisis, su cuarto especial que se necesita y que el Seguro sabe que se necesita, ¿cómo lo van a mandar para su casa?", agregó.

El director de la Fundación Vida expresó que no puede ser una decisión de la noche a la mañana, porque es un procedimiento médico que conlleva sus riesgos.

"No puede ser que le digan de la noche a la mañana: 'mire, lo vamos a poner en ambulatoria porque a hemodiálisis no lo pueden pasar', ya no tienen plata", agregó García.

El director de la Fundación Vida considera que al Gobierno no le importa la enfermedad renal y que en el sistema de salud pública las condiciones son peores.

"Todo el aspecto que rodea el tratamiento, ya sea hemodiálisis o diálisis, en el ISSS y todavía más en hospitales nacionales, responde a un enfoque macabro, que dice solo los vamos a sostener mientras se mueren, porque ese el enfoque que tienen", acotó.

De acuerdo con los registros del Ministerio de Salud (Minsal) de enero al 5 de junio, han ingresado al sistema 3 mil 70 personas con insuficiencia renal crónica; de ellos 1,523 proceden del área urbana; el resto, de lo rural.

De los pacientes que fueron hospitalizados, el mayor porcentaje tiene más de 20 años de edad. Del total, 2 mil 80 son del sexo masculino.

En ese periodo, el Minsal reporta la defunción de 338 personas con la enfermedad, 177 tenían entre 20 y 59 años , 154 más de 60 años, y siete entre 10 y 19 años.

El reporte epidemiológico del Minsal detalla que el 46.4 % de las personas falleció antes de las 48 horas de haber sido ingresado. La letalidad hospitalaria es del 11 %.

El año pasado ingresaron a los hospitales a 5 mil 900 personas con insuficiencia renal. De ellos, 673 fallecieron. El deceso en más de la mitad ocurrió después de las 48 horas de hospitalización.

San Salvador, San Miguel, Santa Ana, Usulután, Sonsonate, La Libertad y La Paz son los departamentos de donde procede el mayor porcentaje.

El informe de labores 2013-2014 del Minsal sostiene que la enfermedad renal crónica es la primera causa de mortalidad hospitalaria en hombres.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación