Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Frustración sindical invade las calles

Médicos, excombatientes y maestros se quejan del Gobierno

Frustración sindical invade las calles

Frustración sindical invade las calles

Frustración sindical invade las calles

Las denuncias y protestas han estado a la orden del día durante los meses previos a las elecciones del domingo. Ayer, decenas de maestros marcharon para exigir a las autoridades de Educación que cumplan con la Ley de la Carrera Docente y aumente sus salarios.

La semana pasada, en el Colegio Médico, doctores de distintas especialidades médicas advirtieron que el sistema de salud público está en crisis.

Desde el 16 de febrero, un grupo de veteranos del conflicto armado se mantiene apostado en huelga de hambre en la plaza Las Américas.

Ahí, a un costado del monumento a El Salvador del Mundo, cuelga una pancarta que reza: "¡Mal paga el diablo a quien bien le sirve!".

Es así como sindicatos y sectores de la sociedad que antes tuvieron el respaldo de quienes ahora están en el gobierno se han volcado a las calles a exigir que les cumplan lo prometido.

Rodolfo Canizález, del Sindicato de Médicos del Hospital Rosales, negó que sus denuncias tengan tinte político electoral; algo de lo que suelen acusarlos las autoridades: "Nuestras protestas vienen desde el año 2010 por las deficiencias que hay en nuestro hospital de anestésicos, de camas, de medicamentos, de insumos, de ropa, de todo".

El Sigesal del hospital San Rafael también ha denunciado y protestado por la falta de medicinas y por los ascensores averiados.

Paz Zetino Gutiérrez, Secretario General de Bases Magisteriales, también negó que detrás de sus protestas esté algún partido político de la oposición. En sus palabras: "Quien piense que lo que hicimos ahora es una acción electorera, en realidad es un necio político".

Recordó que el 3 de febrero, frente al Mined, advirtió que lo más seguro era que iban a terminar el mes con una protesta. "Ojalá que en ese momento no nos estén acusando de que estamos favoreciendo o desfavoreciendo a algún partido", dijo entonces.

"¡A nosotros ningún partido nos jala las pitas, a nosotros nos jala las pitas la realidad de los problemas que tenemos", afirmó ayer.

Tanto maestros como médicos marcharon los primeros años de este siglo en compañía de miembros del FMLN que ahora son funcionarios públicos. La actual ministra de Salud, Violeta Menjívar, y el diputado efemelenista Guillermo Mata Benett acompañaron las marchas blancas. Ahora, los médicos junto a los que marcharon son uno de sus dolores de cabeza.

Canizález, quien en 2002 era parte de la junta directiva del Colegio Médico, asegura que el objetivo de esas marchas era evitar que se privatizara el sistema de Salud. Ahora afirma: "El Frente se aprovechó de nuestros esfuerzos, de nuestras luchas, para sacar un provecho de tipo político a beneficio de ellos. La ideología de izquierda que ellos dijeron tener, completamente falsa".

Maestros, médicos y veteranos de guerra dicen sentirse traicionados. Pues quienes un día les ofrecieron atender sus demandas y mejorar la Educación y la Salud Pública son ahora quienes refutan sus denuncias y solicitudes.

"Por eso es que nosotros decimos: 'Bueno, ahora, ¿y estos? ¿qué pasa? ¿por qué están en contra de los trabajadores? (...) Tenemos que defendernos. No es porque nos esté pagando o manipulando ARENA", concluye Canizález.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación