Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Francia promete devolver “golpe por golpe” a terroristas

129 muertos y 352 heridos deja ataque perpetrado por tres equipos de terroristas bien entrenados.

La gente deja flores y mensajes de condolencia afuera del consulado de Francia en San Francisco, Estados Unidos.

La gente deja flores y mensajes de condolencia afuera del consulado de Francia en San Francisco, Estados Unidos. | Foto por EFE

La gente deja flores y mensajes de condolencia afuera del consulado de Francia en San Francisco, Estados Unidos.

PARÍS. El presidente francés, François Hollande, describió la cadena de atentados de París como «un acto de guerra cometido por un ejército terrorista» y advirtió que su país será «implacable» ante la «barbarie» de Estado Islámico, tanto dentro como fuera de Francia.

El mandatario aseguró que este «acto de guerra» ha sido «preparado» desde el exterior y ha contado con «cómplices» en el interior. Hollande confirmó que «todos los dispositivos» de seguridad en Francia están reforzados «al máximo nivel»

«En este periodo tan doloroso quiero decir que Francia es sólida, activa. Francia es valiente y triunfará ante la barbarie. La historia nos lo recuerda», dijo.

Y agregó: «Queridos compatriotas aquello que defendemos es nuestra patria, son los valores de la humanidad y Francia estará a la altura de sus responsabilidades. Viva la república y viva Francia».

Hollande, además, decretó un duelo nacional de tres días por los atentados viernes por la noche en París y anunció que comparecerá el lunes ante el Parlamento para informar de las medidas que planea adoptar. El presidente hablará ante las dos cámaras del Parlamento juntas en el Palacio de Versalles, una medida muy poco frecuente en la República francesa.

Por su parte, el primer ministro, Manuel Valls declaró que “devolveremos golpe por golpe para destruir a Daesch (ISIS)”. 

Mientras, el fiscal de París, François Molins, encargado de las investigaciones antiterroristas, aseguró que en la matanza participaron “tres equipos de terroristas coordinados”. 

Uno a bordo de un coche, desde el que dispararon a clientes de restaurantes y terrazas en el centro de la ciudad. 

El primer objetivo fue el bar Le Carrillon, sobre la Rue Alibert y a metros de Le Petit Cambodge, donde un hombre armado abrió fuego contra los comensales, luego cruzó la calle y apuntó contra la cantina camboyana. Mataron al menos a 34 personas y en el lugar se recogieron un centenar de casquillos. 

Un segundo, fue la sala de fiestas Bataclan, donde había unas 1.500 personas que acudieron para escuchar a la banda Eagles of Death Metal. Media hora después de apareciera en escena, cuatro atacantes, cara descubierta y rifles de asalto, entraron a la sala por detrás y dispararon a mansalva. Según un testigo, fue al grito de Alá Akbar (Dios es grande, en árabe). Según otro, hubo tiempo para una condena a gritos de la intervención de Hollande en Siria antes de abrir fuego. Asesinaron a 89 personas. 

Y el tercero, el que hizo estallar explosivos junto al Estadio de Francia, donde se jugaba un partido amistoso entre la selección gala y la alemana. A los 20 minutos de juego sonó un estallido. El partido continuó, para evitar el pánico colectivo. Resultado: tres muertos, que luego se confirmaría fueron los atacantes suicidas en los primeros atentados de este tipo realizados por EI en Europa.

Las pistas más sólidas sobre los autores del múltiple atentado se centraban en un francés nacido en noviembre de 1985, condenado en varias ocasiones y fichado desde 2010, aunque nunca encarcelado, como radical islamista. El análisis de un trozo de uno de sus dedos fue determinante para identificarle. Había participado en el ataque de Bataclan. Sus autores hicieron referencias en alta voz “a Siria e Irak”, contó Molins.

Con el estado de emergencia decretado en vigor, las fuerzas de seguridad iniciaron el control total de  las fronteras. Por orden del Gobierno, permanecieron cerradas las universidades, los colegios, los ayuntamientos, los museos y las salas de fiesta. También se han suspendido todos los eventos deportivos programados para este fin de semana. La mayoría de cines también estarán cerrados. Y el acceso a la torre Eiffel.

Un abogado francés especialista en delitos de cuello blanco. Un ingeniero español. Una universitaria de Estados Unidos son las primeras víctimas identificadas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación