Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fortín justifica incremento excesivo de tarifas de agua

El funcionario de la Anda argumentó que en el país la tarifa que se cobra es baja. Sin embargo, los ciudadanos resienten que sus recibos llegan más cargados respecto a los anteriores

Falta de Agua de la escuela Benjamin Bloom en Apopa

El Sindicato de docentes Simeduco señaló que el cambio en los cobros afectaría también algunas escuelas.  | Foto por Archivo

 El Sindicato de docentes Simeduco señaló que el cambio en los cobros afectaría también algunas escuelas. 

En un intento por justificar el incremento que los ciudadanos han experimentado en sus recibos de agua, el presidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda), Marco Fortín Magaña, afirmó el viernes que en El Salvador los consumidores pagan los montos más bajos por agua con respecto al resto de países de Centroamérica.

Esta semana un grupo de residentes en San Salvador llegó a la Asamblea Legislativa para denunciar que sus facturas de agua presentaban un incremento significativo en lo que tenían que cancelar en concepto del servicio, un tema del cual se hicieron eco los diputados de la fracción legislativa de ARENA.

La diputada de tricolor, Marta Evelyn Batres, sostuvo que se ha realizado un incremento de 200 % a la tarifa de agua. Sin embargo, Fortín Magaña, quien fue entrevistado ayer en Canal 10, descarta tal señalamiento.

De acuerdo con declaraciones del funcionario de la autónoma, que fueron presentadas en la cuenta oficial de tuiter de la institución, lo que se ha hecho es un reajuste al subsidio de agua que se aplica a un 94 % de la población.

Los legisladores del partido tricolor han cuestionado que las autoridades de la institución no hayan anunciado la variación en las tarifas.

Uno de los ciudadanos denunciantes, y quien reside en Ayutuxtepeque, señaló que mientras en la factura de noviembre pagó $32.93 por el consumo de 43 metros cúbicos de agua potable, para octubre la factura le llegó de $79.90 para cancelar. Eso a pesar de que el consumo  entre ambos meses solamente varió en tres metros cúbicos.

En un acuerdo publicado en el Diario Oficial el 10 de septiembre se establece que se reformó el artículo 4 del pliego tarifario de la Anda para determinar una nueva fórmula que sirvió para definir el cobro actual.

Los diputados de ARENA señalan que si bien la Anda, por ser autónoma, tiene facultad para modificar, el cobro  se sale de proporciones.

Según Francisco Zelada, secretario general de la gremial de maestros Simeduco, no sólo el ciudadano común será afectado por estas variaciones en el costo del agua, sino también algunos centros educativos públicos a los cuales el Ministerio de Educación (Mined) no les cancela la factura.

“Es muy preocupante por las altas cantidades que hay que pagar, sobre todo para aquellos centros educativos que sus recibos de consumo de servicios básicos no son pagados por la departamental de educación”, explicó Zelada al consultarle si considera que  habrá un impacto en las instituciones educativas públicas.

El sindicalista aseguró que esto va a terminar de complicar a las escuelas, sobre todo porque muchas no tienen capacidad de pago.

Según explicó Zelada, para pagar sus recibos las escuelas recurren a hacer actividades periódicamente.

En 2003 un estudio realizador por el Centro para la Defensa del Consumidor (CDC) no gubernamental y que aludía datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), advertía que el país presentaba la segunda tarifa más alta de agua. Sólo era superado por Nicaragua.

En ese momento El Salvador se ubicaba como el segundo país con mayores ganancias en la prestación del servicio, por debajo de Honduras.   

Sin embargo, para 2011 un estudio de la Fusades advertía que había tarifas que no estaban acordes al costo eficiencia y que no promovían la  equidad en el servicio y tampoco aseguraba el acceso a fuentes seguras de agua para la población.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación