Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Foro de Sao Paulo teme a la Alianza Pacífico-EE. UU.

La preocupación de la izquierda regional quedó asentada en el documento final del encuentro celebrado en Brasil

Lula Da Silva, expresidente de Brasil, Rui Falcao, presidente del Partido de los Trabajadores, de Brasil y Salvador Sánchez Cerén, vicepresidente de El Salvador y dirigente del FMLN, durante el cierre del Foro de Sao Paulo. foto edh / efe

Lula Da Silva, expresidente de Brasil, Rui Falcao, presidente del Partido de los Trabajadores, de Brasil y Salvador Sánchez Cerén, vicepresidente de El Salvador y dirigente del FMLN,...

Lula Da Silva, expresidente de Brasil, Rui Falcao, presidente del Partido de los Trabajadores, de Brasil y Salvador Sánchez Cerén, vicepresidente de El Salvador y dirigente del FMLN, durante el cierre del Foro de Sao Paulo. foto edh / efe

La recién creada Alianza del Pacífico, que impulsa Estados Unidos y que integran México, Colombia, Perú y Chile y Costa Rica como observador, es motivo de preocupación para la izquierda latinoamericana que ayer cerró la XIX reunión del Foro de Sao Paulo y le dedicó un apartado en el documento final del encuentro realizado desde el pasado miércoles en Brasil.

El expresidente de Brasil, Luiz Inacio Lula Da Silva, durante su discurso fue el primero en poner la voz de alerta sobre la potencial amenaza que representa esa instancia comercial para los países que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

"Estados Unidos no anda con rodeos. La Alianza del Pacífico, además de intereses comerciales de cada país, tiene por detrás el interés geopolítico de debilitar a América del Sur, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)", sostuvo el mandatario brasileño.

Lula fustigó a Estados Unidos por "no tolerar a nuevos actores globales" e iniciativas de Brasil como el grupo Brics, Ibas o las cumbres latinoamericana o con africanos y países árabes.

"Debo hablar despacio porque están grabando del Departamento de Estado", bromeó sobre el escándalo del ex espía Edward Snowden, que reveló el espionaje estadounidense en todos los países mediante las redes de telecomunicaciones.

Según el documento final del encuentro, frente a "la profunda crisis del capitalismo", la integración regional es la gran respuesta de América Latina.

"Esta respuesta debe contener la perspectiva de alcanzar la complementariedad económica, reducir las asimetrías y promover el desarrollo económico y social de nuestro Continente", señaló la declaración, que cuestiona la Alianza del Pacífico, que avanza hacia un área de libre comercio y estimula el intercambio con los países de Asia.

"Denunciamos las tentativas, inspiradas en potencias extra-regionales, en el sentido de fracturar y sabotear la integración regional, como es el caso de la llamada Alianza del Pacífico y la búsqueda incesante por generar crisis y estimular divisiones en el Mercosur", señaló el texto.

"No por casualidad", continuó, está formada "por países que poseen tratados de libre comercio con Estados Unidos".

Rafael Correa, de Ecuador, también se unió al rechazo de la izquierda y criticó la postura de los países que se han integrado a la Alianza del Pacífico.

"Queremos mucho a Colombia, Perú, Chile, México, pero se enfrentan dos visiones del mundo: el neoliberalismo, el libre comercio, y aquellos que creemos en el socialismo, en garantía de derechos, en zonas libres pero no para el libre comercio sino libre de hambre, libre de pobreza", sostuvo.

Por "casualidades de la vida" -ironizó Correa- el documento final de la cumbre de este martes se llama "declaración de la Alba desde el Pacífico".

El gobernante boliviano, Evo Morales, también alzó las banderas contra el libre comercio representado, según él, en la Alianza del Pacífico.

"Venimos acá a expresarnos de manera conjunta contra esas políticas que seguramente, como siempre, son impulsadas desde el Norte y algunos hermanos países intentan retomar", sostuvo en un encuentro posterior con movimientos antiimperialistas de la región.

Aprovechar Internet

En una suerte de tirón de orejas a la organización de la izquierda latinoamericana, Lula llamó a recordar que el Foro de Sao Paulo fue creado en medio del pensamiento de que la izquierda no podía gobernar por la vía electoral en América Latina.

El ex mandatario recomendó que la izquierda "no puede quedarse llorando contra los medios conservadores" en países como Brasil, Argentina, Ecuador, Colombia, Venezuela, Bolivia, Uruguay y El Salvador.

"Debemos crear instrumentos de comunicación nuestros y no deberles favores a nadie. No es posible seguir haciendo estos diarios partidarios (mostró uno en su discurso) que llegan a 20 mil ejemplares. O un canal de TV. Porque con Internet tenemos la chance de llegar al sillón de las casas de las personas. Hay que ser más creativos, llegar a todas las personas por la web, tener nuestros propios medios", reclamó

El delegado de Bolivia, Rubén Darío Egues, explicó a los presentes que no es posible proseguir la lucha contra el capitalismo "cuando estamos atados a los servicios de las tecnologías de la información que ofrecen las grandes transnacionales".

Llamó a hacer uso de los software libres, ejemplo de ello, Linux, "y de este modo también seríamos más soberanos", apuntó. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación