Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El FMLN quiere que entes fiscalizadores vuelvan a partidos

En sus lineamientos tiene como fin inmediato desobedecer orden de CSJ y poner cuadros en CSJ, TSE, CNJ y CCR

Clausura del Primer Congreso Nacional del FMLN

La dirigencia del FMLN bailó ayer la canción del Sombrero Azul en el cierre de su Primer Congreso. | Foto por DU

La dirigencia del FMLN bailó ayer la canción del Sombrero Azul en el cierre de su Primer Congreso.

El FMLN se propone una lucha en contra de todas las iniciativas jurídicas que impidan la participación de militantes de los partidos políticos a ocupar cargos en la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Tribunal Supremo Electoral (TSE), Corte de Cuentas de la República (CCR) y el Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ), y además, inculcar la lucha de clases en las escuelas y fortalecer la línea política dogmática entre su militancia.

Así lo plasma el partido oficial en su  documento  “Lineamientos para el Trabajo del Partido”. 

En el primero de los objetivos “inmediatos” planteados , el FMLN desafía a la Sala de lo Constitucional que ordenó que los militantes y afiliados a los partidos políticos no pueden ocupar los cargos de las instituciones contraloras.

Sin embargo, en el apartado 62 se lee lo siguiente: “Crear la correlación social y política de fuerzas necesarias para detener, revertir e impedir el uso, abuso y manipulación de las facultades de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia... Eso incluye identificar y contrarrestar las iniciativas jurídicas destinadas a coartar la libertad de las y los militantes de los partidos políticos de  desempeñarse como miembros de la Corte Suprema de Justicia, el Tribunal Supremo Electoral, la Corte de Cuentas y el Consejo Nacional de la Judicatura”.
Pero no sólo esto. El FMLN quiere enquistarse en el poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Municipal, y para ello propone en el numeral 61 de sus principales desafíos “lograr una cadena de triunfos en las elecciones presidenciales; alcanzar una sólida mayoría en la Asamblea Legislativa y en la representación salvadoreña en el Parlacen (Parlamento Centroamericano)”.

Sumado a esto obtener el mayor número de alcaldes y aumentar la presencia de sus concejales en las alcaldías, por medio de alianzas con otros partidos políticos.

Para el FMLN también son desafíos inmediatos hacer uso de todo su aparataje comunicacional y del Gobierno para “derrotar la campaña del enemigo” y “divulgar con la mayor sistematicidad, amplitud y alcance los resultados de la gestión de los gobiernos” del expresidente Mauricio Funes y del presidente Salvador Sánchez Cerén, y aún cuando hay promesas de gobierno que ni Funes cumplió y que Sánchez Cerén sigue sin concretar, el FMLN pretende enfatizar a través de sus medios de comunicación “en el cumplimiento del Programa de Gobierno 2014-2019 y sus repercusiones a favor de las y los salvadoreños”, explica el numeral 58. (Ver más en nota aparte).

Educación popular

Además, en el apartado 65 denominado “Fortalecimiento del trabajo ideológico y político”, el FMLN busca que en las escuelas se priorice una “metodología de educación popular”.

Esto con miras a cumplir su meta de “realizar una transformación socialista, democrática y revolucionaria de la sociedad salvadoreña”.
Lo anterior se deja entrever en el numeral 70 de ese apartado, pues menciona que se “debe fortalecer el sistema de formación y educación ideológica y política que prioriza los métodos de construcción del conocimiento por parte de los educandos, con énfasis en la metodología de la educación popular”.

En cuanto a las directrices que su militancia debe tener son más enfáticos en formar y fortalecer los principios partidarios de izquierda y la historia del FMLN en todos los cuadros, desde los jóvenes.

Para cumplir con esto, señala que entre los objetivos y tareas del sistema de educación ideológica y política del FMLN deben profundizar en: “la conciencia clasista, popular, antiimperialista, anticapitalista y antipatriarcal de su militancia, y a favor de la construcción de una sociedad justa, participativa, equitativa y sustentable socialista”.

La finalidad es desarrollar un pensamiento analítico dialéctico en la militancia, dice el FMLN, esto en aras de que las bases puedan  “enfrentar los desafíos de la lucha ideológica y política actual, con apego al principio de que cada militante actúe como una o un cuadro partidista”.

Movimientos sociales

Dentro del fortalecimiento del trabajo ideológico y político de los efemelenistas se reconoce que el partido no ha logrado cohesionar a los movimientos populares que en un momento de la historia del FMLN fueron parte importante de apoyo en su lucha.

Actualmente, el partido admite que existe fragmentación, dispersión y una débil relación con las organizaciones sociales, algunas de las cuales achaca que se han plegado a los intereses del “neoliberalismo”.

“Sectores de ese movimiento son cooptados y manipulados por la oligarquía con el fin de que realicen una labor de zapa contra la transición democrática revolucionaria, y las transformaciones políticas, económicas y sociales que los gobiernos del FMLN llevan a cabo en beneficio del pueblo”, reza el numeral 80 del apartado titulado: “Fortalecimiento del trabajo con los movimientos sociales y populares”.

Ante esto, el FMLN se propone acercarse más a los movimientos sociales para construir un “bloque de movimientos populares organizados, ideológica y políticamente desarrollados, que se necesita para agilizar el avance de la transición democrática revolucionaria, aumentar la producción y realizar un cambio radical en los patrones de distribución social de la riqueza”, según expresa su numeral 81.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación