Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

FMLN deja afuera a gran empresa en su política económica

Al contrario, les llama “Oligarquía”. Su nuevo lineamiento es que Estado se haga propietario de medios de producción

Clausura del Primer Congreso Nacional del FMLN

Los dirigentes del FMLN celebraron con un baile, la clausura del primer Congreso partidario | Foto por Archivo

Los dirigentes del FMLN celebraron con un baile, la clausura del primer Congreso partidario.

En los documentos que el FMLN aprobó el fin de semana pasado durante su primer Congreso, la gran empresa no aparece mencionada como tal, sino como parte de “la oligarquía”, que acapara los “grandes capitales” y que por eso la aspiración del partido oficialista es casi que “erradicarlos” con la finalidad de buscar una “redistribución de la riqueza”.

Pero esa redistribución de la riqueza es para que el Estado tenga una mayor participación en la actividad económica del país, según el FMLN, para mejorar las condiciones de la clase trabajadora.

En ninguno de los apartados de los informes se cita a los grandes empresarios más que solo para atacarlos, y para ello en el “Documento Sobre la formación Económico-Social de El Salvador” recogieron una cronología histórica desde los Acuerdos de Paz firmados en 1992.
Allí hablan de como la “riqueza se concentra en pocas manos”, según sus propias estadísticas, a raíz de la implementación del sistema “neoliberal”, desde que ARENA ganó las elecciones.

Por eso es que, lejos de incentivos para que los grandes empresarios generen más empleos y sientan la confianza y seguridad jurídica que han venido pidiendo a los gobiernos del FMLN, el partido oficialista dice que la gran empresa es parte de los instrumentos que ocupa la oligarquía que les impide “crear un modelo económico y político al servicio de los sectores populares”.

Es así que en el informe del debate sobre el “Programa y la estrategia partidista” en el punto 3.1.2 literal e), el FMLN habla de que el rol del Estado debe ser el de hacerse propietario de empresas en ramas estratégicas. 

Además, el FMLN se olvida que algunas de las grandes empresas mantienen una estrecha relación comercial con los EE.UU. y en vez de reconocer que abonan al crecimiento económico del país, considera que existe una “excesiva dependencia” de EE.UU.

En el literal h) del mencionado documento, afirma que esto hace a El Salvador “muy vulnerable”, pues según el FMLN existen otras tendencias mundiales integradas por bloques regionales “con un peso cada vez mayor en la producción, el comercio y la política mundial”.

Para el partido oficial existen otras naciones con presencia importante en la economía, el desarrollo social y cultural mundial, como Rusia, China, Vietnam, y la India, sin dejar de lado a los países que integran el Alba.

El FMLN explica en el numeral 4 del mismo informe que para lograr un nuevo modelo económico y social sustentable se debe transitar hacia una economía más productiva.

Se traza como metas aumentar y diversificar la producción local, regional y nacional de bienes agrícolas, industriales y agroindustriales, la producción de servicios y materias primas, “incorporándoles mas valor a la producción e integrar los sectores productivos, reducir la dependencia de importaciones de materias primas y alimentos hasta alcanzar la soberanía alimentaria”, entre otros objetivos.

En este esfuerzo el partido oficial menciona como beneficiarios de estos programas a los micros, pequeños y medianos empresarios y excluye a la gran empresa.

Según cita en el numeral 4.3 del nuevo modelo económico, se “articulará polo económico popular integrado por empresas de propiedad social, estatal y mixta y por miles de micro, pequeñas y medianas empresas privadas”.

ARENA: El FMLN “mostró su verdadera cara de terror”

De “amenazas confesas” calificó ayer el presidente del Coena, Jorge Velado, las declaraciones de la dirigencia del FMLN en la clausura de su primer Congreso, y en el contenido de los tres documentos que serán los ejes principales del futuro del partido en el gobierno.

“Este 2015 quedará en la historia como el año en que la democracia retrocedió, cuando una dirigencia rancia, incoherente y violenta optó por sacar sus armas en contra de los anhelos de un sufrido pueblo salvadoreño, que lo único que desea es vivir en paz, tranquilidad, progreso y libertad”, afirmó en un espacio televisivo de TCS.

Velado reaccionó así a los planteamientos del FMLN de llevar el país a un estado “totalitario”, de lucha de clases, de la implementación de un “modelo socialista” y de amenazas a la libertad de expresión, entre otras aristas.

“Este tipo de hechos confirma una vez más que el FMLN perdió el rumbo del país, que continúan alejados de la gente y que sólo les importan sus negocios y las riquezas de sus dirigentes”, sentenció Velado.

Dijo que el FMLN sigue pensando como hace 35 años en la guerra criticando a quienes disienten de su ideología.

“Una vez más (el FMLN) dejó caer su máscara y mostró su verdadera cara de terror, resentimiento, codicia y sobre todo confirmó que siguen pensando como hace más de 30 años”, lamentó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación