Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Flores Sosa, sin registro de inmuebles en Estados Unidos

Solo les aparece una vivienda que adquirieron en 2001 pero les fue embargada por un banco en 2010

Esta casa ubicada en la cuadra 17000 de Amity Drive, en Derwood, MD, un suburbio de la ciudad de Rockville, a unos 35 kilómetros de Washington DC, le fue embargada a la familia de Leonel Flores Sosa.

Esta casa ubicada en la cuadra 17000 de Amity Drive, en Derwood, MD, un suburbio de la ciudad de Rockville, a unos 35 kilómetros de Washington DC, le... | Foto por elsalv

Esta casa ubicada en la cuadra 17000 de Amity Drive, en Derwood, MD, un suburbio de la ciudad de Rockville, a unos 35 kilómetros de Washington DC, le fue embargada a la familia de Leonel Flores Sosa.

En una búsqueda minuciosa por los sistemas de rastreo que facilitan los registros de información pública en la costa este de Estados Unidos, no se ha encontrado ni en Maryland ni en estados vecinos como Virginia o el mismo Distrito de Columbia, información que indique que Leonel Flores tenga títulos en bienes raíces. Sí aparece en otros registros de las cortes de Maryland, al igual que su hijo mayor, con su mismo nombre, y nacido en El Salvador en 1993. Todos estos datos han sido cotejados con las direcciones sucesivas donde ha permanecido la familia en Maryland.

Luego que le fue embargado  un inmueble en 2010, Leonel Flores entró a trabajar en el gobierno de Mauricio Funes, en la Embajada de El Salvador en Washington. También empieza un cambio constante de domicilios dentro del Condado de Montgomery.

Modestas donaciones de campaña que hizo a una asambleísta estatal de ese Estado también ubican al ex funcionario en algunos domicilios posteriores, antes de retornar a El Salvador para dirigir el ISSS.

En declaraciones del ex funcionario en un canal de televisión, afirmó  que su matrimonio había transferido en montos menores a $10 mil dólares el dinero en efectivo que habían acumulado con el trabajo de los años en Maryland, el cual él había resguardado en casa para evitar el pago de impuestos, que en EE. UU. se reportan al Departamento de Tesorería e Impuestos (IRS,  por sus siglas en inglés).

La capitalización de intereses por depósitos en cuentas de ahorro es considerada una ganancia, por lo tanto es de estricto cumplimiento bajo la Ley Federal de Estados Unidos declararlo en la presentación de impuestos, de lo contrario se está expuesto a ser sancionado.

“La mayoría de los que somos migrantes no utilizamos cuentas bancarias, ¿por qué razón?, porque al final de los impuestos, que aquí traigo los impuestos que yo he pagado en Estados Unidos, o que he declarado, al final tienes que pagar por el dinero que te cuida el banco. La mayoría lo tenemos debajo de los colchones o en caja fuerte pequeña, eso, eso te lo puede entender cualquier inmigrante”, afirmó Leonel Flores al canal 12.

También agregó otro dato: que su esposa siguió recibiendo ingresos de entre $15 y $20 mil dólares mensuales, producto de su trabajo como agente de bienes raíces en EE. UU., trabajo que realizaba de manera alterna, pues compartía parte del tiempo con él en El Salvador y con  sus dos hijos que estudiaban en Maryland.

En la actualidad el grupo familiar Flores – Hernández ha asentado su domicilio en un complejo de apartamentos en Gaithersburg, Maryland, y no se registran nuevas adquisiciones de bienes inmuebles a nombre del matrimonio. 

El colapso 
Lo que se había convertido en el nido familiar del matrimonio conformado por el inmigrante salvadoreño Leonel Antonio Flores y su esposa Denise Karina Hernández de Flores y tres de sus hijos, dos de ellos nacidos en El Salvador, comenzó a tambalearse con la llegada de la crisis económica que sacudió Los Estados Unidos desde finales de 2007, al explotar la burbuja formada con el mercado de bienes raíces.

Así la residencia ubicada en la cuadra 17000 de Amity Drive, en Derwood, MD, un suburbio de la ciudad de Rockville, a unos 35 kilómetros de Washington DC, comenzó a presentar problemas para honrar la hipoteca firmada con el Amtrust Bank, que custodiaba el título. 

Esta institución financiera, una de las más grandes del país como tenedora de títulos inmobiliarios colapsó también en 2009 con la crisis, y sus activos se traspasaron a un banco neoyorquino por orden del gobierno federal estadounidense.

Este inmueble es un terreno de 8 mil 148 pies cuadrados, equivalente a 231.75 metros cuadrados y un área construida de 2 mil 286 pies cuadrados, que equivale a 64.73 metros cuadrados.

La vivienda, erigida en 1985, fue adquirida por la familia Hernández bajo el compromiso de pago a largo plazo por $325 mil dólares. El trato lo hicieron el 6 de septiembre del año 2001, y al final fue requisado por la institución financiera responsable bajo la figura de “Foreclosure” o embargo hipotecario, el 14 de abril del año 2010, como lo muestra el registro público de vivienda de Maryland.

Fue así como la familia Flores Hernández tuvo que devolver la casa que tenían bajo el concepto de hipoteca abierta en la que la esposa de Leonel Flores, Denise K. Hernández, aparecía como primera en la lista de propietarios junto con otras dos de sus hermanas y un varón del clan familiar.

Si bien la cónyuge del exfuncionario no ha ocupado cargo público alguno, la Corte Suprema de Justicia a través de la Sección de Probidad hizo público su nombre y datos bancarios del matrimonio como parte de la declaración de bienes conjuntos. 

También Probidad menciona a una hermana de la esposa de Flores, quien estaba registrada en la hipoteca y a quien se menciona como una de las personas que recibió transferencias bancarias desde El Salvador por parte del exdirector del ISSS.

Fuentes relacionadas con el tema legal de vivienda consultadas por El Diario de Hoy, explicaron que los “foreclosure” suelen ejecutarse bajo dos modalidades, una de ellas es cuando el propietario ya no tiene la capacidad financiera para seguir pagando una deuda y deciden hablar con el banco para buscar un arreglo para entregar la propiedad, con algunas implicaciones personales para el récord crediticio de los deudores. 

La otra razón es cuando el banco los demande ante una corte por incumplimiento de pagos, y se haga una reposesión del banco bajo orden judicial.

La encrucijada financiera que afectó el récord crediticio de la esposa del exdirector del ISSS en 2010, le dejó pocos márgenes de maniobra, según el registro público. http://www.elsalvador.com/articulo/nacional/empresa-toma-distancia-del-proceso-abierto-leonel-flores-94464

En los momentos de dificultades financieras, el sistema legal de Estados Unidos –con diferencias en las legislaciones de cada Estado- permite al deudor apegarse a algunas figuras, como conseguir una venta rápida de la casa “Short Sale”, que dependiendo si hay ganancia se podría salir bien librado de la mora, pero si hay pérdidas,  el banco le recarga  los pagos por la diferencia. Y como tercera opción está la bancarrota.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación