Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

FGR, a punto de finalizar el caso de El Chaparral

El Fiscal General de la República, Luis Martínez, aseguró que se ha tomado en cuenta pago de más por obra no ejecutada.

Lo que se observa en la imagen es lo único que quedó del contrato por una obra por la que el Gobierno pagó $108.5 Millones.

Lo que se observa en la imagen es lo único que quedó del contrato por una obra por la que el Gobierno pagó $108.5 Millones.

Lo que se observa en la imagen es lo único que quedó del contrato por una obra por la que el Gobierno pagó $108.5 Millones.

La investigación que realiza la Fiscalía General de la República (FGR) está por concluir y el informe final podría ser conocido entre diciembre de este año y enero de 2015, según lo informó ayer el Fiscal General, Luis Martínez.

"Están los geólogos trabajando (en la zona donde se han dejado varadas las obras de construcción de la represa), creemos que dependiendo del trabajo tendremos algún informe en diciembre o enero (2015), de acuerdo al calendario de trabajo que nos presentaron" , afirmó ayer.

Uno de los aspectos que han sido considerado dentro de la investigación y que serán incluidos en el reporte fiscal, explicó Martínez, es la observación que hicieron los supervisores internos a la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), de que el Gobierno pagó a la empresa Astaldi como si hubiese ejecutado el 50% de los trabajos en la represa, cuando el avance apenas era del 29%.

"Eso todo se está depurando con las investigaciones", aseveró Martínez tras salir de la reunión con los diputados de la Comisión de Hacienda por los fondos asignados para operar el próximo año.

Actualmente las obras en El Chaparral se encuentran abandonadas después de que la CEL hiciera un acuerdo con Astaldi de cerrar el contrato para evitar, según justificó en su momento, el expresidente de la CEL Leopoldo Samour, un arbitraje internacional en contra del Estado.

Esto, porque la empresa Astaldi argumentó no poder continuar con las obras, debido a que ocurrieron "imprevistos no previsibles".

En sendos informes a los que ha tenido acceso este periódico se ha conocido que Astaldi justificó que tendría que cobrar al Gobierno más de lo acordado en un contrato "llave en mano", es decir que no admite modificaciones, porque la montaña donde se realizaban las obras se "había movido", aduciendo que eso no se había contemplado en los estudios de diseño previos a los trabajos.

Pero los informes indican que la firma estaba sabedora de esa situación, y pese a eso, la CEL llegó a un arreglo con la empresa italiana, lo cual, según denunció en días pasados Edwin Zamora, de ARENA, le costó al país $108. 5 millones, por una obra de la que solo se observa un "hoyo".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación