Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Familias viven en riesgo de derrumbes e inundaciones

Desde 2008, se estableció que las 48 familias de la Zamora Rivas están en zona de peligro, sobre todo en invierno

Las familias viven un verdadero calvario durante el invierno, por el riesgo de deslaves. Fotos edh / Mauricio Castro

Las familias viven un verdadero calvario durante el invierno, por el riesgo de deslaves. Fotos edh / Mauricio Castro

Las familias viven un verdadero calvario durante el invierno, por el riesgo de deslaves. Fotos edh / Mauricio Castro

Unos 100 metros separan a la comunidad Zamora Rivas del casco urbano de Nuevo Cuscatlán. La calle de acceso tiene aceras muy angostas y en las cunetas corren aguas servidas, a falta de un sistema para tratarlas adecuadamente.

Para llegar a la comunidad se atraviesa un pequeño puente bajo del cual circula un río, que en la época de mayor invierno se inunda y afecta a las casas más próximas.

Las 48 familias que ahí residen tienen suficientes razones para sentirse preocupadas, ya que la comunidad está asentada en una hondonada donde el peligro latente son los desprendimientos de tierra. Sumado a eso está la crecida del río, lo que convierte el sitio en una bomba de tiempo sobre todo para los niños que juegan y salen de sus casas para distraerse con sus vecinos.

El acceso a algunas viviendas de la Zamora Rivas se convierte en un deporte extremo, pues hay que subir por una gradas altas y estrechas y sin pasamanos. En esas casas, las únicas salidas de emergencia son barrancos con gradas empinadas o montaña.

Salvo los niños y los perros, que juegan peligrosamente cerca de la quebrada, hay pocos habitantes fuera de sus viviendas. Es más, nadie quiere hablar sobre las distintas versiones que ha dado la comuna sobre el atraso en la reubicación de la comunidad.

Algunos de ellos temen dar declaraciones por temor a represalias de la alcaldía, ya que ésta podría quitar las becas con la que algunos de los jóvenes han sido beneficiados, incluso desde la administración anterior.

El alcalde Nayib Bukele prometió a los habitantes del lugar que construiría casas de dos pisos, pero hasta la fecha no han dicho ni dónde está ubicado el nuevo terreno donde prometieron reubicarlos.

Muchas de las casas de la Zamora Rivas son de lámina y cartón, aunque algunas han sido reforzadas con cemento a base del esfuerzo económico de sus propietarios.

Por otra parte, el terreno que había sido donado por el IPSFA está lleno de vegetación y no tiene señales de que se haya adecuado para instalar a las familias de la comunidad.

El inmueble, cuya extensión es de 2.5 manzanas, está ubicado en la Finca Florencia, contiguo a la colonia 7 de Marzo, en jurisdicción de Nuevo Cuscatlán, La Libertad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación