Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Faltan vacunas Pentavalente y antineumococo en clínicas del ISSS y red pública

Personal de enfermería explicó que el desabastecimiento lleva de dos a cuatro meses

La vacunación es una de las mejores maneras de prevenir enfermedades y evitar complicaciones. fotos EDH / mauricio cáceres

La vacunación es una de las mejores maneras de prevenir enfermedades y evitar complicaciones. fotos EDH / mauricio cáceres

La vacunación es una de las mejores maneras de prevenir enfermedades y evitar complicaciones. fotos EDH / mauricio cáceres

Desde hace más de dos meses en las unidades de salud, en la capital, no tienen a disposición las vacunas contra el Neumococo ni Pentavalente. Las personas que llevan a los niños para que les apliquen la dosis correspondiente escuchan un "no hay".

En los centros de salud, la Pentavalente es sustituida por la DPT. La primera protege contra la difteria, tosferina y tétanos, así como hepatitis B y haemophilus influenza tipo B; mientras que la DPT es para la difteria, tosferina y tétanos.

La inyectable para el Neumococo cubre contra la neumonía y meningitis por neumococo. Esta está indicada a los dos, cuatro y 12 meses; y la Pentavalente se aplica a los dos, cuatro, seis y 15 meses.

En un recorrido realizado el miércoles por la mañana, por varias unidades de salud en San Salvador, la respuesta fue la misma: "No hay".

Uno de los centros visitados fue la unidad de salud San Miguelito, donde se consultó en el área de vacunación.

¿Están poniendo las vacunas contra el Neumococo y Pentavalente?

"No, no hay, llevamos cuatro meses de no tener Neumococo y en lugar de la Pentevalente estamos poniendo la DPT. Llevamos dos meses sin Pentavalente", respondió una enfermera.

¿Y con los niños que ya les corresponde la dosis...?, se preguntó.

"Si no hay no se la ponemos", interrumpió la promotora de salud.

¿Y les han dicho cuándo la tendrán?

"No, lo que les decimos es que estén preguntando", agregó.

45 minutos después, la pregunta y la respuesta fueron las mismas en la unidad de salud de Mejicanos.

Buenos días, ¿quería saber si tienen vacunas contra el Neumococo y Pentavalente?, se cuestionó a la enfermera del área.

"No tenemos Neumococo, pero en vez de la Pentavalente le estamos poniendo otra vacuna, tiene que venir con el niño y traer la tarjeta", dijo la enfermera.

Y la del Neumococo, ¿cuándo la van a traer?

"No sé, eso no sabemos ..."

Pero si ya le toca, la dosis se le atrasará, insistimos.

"Pues sí, pero como no podemos hacer nada, no nos han dicho nada", finaliza la empleada. Mientras que en Zacamil, media docena de madres esperan que les apliquen los diferentes biológicos del esquema nacional, pero allí también hay escasez.

A la enfermera que estaba vacunando se le hizo la misma interrogante: ¿están poniendo las vacunas contra el Neumococo y Pentavalente?

"Todavía no...", dijo. Y dio la misma explicación. Comentó que cuando el Ministerio de Salud (Minsal) les envíe las comenzarán a suministrar. ¿Cuándo será?, le dijimos, pero eso lo desconocen, no les han dado fecha.

"Si el gobierno no me lo manda, cómo hacemos, eso no depende de mí, cuando ellos la compren la van a mandar", añadió.

Al cuestionar sobre qué hacer si no hay dosis contra el Neumococo, la empleada expresó que la van a poner cuando tengan pero, si tanto es la preocupación, uno se la puede aplicar en una clínica particular.

¿Mi pregunta es si hay riesgo al dejar de aplicársela?

"Si mama, las vacunas, si usted no se las pone a su edad, qué es lo que puede suceder, que le puede dar la enfermedad. Por eso las vacunas van a su tiempo, pero ponérsela o no ponérsela no depende de mí, depende de cuando nos venga", concluyó.

También se consultó vía teléfono a la unidad de salud de la colonia Santa Lucía en Ilopango. Allí tampoco hay. La persona que atendió la llamada indicó que ya hicieron el pedido al Minsal, pero no les han dicho cuándo se las llevarán.

El miércoles se solicitó una entrevista al Minsal a través de la Unidad de Comunicaciones, para abordar la problemática del desabastecimiento de las dosis, pero el personal respondió que no les han dicho nada.

Miguel Majano, presidente del Colegio Médico, manifestó que no cumplir con el calendario de vacunación representa un riesgo para los infantes.

"Se pueden volver portadores de las enfermedades que pueden ser prevenibles con vacunas, que les dé la enfermedad (e) incluso que no se genere memoria inmunológica para un futuro", añadió Majano, quien es neonatólogo.

Opinó que también puede generar una disminución de la cobertura de inmunización, un incremento en el número de niños con los virus y las hospitalizaciones por meningitis, neumococo, hepatitis B, neumonía y otitis.

El presidente del Colegio Médico expresó que se trata de enfermedades que tenían un perfil bajo gracias a las inmunizaciones.

El neonatólogo indicó que si a un niño no se le aplica la dosis en el periodo indicado o no se completa el esquema de vacunación, se corre el riesgo de que el biológico no cumpla la protección necesaria para evitar las infecciones.

En una clínica privada, en lugar de la Pentavalente, ofertan la Hexavalente, que incluye la poliointramuscular. Una dosis de esta puede rondar los $80 y la del Neumococo oscila entre $100 y $125.

Jorge Panameño, infectólogo particular, manifestó que en el país la causa más frecuente de neumonía en la comunidad (infantil) es el neumococo y que, no administrar la vacuna, pone en riesgo a los niños de padecer esta enfermedad.

De acuerdo al experto, la DPT no es sustituto de la Pentavalente porque esta última, además de difteria, tosferina y tétanos, contiene vacuna contra haemophilus influenza tipo B y hepatitis B.

"Es decir, la prevención contra estos dos agentes queda descubierta, de particular interés es el haemophilus influenza tipo B, que en la edad pediátrica es una importante causa de neumonía y meningitis", indicó Panameño.

El especialista relata que la aplicación de la Pentavalente ha causado la casi desaparición de enfermedades por haemophilus influenza y, si no se mantienen las tasas de vacunación, dicha dolencia puede emerger de nuevo.

Panameño aclaró que "los esquemas incompletos pueden causar que la duración de la protección sea corta o incompleta. La aplicación de vacunas en fechas diferentes al esquema (calendario) va a depender de la vacuna pero, en general, los periodos prolongados obligan a reiniciar esquemas".

En el informe de labores 2013-2014, el Minsal plasmó que "para el año 2014 se pretende intensificar los esfuerzos con el fin de alcanzar coberturas de vacunación entre 90 y 95 por ciento para todas las vacunas".

El año pasado, la cobertura de Pentavalente en niños menores de un año fue del 92 por ciento y del Neumococo el 91.

A partir de 2010, el Minsal ofrece la dosis contra el Neumoco. En el Bloom tampoco están colocando la inyectable contra la poliomielitis a los niños con VIH. Esta es intramuscular, dijeron dos especialistas.

Majano considera que el desabastecimiento de algunos biológicos obedece a la falta de aplicación de los artículos de Ley de Vacunas.

En su artículo 21 establece que el presupuesto para este rubro no debe ser menor al uno por ciento del Presupuesto General de la Nación del ejercicio fiscal anterior. En este caso rondaría los $45 millones, pero solo le aprobaron $11.6 millones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación