Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Faltan medicinas para niños renales del Bloom

Denuncia la carencia de hipertensivos, calcio, hierro y vitamina D3, entre otros

Niños con insuficiencia renal crónica en el Servicio de Nefrología del Bloom. Foto EDH / Archivo

Niños con insuficiencia renal crónica en el Servicio de Nefrología del Bloom. Foto EDH / Archivo

Niños con insuficiencia renal crónica en el Servicio de Nefrología del Bloom. Foto EDH / Archivo

La falta de medicamentos básicos para tratamiento a infantes con insuficiencia renal crónica del Hospital de Niños Benjamín Bloom agobia a las madres de esos pacientes.

Cuatro usuarias del establecimiento detallaron que en las últimas semanas se retiran de la farmacia con la mayoría de las recetas sin despachar.

Entre el producto que se ha agotado se encuentra el calcio, la vitamina D3, hipertensivos, ácido fólico y hierro.

"Ya tengo más de tres meses que esas pastillas no se las estoy dando a la niña porque no hay. La furosemida hasta ayer me la dieron, quizá ya hay", manifestó Yesenia quien tiene a un familiar en hemodiálisis.

La hemodiálisis es un tratamiento sustitutivo por medio del cual le limpian los tóxicos del cuerpo, porque los riñones ya no funcionan.

"Por lo menos ayer fui a la farmacia y me dieron como cinco recetas que no hay medicamento, solo me dieron el epamín y la furosemida que quizá ya llegó", expuso.

Ella comentó que la escasez le afecta bastante porque carecen de dinero para comprárselas debido a que es un hermano el que les ayuda económicamente y deben viajar al Bloom desde el occidente del país tres veces a la semana.

"Calcio no hay en la farmacia, bicarbonato tampoco, a mí me toca comprar calcio para ella, vale como cinco dólares la libra en el centro, se le da tres veces al día, eso es para que no les duelan las piernas; si se les baja el calcio y el sodio convulsionan", agregó Yesenia.

"No hay nada en farmacia. Mi hija toma nexium, muvett, losartán, aldomet, terazosin, que no hay... calcio, sodio no hay", manifestó Rosa, otra afectada.

La señora expuso que los medicamentos aldomet, losartán y terazosin casi nunca hay, que son raras las veces que se las proporcionan en el centro médico.

Aseguró que debe comprar los medicamentos para que la salud de su hija no se deteriore, para ello lava y plancha ropa ajena, hace fajeros y aritos para vender.

Ella es madre soltera y no tiene trabajo fijo porque debe llevar a su hija de 12 años tres veces a la semana al hospital para que reciba la terapia, sin ella no puede vivir. Solo en comprar la caja de terazosin invierte $56 dólares y el nexium $52.

Otra de las madres que, también, prefirió el anonimato dijo que ella debe comprar la mayoría de medicamentos que requiere su hija porque en el hospital no hay. Sostiene que se terminó el calcio, hierro y vitamina D3.

"Ahora no hay ni hierro, solo la eritropoyetina me están dando. Ningún medicamento hay", añadió la señora.

Ella comentó que el problema es constante, pero aumentó hace dos años, de todas las recetas que les dan en ocasiones solo una les entregan.

Asegura que tiene un fajo de recetas sin despachar guardadas en su casa.

Rodolfo Rivera, presidente de la Fundación de Niños con Insuficiencia Renal Crónica (Funcir), dijo que no se está cumpliendo el tratamiento completo a los niños porque no se trata solo de brindarles la terapia sustitutiva.

"Para que sea completo debe tener todos sus demás componentes, vitaminas, minerales, antihipertensivos si lo necesita el niño, calcio, hierro y ácido fólico y la eritropoyetina", comentó Rivera.

Agregó que no hay calcio, ese medicamento es fundamental para estos pacientes porque los huesos se les deforman, también la vitamina D3, este se encarga de que el cuerpo tenga una buena absorción del calcio.

Para apadrinar un niño ya sea para la compra de medicamentos o ayudarles con los pasajes puede comunicarse a Funcir al teléfono 2225-8867, en días hábiles.

Se buscó la versión de las autoridades del hospital Bloom, a través de la Unidad de Relaciones Públicas, pero no se obtuvo respuesta.

La ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, ante la denuncia de desabastecimiento de medicinas para niños con diabetes y personas con insuficiencia renal dijo "Insisto a todos los directores de salud, de hospitales, que no hay ninguna razón para que se niegue un medicamento a un paciente". Pidió al personal que exploren en la red de establecimientos para identificar en que hospital hay el fármaco que les falta para hacer las transferencias, que denuncien la situación a la oficina para el Derecho de la Salud para hacer las gestiones necesarias.

De acuerdo con el reporte de abastecimiento del Ministerio de Salud del 10 al 16 de marzo de este año, en el Bloom faltaban 73 medicamentos, es decir, un 24 por ciento del cuadro básico.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación