Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Faltan fármacos para cáncer e insumos en Neurología

El director dice que, en algunos casos, el proveedor se ha atrasado en la entrega de los productos

Una señora camina por los pasillos del Servicio de Hematooncología del hospital nacional Rosales, en el área se han terminado varios medicamentos para quimioterapia. Foto EDH / ARCHIVO

Una señora camina por los pasillos del Servicio de Hematooncología del hospital nacional Rosales, en el área se han terminado varios medicamentos para quimioterapia. Foto EDH / ARCHIVO

Una señora camina por los pasillos del Servicio de Hematooncología del hospital nacional Rosales, en el área se han terminado varios medicamentos para quimioterapia. Foto EDH / ARCHIVO

Pacientes con cáncer, insuficiencia renal y problemas neurológicos enfrentan desde hace unas semanas problemas para recibir parte de sus tratamientos en el hospital nacional Rosales, de acuerdo a médicos.

En el Servicio de Hematooncología faltan nueve tipos de fármacos importantes para la quimioterapia de los pacientes, entre ellos algunos para tratar la leucemia, el cáncer de mama y el linfoma.

Héctor Valencia, jefe del Servicio, manifestó el viernes que no tenían talidomida, vincristina, paclitaxel, etopósido y tamoxifeno, entre otros.

El especialista indicó que todos esos fármacos son importantes. "Si el paciente lo puede comprar, ellos lo compran y si no se alteran los protocolos o se les deja de dar porque generalmente los protocolos llevan varios medicamentos", comentó Valencia.

Ericka López, responsable de la Unidad de Ictus, manifestó que desde hace tres meses carecen de medicamentos para la epilepsia.

"En la mañana tuve la consulta y todos los pacientes me han dicho que ellos lo han estado comprando", comentó López, el viernes pasado.

La especialista indicó que las personas con epilepsia representan la primera causa de consulta en el hospital y al no tener el medicamento a tiempo pueden tener crisis.

"Eso a lo que nos va a llevar es a que el paciente esté viniendo a ingresarse y cada crisis va a dejar un deterioro en la función del paciente", comentó López.

La encargada del Servicios de Ictus aclaró que aunque haya de otros fármacos para tratar convulsiones, no se le pueden cambiar a los pacientes porque se trata de enfermedades bastantes delicadas.

"Cuando nosotros hacemos cambio de medicamento es un traslape que llevamos en una forma ordenada; si nosotros decimos: '¡Ah, bueno, quitemos este y ponemos otro!', lo que hacemos es generar un estado epiléptico ", acotó.

Agregó que en el área de neurofisiología el material que les proporciona el hospital es insuficiente para la cantidad de exámenes que deben imprimir debido a que le dan atención no solo a los hospitalizados y a la consulta externa, sino también al resto de establecimientos.

Entre los estudios de diagnósticos que deben imprimir se encuentran los electroencefalogramas y las velocidades de conducción nerviosa.

López aseguró que con los congresos y otras actividades, ellos compran papel y colchones especiales para los pacientes con derrame cerebral.

El 18 de septiembre, el jefe del Servicio de Nefrología, Ricardo Leiva, también dijo que tenían carencias con el material para la diálisis.

El director del hospital, Mauricio Ventura, informó ayer que han comprado soluciones para diálisis por unos $800 mil, cantidad que cubre hasta inicio del próximo año. Para atender la demanda se solicitaron préstamos al hospital de San Miguel.

Sobre la falta de algunos medicamentos para pacientes con cáncer, Ventura expresó que de talidomida hay una solicitud de compra por 7 mil tabletas. El etopósido, la vincristina y el tamoxifeno ya se compraron, pero la empresa se atrasó en la entrega. El placlitaxel se irá a traer hoy a uno de los almacenes del Ministerio de Salud y se comprará más por libre gestión.

En cuanto a las denuncias de Neurología, Ventura dijo que tienen carbamazepina hasta para finalizar el año, ácido valproico, fenitoína sódica, fenobarbital. Agregó que no han recibido solicitud de esa área para que les compren tinta ni papel.

"Me gustaría que me dieran esa información, porque realmente es un gesto grande, de altruismo de parte de ellos, que estén comprando los colchones, porque tampoco me he dado cuenta de ello", acotó Ventura.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación