Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Falta de fármacos llevó a 1,251 afiliados a pedir reintegro al ISSS

ISSS avaló el desembolso de $419,403 entre 2013 y 2014 para reintegro de medicinas

Usuarios del Seguro Social hacen fila en la farmacia de los consultorios de Especialidades, en la capital. foto edh

Usuarios del Seguro Social hacen fila en la farmacia de los consultorios de Especialidades, en la capital. foto edh

Usuarios del Seguro Social hacen fila en la farmacia de los consultorios de Especialidades, en la capital. foto edh

La falta de medicamentos en las farmacias del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) llevó a 1,251 afiliados a solicitar el reintegro del dinero que invirtieron en la compra del producto en los dos últimos años, según un informe proporcionado por la Oficina de Información y Respuesta (OIR).

Pero no todos los derechohabientes que recibieron un "no hay" en lugar de sus fármacos buscaron por sus medios las medicinas ni el Seguro autorizó el desembolso por todos los tipos de productos que no se entregaron.

El año pasado 486 pacientes pidieron el reintegro, a tres no se les aprobó, en 2013 el número fue mayor, en concreto se registran 765 solicitudes, de ellas una se rechazó

En 2014 el ISSS incluyó en el plan de reintegro 29 diferentes tipos de productos, según reportó el departamento de Control de Farmacia e Insumos a través de la OIR.

Pero entre el listado no se encuentra el atenolol, indicado para la hipertensión; la levotiroxina, para problemas de la tiroides; el omeprazol para el reflujo gastroesofágico y la metformina para la diabetes. En enero de 2015, derechohabientes denunciaron que desde diciembre del año pasado no se les despachaban esos fármacos.

En el documento la OIR detalla que en diciembre 2014 se autorizó el reintegro solo por dos productos; la mesalazina 250 mg y la carbidopa.

En todo el año no aparece ninguno de esos medicamentos que los afiliados denunciaron que no se los entregó el ISSS.

Los medicamentos que faltaron por más de un mes en el Seguro, el año pasado, y por los que se dio reintegro, están la fórmula polimérica adulto, aparece en febrero, marzo, abril y junio; la trazodone 100 mg, en marzo y abril; cloruro de sodio 500 mg, en marzo y abril; la vitamina D en marzo, abril, mayo, junio y julio, entre otros.

Marzo y febrero fueron los meses en que más derechohabientes exigieron el desembolso, 306 y 106 respectivamente.

En 2013 la autónoma avaló el desembolso por 27 diferentes medicinas.

Solo en julio de ese año 272 afiliados presentaron la solicitud de reintegro y en agosto fueron 220.

Entre los productos que los derechohabientes tuvieron que comprar porque el ISSS no se los despachó se encuentra la amantadina, un antiviral; la clozapina para la esquizofrenia; carvedilol 25 mg para insuficiencia cardíaca; lamotrigina un antiepiléptico, lorazepam para la ansiedad y salbutamol para el asma, entre otros.

En los dos años, el ISSS autorizó $419,403 dólares en concepto de reintegro de gastos por medicamentos, de ellos $347,936 corresponden al 2013.

En 2014 se avaló el desembolso por $71,467; solo en marzo la carencia de algunos medicamentos significó al ISSS la entrega de $20,001 a los derechohabientes que hicieron valer su derecho. En julio fueron $20,464, en febrero $11,225, en agosto $2,687, entre otros.

Miguel Majano, presidente del Colegio Médico, opinó que por el derechohabiente está bien que se les devuelva el dinero que gastaron, pero el problema es que en ese momento la economía del paciente es afectada.

"Si no tiene el dinero para la compra de ese medicamento se corre el riesgo de que su tratamiento quede inconcluso con el riesgo de que se complique la enfermedad", añadió Majano.

El ISSS detalla, a través de la Oficina de Información y Respuesta, que la falta de los fármacos por los que se avaló devolver el dinero a los usuarios fue por incumplimiento de las empresas en la entrega establecidas en los contratos .

Además, cuando el producto recibido es sometido a control de calidad por el Seguro y encuentran algún defecto o incumplimiento que impide por ley o seguridad dispensarlo a los pacientes.

Majano opina que la falta de productos para el tratamiento de los pacientes obedece a una mala administración o planificación.

Entre los criterios que las autoridades toman para definir por qué fármaco se autorizará el reintegro se encuentra que la existencia sea mínima a nivel nacional, que hayan presentado alerta de calidad y/o problemas de calidad y por incumplimiento de entrega de las empresas adjudicadas.

No tienen registro

El Departamento de Control de Farmacias no registra desabastecimiento en 2014 de atenolol, levotiroxina, omeprazol, metformina, levodopa, carbidopa ni procarbatina, productos que varios pacientes del ISSS refirieron no haber recibido por más de dos meses.

El documento proporcionado por la OIR recoge que en febrero de 2014 hubo 42 pacientes que no se les entregó glimepirida 4 mg porque era un medicamento de reciente incorporación al listado oficial, este sustituyó al glibenclamina.

Mientras que la procarbazina no se suministró en los últimos cuatro meses del año pasado a los pacientes por ser un medicamento de difícil adquisición, pero se realizaron cambios de esquema de los tratamientos.

El ISSS informa que el departamento de Control de Farmacias registra solo los medicamentos a cero existencias en la institución.

El 28 de enero, Ricardo Cea, director del ISSS, en la entrevista de Canal 21, manifestó que la inversión de la autónoma para abastecimiento de fármacos asciende a $75 millones al año, que el listado oficial está conformado por 608 productos, pero hay otro grupo de 135.

"Lo que se logró en los primeros años del gobierno anterior, siempre en esta administración del cambio, que este abastecimiento llegará a más del 99 por ciento", añadió.

Agrega que siempre hay gente que se queja por la falta de fármacos.

"Hay medicamentos que el proveedor tiene atrasos y no la entrega a tiempo, hay medicamentos que en la farmacia donde va el paciente no las tiene y ahí puede ser en algunas ocasiones deficiencia nuestra", agregó Cea.

El director del ISSS dijo que en Punto Seguro a algunos usuarios les dicen que en el centro donde fue atendido no tienen del fármaco recetado, pero hay en otra farmacia y los mandan a buscarlas, pero esa no es la indicación que se les giró a los empleados.

"Existe en la institución un grupo de personas que se llaman Medicamento Seguro, personas en moto que lo van a traer (el producto), si es un lugar cercano le dice (al usuario) espere un momento; sino venga mañana o la última opción es mandarla a sus casa", acotó Cea.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación