Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Expectativa por comportamiento de volcán Chaparrastique

Aumento de emanación de gases reunió a las autoridades

Expectativa por comportamiento de volcán Chaparrastique

Expectativa por comportamiento de volcán Chaparrastique

Expectativa por comportamiento de volcán Chaparrastique

Las autoridades de Protección Civil han confirmado que este día (31 de diciembre) el volcán Chaparrastique hizo una nueva explosión, a las 5:30 de la mañana y que, aunque no fue de grandes dimensiones, mantuvo reunidas a las autoridades, para crear plan de evacuación.

Y no es para menos. Un informe emitido la noche del lunes por vulcanólogos de la Universidad de El Salvador (UES) puso a todos en alerta, por el aumento considerable en la emanación de gases.

Ese volcán sorprendió a los migueleños la mañana del domingo luego de una enorme explosión que fue seguida por una fumarola, que según las autoridades habría alcanzado hasta los 10 kilómetros de altura y que bañó con cenizas a buena parte del territorio nacional.

El vulcanólogo de la UES, Benancio Henríquez, detalló que para el lunes al medio día se habían registrado mil 600 toneladas de dióxido de azufre por día, para la tarde de ese mismo día los valores que fluctuaron entre las dos mil 400 a las dos mil 800 toneladas.

Sin embargo, mantienen un monitoreo constante del coloso, para ir analizar si los valores siguen al alza, porque de ello dependería un desalojo masivo de las zonas más próximas al cono.

Arturo Blanco, jefe técnico regional de Protección Civil, confirmó que la reunión que inició a las ocho de la mañana de hoy y tenía como objetivo analizar ése informe de la UES y las capacidades de Protección Civil para hacer frente a un nuevo fenómeno. Ernesto Zelayandía, ministro de Gobernación. no había concluido. Zelayandía prefirió no hablar hasta tener "datos más sólidos", dijo.

Posible escenario

Francisco Barahona, otro vulcanólogo de la UES dijo que si los valores de emanación de dióxido de azufre siguen al alza, sería una señal de que se aproxima una nueva erupción; aunque coincide con Henríquez en el sentido de que "No podemos poner un límite de emanaciones de gases, porque cada volcán es diferente".

Según Barahona, si los valores llegan a las cuatro mil toneladas de dióxido de azúfre, faltará muy poco para el nuevo proceso eruptivo, "aunque nosotros tenemos la esperanza de que la emanación de gases comience a disminuir", señaló.

Blanco dice que Protección Civil se ha fijado las emisiones en tres mil 200 toneladas de azufre, para iniciar un desalojo.

El monitoreo esta mañana ha sido muy sigiloso, al igual que el manejo de la información respecto a los resultados que se van obteniendo. No obstante, varios helicópteros sobrevolaron el cielo migueleño esta mañana, como parte de ese monitoreo.

Aunque a los vulcanólogos les causa escozor las especulaciones, Barahona precisó que si se registra una nueva erupción sería de tipo Estromboniana, que se caracteriza por explosiones que lanzan materia piroplástica a largas distancias, y por la expulsión de lava.

Barahona argumentó que el hecho del aumento de emisiones de azufre y de vapor de agua les hace sospechar que hay magma (lava) cerca de la superficie y que podría estar subiendo hacia la superficie, pero esa es solo una probabilidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación