Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Exigen a régimen de Maduro elecciones libres en Venezuela

157 congresistas de Estados Unidos, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica y Perú, hicieron la petición ante la embajada venezolana en Washington.

El régimen venezolano ha rechazado las reiteradas peticiones para que se autorice observadores electorales.

El régimen venezolano ha rechazado las reiteradas peticiones para que se autorice observadores electorales. | Foto por internet

El régimen venezolano ha rechazado las reiteradas peticiones para que se autorice observadores electorales.

Un total de 157 congresistas de Estados Unidos, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica y Perú solicitaron el miércoles al régimen venezolano que las elecciones legislativas previstas para el 6 de diciembre próximo sean “libres, transparentes y democráticas”.

En tres versiones idénticas en inglés, español y portugués los legisladores de diferentes agrupaciones políticas solicitaron a Nicolás Maduro que acepte la observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE).

“Reiteramos nuestro deseo de un resultado exitoso para las próximas elecciones en Venezuela y la necesidad de contar con su apoyo en la facilitación de la presencia de observadores internacionales para dar garantía a la objetividad y credibilidad del proceso electoral”, señalaron los legisladores. También expresaron su preocupación por la no participación en las elecciones de dirigentes opositores que permanecen encarcelados o que han sido inhabilitados. 

“Es alarmante que las inhabilitaciones hayan sido dirigidas sólo a los miembros de los partidos de oposición”, sostuvieron.  La solicitud quedó expresada en una misiva entregada el miércoles en la embajada venezolana en Washington que fue suscrita por 18 senadores estadounidenses, 32 brasileños, 57 colombianos, 12 chilenos, 25 asambleístas costarricenses y 13 diputados peruanos. 

Se solicitó una respuesta a la embajada venezolana, sin obtenerla de inmediato.

La carta fue una iniciativa del principal demócrata en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Ben Cardin, e incluye las firmas del presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado brasileño, Aloysio Nunes Ferreira; los presidentes de los Senados de Colombia, Luis Velasco, y de Chile, Patricio Walker; el presidente de la Asamblea Legislativa de Costa Rica, Rafael Ortiz, y el presidente del Congreso peruano Luis Ibérico Núñez.

El pronunciamiento de los congresistas ocurre un día después de que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, denunciara que el régimen no garantiza el “nivel de transparencia y justicia” para la celebración de las elecciones parlamentarias.

Almagro lleva meses insistiendo en la conveniencia de que Venezuela autorice una misión de observación electoral de la OEA, pero Caracas ha rechazado la propuesta varias veces y autorizó en cambio la presencia en el país de una comisión de acompañamiento internacional de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur).

Horas más tarde, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el diputado oficialista Diosdado Cabello, calificó como una amenaza al país suramericano los cuestionamientos de Almagro y afirmó que la OEA está pervertida y desprestigiada.

Mientras, la alianza opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD) dijo que la del secretario general de la OEA a la presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, Tibisay Lucena, demuestra que el país es observado pues la misiva es un verdadero “expediente”. 

“Este documento es importante porque nos revela a los venezolanos que en este país, no es que puede o no haber observación internacional, es que Venezuela ha sido observada y no desde ahorita”, dijo el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, en su programa La Fuerza es la Unión, transmitido por la red social Periscope. 

El vocero de la coalición destacó que la carta de Almagro a Lucena tiene 18 páginas con “cada uno de los puntos” del escenario en el que los venezolanos van a ir a votar por lo que “más que una carta, en realidad es un expediente de la situación política” del país caribeño. 

“El ventajismo oficial, el abuso de los medios de comunicación estatales, el tema de la persecución, la inhabilitación de candidatos, la prisión de dirigentes políticos, uno por uno los datos de la realidad venezolana aparecen acá reflejados en esta comunicación”, señaló. 

Para Torrealba, el secretario general de la OEA “prácticamente desnuda la condición de arbitro inadecuado de la señora Tibisay Lucena”. 

ARENA y PCN piden respetar el fallo popular

Los partidos ARENA y PCN, así como la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde) cuestionaron el rechazo del Gobierno venezolano al ofrecimiento de la Organización de Estados Americanos (OEA) para enviar observación electoral a los comicios del 6 de diciembre próximo.

Óscar Santamaría, Director de Asuntos Internacionales de ARENA, lamentó que eso esté ocurriendo en Venezuela y que el Gobierno de Nicolás  Maduro mantenga una posición errónea de prohibir que un organismo internacional como la OEA, cuya función es trabajar en favor de la democracia del continente, no pueda certificar que el proceso electoral venezolano se realice con transparencia.

Agregó que  hoy en día la observación electoral se permite en todos los países democráticos del mundo, y que eso ha venido a ser parte del testimonio que puede dar un organismo sobre la legitimidad, la transparencia y la legalidad de un proceso electoral.

Manuel Rodríguez, secretario general del PCN, dijo que siempre han estado a favor de la idea que se debe respetar la democracia y que esta también debe ser transparente.

“Lamentamos la posición del gobierno de Venezuela, aunque existe también una posición en el sentido que no debemos inmiscuirnos en problemas de otras naciones pero en el tema de democracia sí creemos que es un tema que no nos podemos quedar con la boca callada”, afirmó.

Roberto Rubio, director de Funde, institución que también forma parte de Transparencia Internacional, expresó que esta decisión es una prueba de las sospechas que hay de que el gobierno de Nicolás Maduro “está preparando un fraude”.

“Hay bastante evidencia en las encuestas de que van a perder las elecciones y que los márgenes son bastante amplios, de 10 puntos en adelante. Entonces me imagino que el fraude tiene que ser de buenas proporciones, y para hacer esto se necesita no tener vigilancia porque si usted no tiene ningún testigo internacional y va a poner sus testigos (afines), va a perder credibilidad”, recalcó.

Agregó que es un caso insólito de un país que se niega a la observancia de la OEA, organismo que participa en todos los procesos electorales de Latinoamérica.

“Esto sería un golpe muy fuerte (para Maduro), perder el control de la Asamblea, con los poderes que tiene la Asamblea no le va a ser nada fácil gobernar, y como ellos están acostumbrados al poder absoluto no pueden convivir con contrapesos institucionales”, explicó.

Por su parte, el diputado del FMLN, Rolando Mata, se limitó a decir que esos son “asuntos soberanos” del país sudamericano y que cada quien puede tener el derecho a pedir supervisión.

“Eso es lo que cada país tiene, la soberanía de decidir incluso de a quien afecta o no afecta. Así cada país puede decir: yo solicito que me acredite de observador. La OEA es un foro, no es un ente facultativo para decidir por los países y participa a petición de los gobiernos. Sino le han pedido me parece que sería algún funcionario que está tomando atribuciones que no le corresponden de parte de la OEA”, manifestó Mata.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación