Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En estudio seis muertes por sospecha de dengue

Las muertes por dengue en estudio han incrementado. El viceministro, Eduardo Espinoza, informó que la mayoría de muertes en estudio son de menores de edad. 

Los niños, especialmente los menores de un año, enfrentan más riesgo de padecer dengue.

Los niños, especialmente los menores de un año, enfrentan más riesgo de padecer dengue. | Foto por EDH

Los niños, especialmente los menores de un año, enfrentan más riesgo de padecer dengue.

El viceministro de Políticas Sectoriales de Salud, Eduardo Espinoza, reveló que las muertes en estudio por sospecha de dengue se han elevado a seis en las últimas semanas.

Anteriormente solo se reportaban tres casos en estudio. Con los nuevos casos Espinoza dijo que  están recopilando todos los expedientes médicos de los pacientes de todos los sitios donde consultaron, incluyendo clínicas u hospitales privados. 

“Van al lugar de vivienda, entrevistan a la familia; tienen que mandar las pruebas de tejido y de sangre al Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Atlanta (EE.UU.)”, agregó Espinoza.

El funcionario no tenía los datos específicos de los casos, como las edades y lugares de procedencia, pero informó que la mayoría de las muertes en estudio son de menores de edad. 

La semana pasada, el Ministerio de Salud confirmó la segunda muerte por dengue en lo que va del año. 

La víctima era un niño de 11 años, originario de San Francisco Menéndez, en Ahuachapán, y falleció el 2 de julio en el Hospital Benjamín Bloom. 

La primera muerte en ser confirmada fue la de una bebé de 1 año 9 meses, que también murió en el Bloom, el 29 de junio pasado. 


El diagnóstico final de ambos niños fue dengue grave.

Ambos casos se dieron a conocer a inicios de julio, cuando Salud confirmó que en el lapso de dos semanas se reportaron cinco muertes en estudio por sospecha de dengue, todos los casos fueron atendidos en el Bloom. 

Entre los casos pendientes de confirmar estaba el de un niño de un año que murió el 4 de julio en el Bloom, su familia era de Sonsonate. 

También estaba el caso de una niña de 10 años, de Ilopango, que primero fue atendida en el hospital San Bartolo.

La quinta muerte fue la de una bebé de nueve meses, de San Vicente, que falleció el 7 de julio, después de tres días con los síntomas.

Primero había consultado en el hospital de Santa Gertrudis, de San Vicente. 

Sigue alza de ingresos 

Los ingresos hospitalarios por dengue siguen en aumento, informó también Espinoza. 

El alza de hospitalizaciones ya llega al 79%, en relación al año pasado. 

Hasta la semana epidemiológica 36, es decir el 12 de septiembre, Salud reportaba 5,245 hospitalizaciones, cifra que supera con creces a la de 2014 cuando se registraban 2,930. 

El 2014 fue considerado un año epidémico, mientras que en lo que va del año los casos confirmados de dengue han disminuido en un 40% y los dengue grave han aumentado en 59%.  Frente a las circunstancias en las que se ha dado el acelerado aumento de hospitalizaciones,

Espinoza dijo que ha habido otros factores como la circulación de las cuatro cepas de dengue y la alta cantidad de criaderos de zancudos.

“Depende de la densidad del vector y depende también de que están circulando las cuatro cepas, la cepa 2 está de nuevo que es la más virulenta”, explicó Espinoza. 

El funcionario dijo que incluso buena parte de los hospitalizados fueron casos de dengue grave. 

Espinoza ha declarado en diversas ocasiones que la circulación de las cuatro cepas implica más riesgos a la población.

Cuando a una persona le da dengue, obtiene inmunidad para el tipo de dengue o cepa que le dio, pero si la persona es picada por un zancudo infectado con otro tipo de cepa corre el riesgo de enfermarse de gravedad. 

“Desde el inicio hemos actualizado los lineamientos para el mantenimiento de los pacientes en estos casos”, aseguró Espinoza. 

De acuerdo con el funcionario para cada muerte se realiza una auditoria médica que puede notificar si hubo mal manejo de los casos y si es necesario revisar la forma en cómo están siendo tratados. 

“Los servicios de salud se limita a recibir los casos que llegan con la enfermedad, lo que llegan con dengue grave y tratar que no se compliquen”, sostuvo Espinoza.

Por el momento hay 7,336  casos confirmados de dengue y 237 de dengue grave. 

Salud ha reportado que los niños menores de un año son el grupo con mayor riesgo de padecer la enfermedad, con una tasa de incidencia de 347 por 100 mil habitantes, que representa tres veces el promedio nacional. Le sigue en riesgo el grupo de 5 a 9 años.   

“En su mayoría son niños, no tengo el detalle de la procedencia ni de las edades, pero sí son menores de edad”.  Eduardo Espinoza, viceministro de Políticas Sectoriales de Salud
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación