Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estudiantes temen cierre de escuela nocturna

Denunciaron que en lugar de matricularlos solamente los anotaron

Los alumnos de esta escuela nocturna dicen trabajar de lunes a domingo y no poder estudiar los fines de semana. Foto EDH / ARCHIVO

Los alumnos de esta escuela nocturna dicen trabajar de lunes a domingo y no poder estudiar los fines de semana. Foto EDH / ARCHIVO

Los alumnos de esta escuela nocturna dicen trabajar de lunes a domingo y no poder estudiar los fines de semana. Foto EDH / ARCHIVO

Alumnos de la escuela nocturna del centro escolar Amalia Viuda de Menéndez de Mejicanos expresaron su temor ante la posibilidad de que se cierre ese turno, pues eso les impedirá continuar con sus estudios.

Esto debido a que la mayoría trabaja de lunes a domingo y el único tiempo en el que pueden estudiar es de lunes a viernes después de las 5:00 de la tarde.

A finales de noviembre, los alumnos fueron alertados sobre la posibilidad del cierre de esa nocturna y fueron convocados a una reunión para solicitar que eso no ocurriera.

"Yo no estoy de acuerdo en que la cierren porque no puedo los fines de semana", afirma Sonia Elizabeth Funes, quien a sus 22 años acaba de terminar el séptimo grado y espera poder estudiar el octava. En su caso, no puede dedicar los fines de semana a estudiar porque tiene un bebé al que no puede dejar mucho tiempo solo. "El papá me lo cuida y todo pero él trabaja (el fin de semana)", explicó.

Como en otras familias con bajos ingresos económicos, ella aprovecha cualquier oportunidad para trabajar fuera de la casa y obtener ingresos. "No puedo estudiar en el día, por eso no estoy de acuerdo con que cierren la nocturna", afirmó.

Cuestionado al respecto, el ministro de Educación Carlos Canjura afirmó: "Voy a tener que informarme porque no hemos girado ninguna orden de cierre de escuelas nocturnas, necesitamos atender a la población que hace uso de ellas".

Paz Zetino, del sindicato Bases Magisteriales, explicó que "la escuela nocturna entró en crisis desde hace mucho rato". Esto debido a "los niveles de inseguridad que hay en la noche".

Agregó que una posibilidad es que el director constate que la escuela nocturna inició el año con una matrícula que luego disminuyó. "Los alumnos que por lo general asisten a estas escuelas nocturnas, hoy están asistiendo al programa Edúcame, que es el fin de semana", agregó.

Él considera que si la sección nocturna terminó el año con baja asistencia y si el director ha decidido cerrarla, lo que está haciendo es "actuar como el Ministerio lo ordena".

Alexander Monterrosa, de 19 años, trabaja como mecánico y este año terminó su séptimo grado en la escuela nocturna del Amalia Viuda de Menéndez. Quiere estudiar hasta el noveno grado para luego poder sacar el técnico automotriz.

Él aseguró que si se cierra esa sección será afectado porque sale a las 6:00 de la tarde de su trabajo y no tiene tiempo para desplazarse a una escuela más lejana. "La Amalia", como se refiere a la escuela", queda a tan solo tres o cuatro cuadras de su trabajo.

Si se llega a cerrar esta escuela nocturna, él no tiene idea de a dónde podría ir a estudiar y teme no poder continuar. Explicó que otras zonas de Mejicanos "son más conflictivas" y no es seguro visitarlas. "Esta escuela es bien tranquila y me queda más cerca", reiteró.

Zetino considera que el cierre de secciones debido a la baja asistencia de estudiantes no solo ocurrirá con las nocturnas, sino también con las diurnas en San Salvador. "Hay una cantidad de dobles secciones que estaban asignadas que se van a cerrar", afirmó.

Zetino tiene información sobre una escuela en el barrio Lourdes de San Salvador, donde se reducirán sección. Según explicó: "Ahí había matrícula desde 1º hasta 9º grado. (...) Ahora se está dando desde 1º hasta sexto. De siete profesores que había hoy solo se van a quedar tres. ¿Cómo se va a atender a los niños? Primero y segundo junto, tercero y cuarto juntos y quinto y sexto juntos".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación