Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Estamos pagando un impuesto disfrazado a través de la energía"

En entrevista con El Diario de Hoy el diputado de ARENA y miembro de la comisión especial que estudió el caso Cel-Enel, habló sobre los altos precios de la geotermia

"Estamos pagando un impuesto disfrazado a través de la energía"

"Estamos pagando un impuesto disfrazado a través de la energía"

\"Estamos pagando un impuesto disfrazado a través de la energía\"

Mucho se ha hablado del litigio internacional entre la estatal CEL con Enel Green Power y las inversiones de LaGeo. Pero nadie había explicado hasta hoy cuál es el impacto que este problema tiene en el bolsillo de los salvadoreños. Edwin Zamora, diputado de ARENA y miembro de la comisión especial en la Asamblea Legislativa cuenta sus consecuencias.

¿Cómo funciona el mercado energético en el país y qué importancia tiene la energía generada de la geotermia?

Lo primero que es importante que entendamos es que el Gobierno de El Salvador, a través de Cel, LaGeo y la INE controlan más del 72 % de la generación eléctrica del país.

En esencia el gobierno tiene la capacidad de manejar los precios en base a la política de precios que determine en esas tres empresas. El sector privado controla el 27.5 % más o menos.

En 2005, el equipo ejecutivo de LaGeo le hizo una presentación, con el acuerdo del socio estratégico Enel, a quien era el secretario técnico de la presidencia, Eduardo Zablah. Lo que se buscaba en aquel momento era mayor estabilidad en los precios de la energía y menor costo de la energía para los salvadoreños.

¿Y cuáles son los precios a los que venden la energía estos generadores?

Entre 2002 y 2007 la energía oscilaba entre los $60 y $76 el megavatio, es decir, de $0.06 a $0.07 el kilovatio. Para que tengamos una idea la tarifa de ahora ronda los $0.20 el kilovatio, es decir que esta propuesta era una tercera parte del costo que estamos pagando los salvadoreños hoy.

¿Cuál es el precio del megavatio al que vende la energía LaGeo actualmente?

Lo que podemos ver es que en 2007, cuando los precios rondaban los $70 a la fecha de ahora, el año pasado, LaGeo ha vendido a un precio promedio de $175.40. Más de $100 arriba del costo que se proponía en aquella propuesta en 2005.

A partir de 2007 y en 2008 ya estamos vendiendo un 13 % más caro; en 2009, el 30 % más caro; en 2011, el 54 % más caro y en 2012, más del doble, el 133 %. A este precio ha estado vendiendo LaGeo.

¿Y esto cuánto representa en la factura eléctrica?

El efecto neto es un sobreprecio de casi $500 millones para los salvadoreños. Lo que se vuelve dramático es que ese impresionante sobrecosto se da en los dos últimos años, en el 2012 y en 2013.

Los salvadoreños hemos pagado en la factura eléctrica más de 174 millones de dólares en 2012, y vamos a pagar más de $180 millones en 2013 solo por el sobreprecio que le estamos pagando por la energía de LaGeo.

Pero qué coincidencia que es a partir de cuando las acciones de la Cel se transfieren a la INE cuando estos sobreprecios se comienzan a dar.

Parecería que el interés es que la INE reciba muchos dividendos y no que los salvadoreños tengamos energía de bajo costo para reactivar nuestra economía.

¿En porcentaje, cómo explica este aumento?

El impacto para los salvadoreños ha sido que el año pasado hemos pagado el 22 % más en la tarifa eléctrica y este año vamos a pagar también el 22 % más en la tarifa eléctrica. Entonces aquí la reflexión que debemos hacer es que en vez de que el Estado esté usando las generadoras eléctricas, hidroeléctricas y geotérmicas para generar tarifas bajas, genera utilidades abundantes que no son nada más que un impuesto disfrazado.

¿Cómo compararlo a través de una factura eléctrica?

Si su factura eléctrica es de $50, realmente debería estar pagando $40 y no $50. Eso es lo que quiere decir. Los que pagan menos de $50, ahí entra el grupo de personas que están subsidiados al gobierno. Si la tarifa fuera baja, el subsidio fuera menor.

Esta medida está afectando, en especial, a la clase media porque esa clase media es la que no recibe subsidio.

¿Y cuál cree que es el trasfondo de este incremento?

El problema es que el Gobierno tiene un doble discurso. Por un lado dicen que quieren energía barata y por el otro lado, ellos son los que están incitando a que se suba el costo de la energía. Entonces ¿dónde está el trasfondo de la energía? ¿Cuál es el fondo, el meollo del problema entre Cel y Enel? Tiene un nombre de tres letras: INE, porque ahí se quedan atrapadas las utilidades y ganancias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación