Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estados Unidos no ha reconocido a Sánchez

La embajadora pidió paciencia hasta que se resuelvan los recursos y se proclame en firme a los ganadores de la votación

Los candidatos celebraron el sábado pasado el gane de las elecciones, pero su proclamación debe esperar que la Corte Suprema de Justicia resuelva recursos pendientes. Foto EDH

Los candidatos celebraron el sábado pasado el gane de las elecciones, pero su proclamación debe esperar que la Corte Suprema de Justicia resuelva recursos pendientes. Foto EDH

Los candidatos celebraron el sábado pasado el gane de las elecciones, pero su proclamación debe esperar que la Corte Suprema de Justicia resuelva recursos pendientes. Foto EDH

El Gobierno de Estados Unidos no reconoce a Salvador Sánchez Cerén como presidente electo hasta que se resuelvan los recursos presentados a la Corte Suprema de Justicia contra su elección, declaró la embajadora estadounidense Mari Carmen Aponte.

"La Embajada y los Estados Unidos han venido observando detenidamente las elecciones en El Salvador. Hemos visto que el Tribunal Supremo Electoral rechazó una petición de nulidad de la elección del 9 de marzo por parte de ARENA y proclamó a Salvador Sánchez Cerén como presidente electo de la República", explicó.

"Sin embargo, hay otras acciones que todavía están pendientes. Pedimos paciencia, pedimos calma, que es importante que la ley y los procesos de ley se sigan, pero lo he dicho antes y lo vuelvo a repetir en el día de hoy: el Gobierno de los Estados Unidos está totalmente comprometido a trabajar con el Gobierno de El Salvador que el pueblo elija", enfatizó.

El viernes pasado los candidatos a presidente y vicepresidente por ARENA, Norman Quijano y René Portillo Cuadra, respectivamente, pidieron amparo a la Sala de lo Constitucional de la Corte y pidieron se abran las urnas y se cuente voto por voto para legitimar los resultados.

Otros ciudadanos también han interpuesto recursos ante el máximo tribunal, pidiendo que no se reconozcan ni declaren en firmes los resultados electorales que, según el Tribunal Supremo Electoral (TSE) dan la victoria al FMLN con 6 mil 364 votos sobre sus contendientes areneros.

Además del recurso de amparo interpuesto por ARENA, en el que también pide suspender la declaratoria de los resultados en firme, hay solicitudes de amparo de las ciudadanas María Bolaños y Claudia Méndez, que piden a la Sala ordene suspender la proclamación de los candidatos del FMLN. Ellas alegan que no se les permitió votar por inconsistencias en la dirección de domicilio en el DUI respecto de la del padrón electoral.

Otra petición de amparo fue interpuesta por jóvenes que insisten en que se revisen los votos impugnados y nulos por suponer que hubo varias anomalías al momento de calificarlos y dejarlos establecidos como tal.

Asimismo el ciudadano Danilo Vega presentó dos recursos pidiendo la inconstitucionalidad de los resultados de las elecciones del 2 de febrero y del 9 de marzo. Una petición más fue interpuesta por Margarita Posada, pero pidiendo que la Sala no admita ninguno de los amparos y recursos presentados.

El TSE por su parte aceptó y estudiar un recurso de nulidad de elecciones presentado por los candidatos de ARENA, pero tras escuchar a los testigos aseguró no encontrar causa suficiente para anular los comicios y dio como ganadores a Sánchez Cerén y a Ortiz.

Sin embargo, a ARENA todavía le queda hacer uso de su derechos establecido en el artículo 272 del Código Electoral que le permite reclamar la nulidad del escrutinio definitivo.

La embajadora Aponte afirmó que la administración Obama solo reconoce por ahora al presente Gobierno de El Salvador.

"Hay unos procesos que no han terminado y esos procesos hay que observarlos y hay que seguirlos, pedimos paciencia y el resultado del proceso, cualquiera que sea, vamos a trabajar con el gobierno que sea elegido. Eso yo lo he dicho desde hace unos seis meses y tenemos un gran compromiso para hacer eso y esa va a ser nuestra actuación", reafirmó la embajadora Aponte ante la insistencia de los periodistas.

Por su parte, la calificadora de riesgo Moody's ha expresado que debido al estrecho margen de ventaja, el FMLN tendrá que dialogar con ARENA para que este último reconozca los resultados, ya que si gobierna solo no tendrá suficiente espacio de maniobra económica y políticamente. (Ver nota en página 4).

Fitch Rating en tanto dijo que el gobierno del FMLN tendrá que enfrentar dos años más de bajo crecimiento económico, la urgencia de atraer inversión extranjera, fortalecer a la empresa privada y estabilizar las finanzas públicas. Si ello no se hace y, por el contrario endurece su intervención estatal, el país continuará con el deterioro económico, acotó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación