Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Especialistas: plan nutricional debe ser integral

Especialistas en educación y docentes señalan que el programa de alimento debe cuidarse, destinarle más fondos y vigilarlo.

El PMA se inclina porque se haga una revisen de los menús escolares que se preparan en lo rural y urbano.

El PMA se inclina porque se haga una revisen de los menús escolares que se preparan en lo rural y urbano.

El PMA se inclina porque se haga una revisen de los menús escolares que se preparan en lo rural y urbano.

Los especialistas en educación, Felipe Rivas y Oscar Picardo, coinciden en que el programa de Alimentación Escolar de El Salvador (PASE) reviste una gran importancia para el desarrollo educativo de los niños y del país, por lo cual requiere mayor financiamiento estatal.

"El problema en el tema de alimentación, vaso de leche y toda la parte subsidiaria que ha existido por vía cooperación y estado, es que debería convertirse en un programa nutricional integral, que sí imputaría en términos educativos y de calidad", manifestó Rivas cuando fue consultado sobre el fin de la asistencia técnica del PMA.

Además, expresó que este programa tiene una razón de ser y validez importante para el desarrollo de la niñez, fundamentalmente en los más pequeños. De allí que insiste en la necesidad de que se tenga un nivel de inversión adecuado en el programa.

A criterio de Rivas "es necesario modificar los presupuestos e inversión en la educación". Insiste en que es un tema que debería atenderse de manera urgente y prudente, en el sentido que los recursos estén disponibles de manera oportuna, en el tiempo, según los compromisos.

Rivas considera que es importante que organismos internacionales que tienen estándares internacionales especializados acompañen el proyecto, porque eso favorecería que haya supervisión y contraloría internacional y nacional a efecto de que los rendimientos y el desarrollo integral de la niñez, en materia educativa, sean eficientes.

En opinión del especialista Oscar Picardo es necesario mantener y cuidar el programa, pero hay que revisar las condiciones, tipo de alimentación, espacios y condiciones logísticas de distribución.

"Creo que hay que crear unidades descentralizadas a nivel departamental. Hacer estrategias con municipalidades para que la comida y el vaso de leche lleguen a tiempo", indicó.

Las observaciones resultan válidas, partiendo de que directores como Cristina Fabián, del Centro Escolar Buena Vista, de Soyapango, advierten la necesidad de que haya eficiencia para realmente ayudar a los niños.

Manuel Molina, director de escuela y secretario general del gremio docente Simeduco, sostiene que la reducción en la entrega de alimentos ha causado resentimiento hacia al Ministerio de Educación. "Antes (el alimento) se daba para 120 días lectivos, hoy para 80", opinó Molina.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación