Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Especialista dice que próxima crisis en el país será por el agua

b El ingeniero Ricardo Alberto Martínez labora en una de las 100 mejores compañías de Estados Unidos

El ingeniero Ricardo Alberto Martínez sostiene que eventualmente El Salvador el sector construcción tendrá que entrar en el tema de la sostenibilidad. foto edh / Lissette monterrosa

El ingeniero Ricardo Alberto Martínez sostiene que eventualmente El Salvador el sector construcción tendrá que entrar en el tema de la sostenibilidad. foto edh / Lissette monterrosa

El ingeniero Ricardo Alberto Martínez sostiene que eventualmente El Salvador el sector construcción tendrá que entrar en el tema de la sostenibilidad. foto edh / Lissette monterrosa

El salvadoreño Ricardo Alberto Martínez, un ingeniero Químico especializado en Ingeniería Ambiental, opina que el mayor reto que El Salvador tiene en este momento es el recurso agua y, es de la opinión "que la próxima crisis del país será el agua".

Martínez, quien actualmente labora para Kiewit Corporation Omaha, Nebraska, una de las 100 mejores compañías de los Estados Unidos, manifiesta que la crisis es inminente considerando que la población sigue creciendo en forma exponencial, como suele ocurrir en los países latinoamericanos, pero el agua es cada vez menos.

La compañía para la cual labora se dedica al rubro de la construcción de todo tipo (plantas nucleares, represas, edificios, puentes carreteras) y el tiene como campo de acción tratamiento del agua.

"El agua se vuelve más escasa y el agua limpia también se vuelve mucho más escasa (en nuestro territorio). Estamos poniéndole cemento a los mantos acuíferos, a las (zonas de) recarga de los mantos acuíferos", señaló durante una visita al país.

El salvadoreño realizó sus estudios de educación básica y bachillerato en el Colegio Don Bosco, para luego cursar la carrera de Ingeniería Química en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas. Posterior se agenció una beca Fullbright, otorgada por el gobierno de Estados Unidos, para estudiar Ingeniería Ambiental en la Universidad Internacional de Florida.

Aunque el especialista reconoce que el aire de nuestro país esta muy contaminado, como arrojan los últimos datos que ha tenido oportunidad de conocer, hay condiciones que favorecen para reducir el impacto como el hecho de que tenemos bastante viento y el aire se puede ir alejando de la ciudad, pero con el recurso agua la situación es más complicada.

El ingeniero ambiental, quien es originario de San Salvador pero que por su trabajo ha viajado por todo Estados Unidos y Canadá, expuso que el incendio ocurrido en el Centro Comercial Las Cascadas mostró la importancia de tener disponibilidad de agua.

"No tenemos agua para poder sofocarlo, ni siquiera agua sucia para sacar de un río cercano", dijo el ingeniero cuya inclinación por estudiar y desarrollarse en el tema empezó en la infancia y tiene un recuerdo muy vivo de ello.

"Yo veía en aquel entonces el canal 8 y el Canal 10 de Educación y empecé a ver un programa que se trataba de reciclaje de basura y como hacer nuevamente papel de papel que se había desechado. Eso me interesó y estaba sorprendido y cuando decidí tomar mi carrera, como no existía ingeniería ambiental en El Salvador, tomé lo que me parecía más completo y acorde a eso: que era la Ingeniería en Química", comentó.

Desde su punto de vista sería de mucho beneficio que acá se cuente con regulaciones sobre este recurso. "No podemos aspirar a unas leyes tan estrictas por el nivel de desarrollo que tenemos, pero hay ciertos componentes que si se podrían acelerar. Poder definir ciertas calidades de agua para ciertos usos", sostiene el profesional.

Está consciente de que si bien para un país como el nuestro no se le puede exigir que el nivel de plomo en agua llegue a una parte por millón, pero si cumplir por lo menos las normas de la Organización Mundial de la Salud.

A su criterio la presión por cuidar el agua y el medio ambiente en general es mayor porque cada día se producen nuevos productos contaminantes, más tecnología y tenemos que estar en cierta manera preparados para afrontar esa situación.

"Creo que todos podemos hacer algo, aunque sea pequeño, para nuestra propia salud, de nuestros hijos, las nuevas generaciones y las siguientes. Nos hace falta tener una visión de futuro. Lamentablemente pensamos en el futuro inmediato", afirmó luego de observar la basura que se acumula en la playa Costa del Sol.

Al consultarlo con respecto a lo que más le gusta de su profesión, el ingeniero Martínez le encanta ver que se puede limpiar algo en un lugar donde antes hubo alguna industria y está contaminado, y levantar allí por ejemplo un complejo habitacional, un parque, un aeropuerto.

Y es que según explica la tendencia que tienen las grandes compañías de construcción es la de edificar con el menor impacto ambiental e incluso han empezado a entrar al campo de la sostenibilidad que son dos cosas diferentes.

"Medioambiente es tratar de hacer cumplir las leyes, no contaminar más, poder limpiar y manejar la contaminación. En cambio sostenibilidad significa que los recursos que tenemos vamos a utilizarlos de la mejor manera posible para hacer las construcciones", expone.

Según detalla, la sostenibiidad no sólo es algo que exige el gobierno federal, sino que los mismos clientes que los contratan.

Y es que según detalla esa es la tendencia es que todas las compañías constructoras se suban en el tren de la sostenibilidad ambiental, no sólo porque se los exige la ley o los clientes sino porque es lo correcto.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación