Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Escuelas en estado de calamidad, según sindicato de profesores

Escuelas están muy endeudadas y directores ya no pueden seguir pidiendo créditos que no logran cubrir

En el Centro Escolar Lirios del Norte, en Cuscatancingo, necesitan reparar la infraestructura. Foto EDH / Omar carbonero

En el Centro Escolar Lirios del Norte, en Cuscatancingo, necesitan reparar la infraestructura. Foto EDH / Omar carbonero

En el Centro Escolar Lirios del Norte, en Cuscatancingo, necesitan reparar la infraestructura. Foto EDH / Omar carbonero

Las escuelas del país llegaron a la cintura del octavo mes del año y a tres meses de que termine el año escolar sin recibir del gobierno los fondos requeridos para seguir brindando servicio a los alumnos; ante lo cual, ayer, la gremial de docentes Simeduco declaró "estado de calamidad educativa" y anunció protesta a partir de la próxima semana.

"El 22 de agosto haremos la primera acción de bloqueo de calles y luego empezaremos jornadas de paralización de escuelas de manera escalonada para dar finalizado en septiembre el año escolar", expresó Francisco Zelada, secretario general del Simeduco sobre una situación que sobrepasó la experiencia de años anteriores.

¿Para qué sirve el presupuesto de funcionamiento?

Con ello los directores pagan de empleados administrativos, vigilantes y docentes que no están contratados por el Ministerio de Educación (Mined), pero que son necesarios para brindar el servicio educativo. Además, compran material didáctico, material deportivo, material de limpieza, dan mantenimiento mínimo a equipos como fotocopiadoras y computadoras.

También se utiliza para hacer reparaciones mínimas de la infraestructura escolar, por ejemplo: chorros, techos, sistemas eléctricos.

Para Zelada, la situación ya se salió fuera de control porque estos meses los directores han estado pagando los créditos adquiridos para cubrir esas necesidades con fondos que han colectado a través del cobro de cuotas escolares y distintas actividades, pero a estas alturas ya no se puede seguir pidiendo a los padres de familia para eso.

Cuestionado sobre el impacto que pueda tener el cierre anticipado de actividades en las escuelas, el sindicalista afirmó que si alguien argumenta eso es mentira.

"Es estar engañando a la sociedad decir que vamos a seguir dando clases normales cuando no tenemos recursos en las escuelas . Por muy creativo que pueda ser el maestro es difícil trabajar porque no hay programas de estudio, libros de texto, plumones para los maestros. Las pizarras en muchos casos están quebradas de tanto uso y los techos rotos, al grado que cuando llueve los niños entran al aula pero a mojarse", expuso.

Al cierre de esta nota este matutino aún estaba a la espera de una reacción de la cartera de Educación con respecto a la problemática denunciada una vez más por este y otros sindicatos.

Sin embargo, el pasado 17 de julio el Ministro del ramo, Mauricio Canjura, afirmó "lo que estamos haciendo es entregándoles los fondos en la medida que ingresan fondos a las arcas del Estado. No podemos hacer más."

Por su parte Manuel Molina, director del Centro Escolar Cantón San Francisco de San Pedro Perulapán, Cuscatlán y fundador del Movimiento Magisterial Revolucionario de El Salvador, afirmó que antes de vacaciones las instituciones educativas a nivel nacional empezaron a recibir montos que rondan el 50 por ciento de lo que les tienen que desembolsar, pero lo cierto es que con eso se está cubriendo poco para todo lo que deben.

"Solo imagínese que al octavo mes del año las escuelas estén recibiendo el primer desembolso. ¿Cuándo se va a recibir el próximo depósito si ya estamos a dos meses de terminar el año escolar? Lo que va a pasar es que van a depositar con el tiempo ajustado y esto significará que las escuelas no terminarán de utilizarlo y tendrán que reembolsar", agregó y reiteró la necesidad de que el gobierno incremente el monto que asigna por alumno.

"Nunca habíamos pasado tantos meses sin presupuesto de funcionamiento", subrayó Molina tras comentar que según le explicó uno de los un técnico de educación en este primer desembolso de presupuesto de funcionamiento que se habría hecho a las escuelas la cartera de Estado habría invertido unos $12.5 millones. Cantidad similar sería para el segundo desembolso.

Paz Zetino Gutiérrez, secretario general de la gremial Bases Magisteriales, declaró que la situación de las escuelas no ha variado nada desde que se reunieron por primera vez con los nuevos titulares de Educación y señal de ello es que no los han convocado a la segunda reunión como habían convenido.

"La información que tenemos es que no convocan porque no han solucionado los problemas fundamentales que les planteamos: funcionamiento, pago de proveedores y revisión salarial", aseguró el dirigente de Bases Magisteriales.

Paz Zetino Gutiérrez califica la situación de "complicada" porque cada día que pasa se reduce más el año escolar y "la crisis sigue en la mayor parte de escuelas. La gente no tiene información de que se le haya depositado".

La gremial Bases Magisteriales ha llamado a los directores a no endeudarse más ni a título de la escuela ni a título personal para cubrir necesidades de los centro escolares porque la situación es incierta y luego se van a ver en más problemas para cumplir con los compromisos contractuales.

Ayer por la tarde, en el seno de la Intergremial de Trabajadores por la Educación, que está integrada por los gremios Bases Magisteriales, Simeduco, Siandes 21 de Junio, Sedesa y Sigetmes se acordó también realizar en bloque una acción de calle el 29 de este mes.

Escuelas en estado de calamidad
Publish at Calameo or read more publications.

¿Cuánto asigna el gobierno a cada centro educativo?

El ministerio asigna a cada institución educativa pública un monto que establece a partir de la matrícula final que tuvo el año anterior.

Los dirigentes de gremios de maestros explican que por cada estudiante se le asignan a las escuelas de educación básica 13 dólares anuales. Mientras que a los institutos se les asigna 50 dólares anuales por estudiante.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación