Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Escolares sin ir a las aulas porque los profesores preparan clases de 2016

Los centros educativos públicos han tenido que suspender entre dos y tres días de clases para que los docentes planifiquen los contenidos que darán el próximo año

Clases irregulares por planeación de año escolar 2016

En varias escuelas del país las clases ya han sido suspendidas por dos o tres días, esto, debido a que el Mined ha solicitado la planeación para 2016,...

Escolares de distintas escuelas  del país están sin asistir a clases. Los directores se han visto obligados a suspender las lecciones en las aulas debido a que el Ministerio de Educación (Mined) les ha exigido que planifiquen por adelantado las clases  que impartirán día a día en 2016, por grado, por materia y que al mismo tiempo  determinen cuánto invertirán en cada actividad que realizarán dentro del aula.

Paz Zetino Gutiérrez, secretario general de la gremial Bases Magisteriales, afirmó que la disposición del Mined ha causado descontento entre los educadores primero porque a estas alturas del año no terminan de ejecutar las planificaciones que hicieron en las últimas semanas del año pasado, segundo porque se trata de una actividad que requiere varios días y los directores departamentales, en la mayoría de casos, exigen que la información haya sido provista antes de que inicie la próxima semana.

Gutiérrez explicó que en ese contexto desde el pasado miércoles en  instituciones de la ciudad de La Libertad, como el Complejo Educativo Walter Soundy, Marcelino García Flamenco y Daniel Hernández no se han tenido clases.

Lo mismo ocurre en escuelas del departamento de La Paz, en Panchimalco y pronto en Cuscatlán.

“Imaginará lo que significará estar planificando los 20 a 25 contenidos por asignatura para lograr determinar el costo, en términos económicos, que voy a  necesitar para cada recurso. La gravedad del caso es que para hacer semejante trabajo, en el mejor de los casos, les han dado 72 horas a los profesores; y durante esos tres días han suspendido las clases los alumnos”, expuso el dirigente de Bases Magisteriales.

En esos días los educadores tienen que introducir esa información en una matriz digital  que se ha provisto a las escuelas. 

Según Gutiérrez esto también ha puesto en apuros a los profesores de las escuelas de la zona rural que carecen de centro de cómputo donde procesar los datos, quienes se han visto obligados a trasladarse a escuelas de los cascos urbanos para buscar ayuda.

El sindicalista dijo que ellos han tenido conocimiento de que la medida dictada por la cartera de Estado obedece a lineamientos del Ministerio de Hacienda, quien quiere que haya una nueva forma de crear los presupuestos de los centros educativos públicos.

“Hoy ya no quieren enviar el presupuesto escolar así como lo enviaban, doce dolares por alumno; sino que quieren que seamos nosotros los que construyamos los presupuestos de cada una de las instituciones”, expresó.

Gutiérrez, quien es subdirector del Complejo Educativo Walter Soundy, añadió que el hecho de que los maestros tengan que poner el detalle de cuánto gastarán en los materiales de la clase que den a diario ha implicado por ejemplo hacer cotizaciones en las librerías, pero en todo caso los precios de hoy no serán los que estén vigentes el próximo año que les den los fondos.

Manuel Molina, director del Centro Escolar Cantón San Francisco, de San Pedro Perulapán, Cuscatlán, declaró que el sentimiento de los profesores de esa zona ha sido de rechazo a la medida. 

Molina opinó que si bien los técnicos del Mined  les han pedido que busquen alternativas para no perder clases eso es casi imposible porque la planificación implica de por si mucho trabajo y hacerlo en tan corto tiempo peor.

“Para nosotros es fuera de ley, porque esta establece que las planificaciones deben llevarse al día, pero no habla de hacer una planificación para el siguiente año. Entiendo que Hacienda le ha pedido esto a Educación, en el sentido que se piensa que no se utiliza bien los fondos, inclusive para esta parte de material didáctico”, expresó.

El docente aclaró que en las escuelas no se despilfarra los fondos que les desembolsan de forma atrasada.

Tanto Molina como Zetino Gutiérrez consideran que hacer los presupuestos de las escuelas en base a la necesidad del docente en el aula y no en función de la cifra de alumnos que se tiene no favorecerá a las instituciones. Mas bien temen que esta es una forma que se busca para reducirles aún más los fondos que se les asignan cada año.

El profesor Ernesto García, del Centro Escolar Caserío San Luis Córdova, Cantón Troncones, Panchimalco, cuestiona que esta forma de planificar es muy prematura. 

“Uno está trabajando en una cuestión hipotética, en base a un presupuesto que no existe, y que nadie puede garantizar que llegue a tiempo”, manifestó García.

El centro educativo donde labora este docente es uno de los de Panchimalco que han interrumpido clases, pues ayer los cuatro educadores que lo conforman se habían tenido que trasladar a la Escuela Brazil para trabajar la planificación.

El profesor García agregó que esa forma de presupuestar mantendrá más limitado al educador, sobre todo ante imprevistos.
“Si la escuela tiene presupuesto uno tiene como maniobrar cuando el recurso no alcanza en el aula, pero en esta planificación no porque lo cierran”, dijo.

El profesor de la Escuela del cantón Troncones sostiene que “al Estado le interesa desfinanciar la educación con cualquier tipo de pretexto.” 
 José Napoleón Rafaelán, director del Instituto Nacional General Brand, de San Salvador, dijo que ellos también han recibido la instrucción de realizar la planificación del próximo año.

Aunque Rafaelán, en cuya institución también se vieron forzados a suspender clases,  no ve mala fe en la disposición ministerial, considera que sería bueno que se cumpla con la asignación de los  fondos. 

“El lunes tenemos que enviarlo al Ministerio de Educación. Es bastante lo que hay que trabajar porque como es por materia y por especialización. Si son (bachilleratos) técnicos hay que ver en las 14 materias las necesidades del maestro requiere en el aula”, agregó.

La semana pasada, un grupo de docentes de San Vicente protestó frente a la Dirección Departamental del Mined, en ese municipio, por la medida.

Ayer  este periódico solicitó la posición del Ministerio de Educación al respecto de esta nueva medida, pero al cierre de esta nota aún no se había logrado tener contacto con algún funcionario.

 “La semana pasada hubo un grupo de maestros en San Vicente que dicen que fueron sometidos a estrés, y eso llevó a muchos a que se les elevara la presión arterial”, Paz Zetino Gutiérrez, secretario general de Bases Magisteriales
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación