Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Escasez registrada en 2014 es grave, según médicos

El tipo de fármacos que faltó es de uso frecuente en los hospitales y no dar el tratamiento a los usuarios atenta contra la salud, consideran

Usuarias del hospital Bloom hacen fila en la farmacia de la antigua Consulta Externa. Foto EDH / Archivo

Usuarias del hospital Bloom hacen fila en la farmacia de la antigua Consulta Externa. Foto EDH / Archivo

Usuarias del hospital Bloom hacen fila en la farmacia de la antigua Consulta Externa. Foto EDH / Archivo

El informe de desabastecimiento de medicamentos, entre junio y diciembre de 2014, en cuatro hospitales públicos, proporcionado por la Oficina de Información y Respuesta (OIR) del Minsal, pone en duda los datos que las autoridades dan públicamente, opina Ricardo Minero, miembro de la Junta Directiva de la Asociación Salvadoreña de Salud Pública.

"Seguramente la ministra de Salud tiene razón cuando dice que solo el 20 por ciento les falta, pero son de los (productos) que más se usan, del combate de día a día", comentó el médico.

Por su parte, Miguel Majano, presidente del Colegio Médico, manifestó que en el reporte, las mismas autoridades aceptan las carencias que existen a través de las recetas no despachadas, que en cuatro hospitales sumaron 81 mil 947 en los últimos siete meses de 2014.

Majano indicó que se debe pensar en qué se le proporciona a los usuarios de los establecimiento públicos que demandan atención.

"El común denominador de todos los hospitales (cuatro) es desabastecimiento, por ejemplo, el hospital de Santa Ana, en el periodo de junio a diciembre de 2014 no despachó 29 mil 770 recetas, o sea igual número de pacientes que no recibieron medicamentos, un promedio de 4 mil 253 pacientes por cada mes", indicó Majano.

El presidente del Colegio Médico dijo que la situación es preocupante y grave porque los tratamientos incompletos, o el no dar tratamiento a las personas, incrementa las consultas y hospitalizaciones porque el paciente llega más complicado.

"El desabastecimiento de los medicamentos puede tener como resultado el aumento de las defunciones, incremento de procesos respiratorios como neumonías, dengue, insuficiencia renal, para mencionar algunas; esto conlleva a tener una población enferma y lo que es peor, afecta a las familias de escasos recursos", acotó Majano.

Minero expresó que la situación "es gravísima porque estamos hablando que en un periodo de seis meses no ha habido los medicamentos que debe tener toda institución que se cataloga como de tercer nivel, es decir que se trata de medicamentos muy caros para la población".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación