Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Empresarios ven "anarquía" por ineficiencia en seguridad

Empresarios temen que se perjudiquen más el turismo, las inversiones y empleo

Comandos de Salvamento rescatan en el río San Jerónimo, de Tecoluca, el cadáver de Carlos Alberto Estrada, hijastro del presidente de la Asociación de Lisiados de Guerra, quien fue asesinado junto a su padre en San Vicente el 5 de mayo. Foto EDH

Comandos de Salvamento rescatan en el río San Jerónimo, de Tecoluca, el cadáver de Carlos Alberto Estrada, hijastro del presidente de la Asociación de Lisiados de Guerra, quien...

Comandos de Salvamento rescatan en el río San Jerónimo, de Tecoluca, el cadáver de Carlos Alberto Estrada, hijastro del presidente de la Asociación de Lisiados de Guerra, quien fue asesinado junto a su padre en San Vicente el 5 de mayo. Foto EDH

El alza desmesurada en la ola de asesinatos que se registró en mayo en el país tiene una causa innegable, según empresarios consultados por este periódico: la falta de eficiencia del Gobierno para combatir la delincuencia y las pandillas, lo que ha generado prácticamente una "anarquía".

Ante este panorama los dirigentes empresariales se quejan de que El Salvador no será bien visto internacionalmente como un destino turístico y mucho menos como un lugar donde se pueda invertir.

En cambio para algunos diputados consultados, el problema es de falta de recursos para que la Policía Nacional Civil (PNC) pueda combatir frontalmente el mayor flagelo que agobia a la población.

Otros no creen que existan grupos de exterminio que asesinen a pandilleros o que la mayoría de homicidios registrados en mayo se hayan perpetrado en contra de civiles.

La consulta se realizó con base en una investigación hecha por este periódico, en la que se logró determinar que la mayor parte de asesinatos registrados en mayo no fueron cometidos en contra de pandilleros, como aseguran las autoridades policiales.

Y que también el modo de operar de quienes se dedican a matar a delincuentes o pandilleros tiene características similares a las usadas por grupos de exterminio.

Pero el Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), David Morales, no descarta que existan grupos de exterminio e incluso que haya funcionarios de instituciones de seguridad del Estado participando.

"Lo que podría decirle que como Procurador es que no descarto que existan los grupos de extermino con fines de limpieza social en El Salvador. Hay un patrón histórico que siempre los ha mantenido en la impunidad, con fines de limpieza social, contra presuntos delincuentes", explicó Morales.

De acuerdo con el funcionario, la PDDH ha abierto diversos casos por ese tipo de violencia, y lamentablemente se han convertido en un "patrón de homicidios con ese tipo de características: grupos de personas que visten ropas oscuras, similares a la policía, rostro cubierto, armas largas, desplazándose en vehículo, estas son características que hacen que se genere la hipótesis de grupos de extermino con fines de limpieza social", acotó.

Morales explicó que de este tipo de hechos han realizado la verificación de unos 17 casos ocurridos en 2014 y que están iniciando la verificación de otros casos que se registran en el presente año.

Morales dijo que están por concluir las investigaciones y en la mayoría de los casos la Fiscalía, la Policía y los Tribunales han descartado la participación de elementos policiales. En otros casos han condenado a integrantes de pandillas como los responsables de los homicidios, pero aún así no desecha que se trate de grupos de exterminio.

"Sin embargo, yo debo hacer la valoración al respecto, en el sentido de que varios de los casos siguen en la impunidad, que el patrón de violencia se sigue repitiendo, que todavía las investigaciones no han llegado a una profundidad tal que establezcan autores intelectuales posibles en estos crímenes hechos, por lo tanto, la hipótesis de que sean grupos de exterminio en los cuales, incluso, otros grupos de pandillas puedan ser utilizados con la modalidad de contratación, es una hipótesis que no debe ser descartada", afirmó.

Para los empresarios, lo que está ocurriendo en El Salvador es de inmensa preocupación, ya que si existen estos grupos, consideran que la violencia no puede ser combatida con el mismo método, y piden a las autoridades policiales investigar los casos.

"Hemos leído las noticias con preocupación, no puede ser que un problema se resuelva con otro problema, no vamos a estar de acuerdo en ese tipo de grupos que fuera de la ley pretenden poner en orden a los que están fuera de la ley, porque entonces volvemos en una sociedad que se maneja a través de las violaciones de las leyes. Ojalá que esto sea un caso aislado y no algo que se esté repitiendo y no es una solución a los problemas y debe investigarse por parte de las autoridades", lamentó Jorge Daboub, presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

El director de la ANEP, Arnoldo Jiménez, abonó que dicha situación afecta la imagen del país en todos los aspectos, ya que si no se siguen los procedimientos legales, esto repercute en la seguridad jurídica, en las empresas, los empleos y el turismo.

"El gobierno debe concentrarse en ser eficientes, ya ANEP le hizo una propuesta preparada por un grupo que definitivamente sabe del tema, el equipo de (Rudolph) Giuliani (exalcalde de Nueva York), allí están las recomendaciones, lo que falta es implementarlas", dijo Jiménez.

Para Luis Cardenal, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, el que se deduzca que existen grupos de exterminio le da un agregado negativo a la situación de inseguridad que vive el país.

"Agrega al desorden social y a una especie de anarquía ante la ley, donde ya no solo son los grupos delincuenciales, el crimen organizado y el pleito entre las pandillas, sino que además van a existir organizaciones que se dediquen a tomar la justicia por su propia mano y claro que afecta", señala Cardenal.

Coincidió con Daboub y Jiménez en que el incremento de homicidios y la sospecha de que haya grupos criminales organizados afecta el clima de inversión, en la generación de más fuentes de empleo y no abona al desarrollo productivo del país.

Pero cuestiona que no se vaya a tratar únicamente de una "cortina de humo para confundir a la opinión pública" y para lanzarse la pelota o delegar responsabilidades que les corresponden a las autoridades de Seguridad Pública.

"Generalmente asocian a los grupos de exterminio con intereses, en algunos casos políticos, y eso en algunos casos complica todavía más la situación. Si tienen evidencia de que esto así es, pues que los persigan y que les caiga todo el peso de la ley", afirmó Cardenal.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación