Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Empresa en EE. UU. niega vínculo con el exdirector del ISSS

Dos socios de Best Quality Service LLC, dicen que esta firma nunca ha tenido negocios con Leonel Flores Sosa

Leonel Flores, exdirector el ISSS, junto al entonces presidente Mauricio Funes, durante la inauguración de una clínica del Seguro Social.

Leonel Flores, exdirector el ISSS, junto al entonces presidente Mauricio Funes, durante la inauguración de una clínica del Seguro Social. | Foto por elsalv

Leonel Flores, exdirector el ISSS, junto al entonces presidente Mauricio Funes, durante la inauguración de una clínica del Seguro Social.

Dos socios de la empresa dedicada al rubro de limpieza Best Quality Service LCC, registrada en Virginia y con domicilio en la ciudad de Manassas (EE. UU.), aseguraron a El Diario de Hoy que nunca han tenido relación de negocios con el exdirector del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, ISSS, Leonel Flores, ni le han desembolsado utilidades, tal como él lo manifestó a la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

El exfuncionario del gobierno de Mauricio Funes declaró en su informe de bienes que parte de sus ingresos mensuales adicionales por $12,419 provenían de dicha firma, afincada en Estados Unidos, en concepto de utilidades.

Como respaldo, Probidad dice que Flores Sosa presentó la fotocopia de una carta escrita en inglés que no fue traducida al español ni fue legalizada, en la que el supuesto presidente de la empresa, Félix Carrera, hace constar que Flores es socio de dicha firma y que ésta decidió distribuirle $12,419 de sus acciones.

Pero tanto José Pineda, responsable de la compañía, así como Dionisio Rivas, otro de los socios, ambos salvadoreños, niegan que Flores Sosa  figure en la lista de socios y que le hayan dado ese monto en concepto de utilidades, como lo asegura.

Las declaraciones de ambos socios concuerda con lo que la Corte Suprema en pleno dice en su resolución del pasado 26 de noviembre en la que ordena abrirle juicio a Flores Sosa luego de que le encontrara “indicios suficientes” de que se enriqueció ilícitamente.

En la resolución se detallan esos hallazgos, entre los que destacan depósitos bancarios por $512,016.13 que no corresponden con los ingresos que él reportó como únicos, los percibidos como director del ISSS entre el 14 de enero de 2011 al 31 de mayo de 2014.

 “La sección de Probidad  establece que es desconocida la procedencia de depósitos por $313,282.88, sobre todo tomando en cuenta que según afirmaciones del declarante, los ingresos percibidos en el extranjero no ingresarían a cuentas bancarias de El Salvador, siendo esto último parte del juramento que consta en su declaración patrimonial”, dice la Corte en su escrito.

Esos otros ingresos adicionales a los que hace referencia la Corte Plena es a los que según ellos, Flores Sosa dijo que provenían de la empresa Best Quality Service LCC, radicada en Virginia (EE. UU.).

Pero José Pineda, quien aparece como responsable del negocio según el registro público del Estado de Virginia, no solo desconoce a Flores Sosa sino que tampoco se explica cómo él vinculó a la compañía en este caso que tiene al exfuncionario en espera de que  la Cámara Segunda de lo Civil resuelva si le abre juicio tal como lo mandó la Corte Plena. 

“Lo único que le puedo decir es que no sé cómo consiguió este señor Leonel Flores esa carta que se menciona, pero que quede claro que nosotros no teníamos conocimiento de esto. Él utilizó el nombre de nuestra compañía sin que nosotros estuviéramos al tanto, eso fue todo”, dijo Pineda.

¿Usted sabe si en algún momento el señor Leonel Flores se acercó a alguno de los socios con el interés de invertir en la compañía?, se le pregunta a Pineda y él responde con un rotundo: “No, no hemos tenido ningún acercamiento con él en ningún momento por asuntos de negocios”.

En las primeras indagaciones para confirmar la información sobre la empresa mencionada en el  informe de la Sección de Probidad de la CSJ, El Diario de Hoy contactó a otro de los propietarios del negocio, que en ese momento dijo desconocer totalmente el tema pero que por tratarse de una empresa privada, hay información que no puede ser revelada.

La reacción de Dionisio Rivera vino luego de que se le explicara sobre las utilidades que Flores Sosa dijo percibir de esa empresa Best Quality Service  LLC. Sólo se limitó a explicar que no puede revelar datos de una empresa privada.

Sin embargo,  dijo: “Si alguien dice que ha recibido tal cantidad de dinero de un negocio que ha hecho, es esa persona la que está obligada a declararlo con los impuestos y debe demostrar de dónde ha sacado la plata”.

Y agregó: “Una empresa como la nuestra no está obligada a comprobar algo solo porque la mencionen, es la persona que está afirmándolo quien tiene que hacerlo”.

Otra fuente de la empresa que pidió no ser identificada, sentenció: “Esto (ingresos de más de $12 mil) es totalmente falso. Ni en el mejor momento ninguno de los socios ha llegado a recibir ni 5 mil dólares mensuales”. 

Pero además aseguró que Best Quality Service “es un negocio pequeño” y que por ahora solo cuentan con ocho clientes, entre ellos un hotel y unas oficinas  en Virginia.

Estas declaraciones contrastan con lo que afirma Flores Sosa y de alguna manera responden al cuestionamiento hecho por la Corte Plena, según consta en su resolución  emitida el 26 de noviembre.

Lo que dice la Corte
“El señor Flores Sosa ha manifestado tener acciones en la sociedad Best Quality Service  LLC., de la cual se indica que opera bajo las leyes del estado de Virginia, Estados Unidos de América, y lo ha intentado respaldar con una fotocopia de una carta suscrita por Félix Carrera, señalado como presidente de la sociedad, que está en inglés y no ha sido traducida ni legalizada”, dice el escrito de la Corte Plena.

Pero además, dice la resolución, que en dicha carta “se hace constar que los accionistas acordaron distribuirle al declarante un monto mensual de $12,419.00”.

Pero añaden que Probidad en aras de “comprobar la veracidad respecto a tal información se requirió la colaboración de la Embajada de los Estados Unidos de América acreditada en el Salvador”, y que de esa sede diplomática se les manifestó que  en su investigación no se le identificó a Flores Sosa en el domicilio de la empresa que reportó en su declaración.

“El señor Jason Kaplan, agregado jurídico de dicha embajada, remitió una carta el día 18 de noviembre de este año, en la cual señaló haber conducido las investigaciones apropiadas en el establecimiento Best Quality Service, LLC, con domicilio correspondiente y que el señor Flores Sosa no trabaja en el local” y que no fue identificado.

En la resolución también se menciona que Probidad le requirió a Flores Sosa presentar el número y valor de las acciones, el porcentaje de participación y el saldo de la inversión, pero que eso solo fue cumplido de manera parcial, y que pese a insistírsele a que completara lo requerido, “el exfuncionario no contestó”.

Posterior al anuncio de la Corte Plena de abrirle juicio por ese y otros indicios de supuesto enriquecimiento ilícito, el exdirector del ISSS apareció en una entrevista televisiva y aseguró: “Esa empresa (Best Quality Service LLC) obviamente sí (existe), ahora se han dividido en dos empresas más, y de hecho, incluso, los dueños, que son salvadoreños, me han dicho que no quieren que se mencionen, porque ellos no quieren entrar en el juego político y en la guerra sucia que está sucediendo en el país”.

Flores también intentó refutar el informe remitido por el agregado jurídico de la Embajada de Estados Unidos a Probidad. Dijo que dicho informe estaba mal fundamentado porque lo habían tratado de ubicar como empleado cuando  él era un accionista de la compañía. “No las han hecho bien (las investigaciones de la embajada estadounidense), no he trabajado para ninguna empresa, son activos de inversión en esa empresa”, dijo Flores.

Además, argumentó que la Embajada pidió “el informe actual” cuando “la empresa se disolvió y cada quien hizo sus otras empresas, entonces, precisamente eso ya no existe, pero sí existió, y eso lo puedo demostrar, y lo voy a demostrar en la Cámara, incluso la persona está dispuesta a decir aquí estoy, entonces, y lo voy a demostrar”.

Sobre la fotocopia de la carta que le cuestiona Probidad, Flores justificó que una similar entregó al Banco Hipotecario para recibir el crédito de medio millón de dólares para la compra de la casa en la colonia Escalón de San Salvador, uno de los bienes que la Corte Plena le ha congelado mientras se le sigue el juicio. 

Pero tanto José Pineda como Dionisio Rivas insisten en que Flores Sosa nunca ha tenido relación con la empresa; tampoco confirmaron de que se hayan dividido tal como lo aseguró en la entrevista el exdirector del Seguro Social.

Sobre Félix Carrera, quien firmó la carta que Flores Sosa presentó ante Probidad y el Hipotecario para justificar su ingreso adicional mensual de $12,419, Pineda aclaró que dejó de trabajar en la gerencia de una división del negocio en otro Estado desde principios de este año.

Según indagaciones de El Diario de Hoy, Carrera es un inmigrante de origen peruano que fungía como gerente para unos contratos que Best Quality Service LCC tenía en el Estado de Pennsylvania. Además forma parte de un grupo musical en Virginia y dejó de trabajar con la empresa a principios de este año cuando finalizaron los contratos para hacer limpieza en edificios en Pennsylvania.

Según el registro público de Virginia, al que este medio tuvo acceso, dicha compañía se conformó en el Estado de Delaware el 12 de septiembre de 2011, pero asentó su domicilio que ahora aparece en el local 317 de un edificio de oficinas ubicado en el número 10432 en Balls Ford Road, en Manassas, Virginia. En el mismo aparecen cinco socios, no así Leonel Flores Sosa, quien así lo declaró bajo juramento ante Probidad de la Corte Suprema de Justicia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación