Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Empresa inactiva prestó a Funes $250,000 en 2013

Supuesta oficina de Agroservicios ubicada 73 Avenida Sur de la Colonia EscalÛn.

 Supuesta oficina de Agroservicios ubicada 73 Avenida Sur de la Colonia Escalón | Foto por MC

La empresa Agrosuministros S.A. de C.V. dio al expresidente Mauricio Funes, un mutuo (préstamo de consumo) que asciende a $250,000, según la resolución de la Corte Suprema de Justicia que ordenó juicio contra el exmandatario por presunto enriquecimiento ilícito.

Sin embargo, esta empresa no efectúa ninguna transacción comercial desde el año 2011 y es considerada como “inactiva”, según información del Centro Nacional de Registros (CNR).

“Según la revisión de libros, no ha operado desde el año 2011 por lo que es considerada como empresa inactiva”, dice una carta presentada por el auditor de Agrosuministros S.A. de C.V., Medardo Adilio Bonilla,   en diciembre de 2012 para presentar el balance general de 2011 por disposiciones legales en el registro de comercio del CNR.

La empresa surgió en mayo de 1999 y esta inscrita con el número 00019, libro 1,440 en el registro de sociedades. Se formó a raíz de la unión entre la sociedad Metal Wood S.A. de C.V. y Sumifer S.A. de C.V., según se confirmó en el CNR

Además los documentos que están en esta institución gubernamental indican que la compañía solo tiene $2,285.71 en activos y ha reportado, desde 2002 “inactividad” en sus operaciones, según los balances consultados en el CNR.

Según la resolución de la CSJ,  Funes adquirió un crédito rotativo el 2 de marzo de 2013 por parte de Agrosuministros S.A. de C.V., para justificar compra de vehículo, pero según la Corte “no hay documentación soporte de las cantidades de dinero entregadas en relación con el mismo” que determinen si Funes hizo uso de ese cuarto de millón de dólares en su totalidad.

El documento  también afirma que no aparecen movimientos bancarios que puedan confirmar la recepción del monto sobre todo porque, a partir de la fecha anterior, se le otorgó un año para hacer uso del monto total otorgado.

“Tampoco existe explicación de porqué no fue incorporada la información en su declaración jurada de patrimonio cuando se entregó a la Sección de Probidad”, sintetiza la resolución.

También se confirmó en el CNR que Jorge Alfredo de Jesús Rodríguez Mendoza es el represente legal de Agrosuministros S.A. de C.V. desde que se constituyó la empresa. Este entregó a Funes el mutuo por los $250,000 el cual, según la resolución de la CSJ, debía cancelarse a través de un solo pago, cinco años después de adquirido.

Las dos direcciones de una misma empresa

Agrosuministros S.A. de C.V., no tiene dirección registrada en el CNR pero en una búsqueda en internet la firma aparece  con dos direcciones distintas. Una de ellas es en la colonia Jardines de San Marcos, calle 2, número 2115, municipio de San Marcos. Sin embargo, si bien es correcta la ubicación, no existe la numeración correlativa de la casa que aparece en el sitio de Internet. 

Un equipo de este periódico verificó en el lugar y pudo constatar que la oficina no existe. Es una zona residencial de clase media ubicada en las cercanías de la Terminal del Sur. Al preguntar a los vecinos no dan referencia de la empresa.

Lo que sí existe es otra compañía que se dedica a la venta de suministros agrícolas pero ubicada en una casa de otra calle de la misma colonia y con otro nombre comercial. Se habló con el propietario y reveló nunca haber tenido contacto con el expresidente Funes.

En el registro de Internet también aparece un número de teléfono fijo al cual se llamó y no existe. En el registro de escrituras del CNR solamente aparece  que la empresa en mención está registrada únicamente con el domicilio de San Marcos, sin dar más detalles.

Sobre esta empresa también aparece en una búsqueda de internet otra dirección en la colonia Escalón, final 73 Avenida Sur número 3838, condominio Villas del Árbol, número 31, cuyo propietario según el Registro de Comercio del CNR es Jorge Alfredo de Jesús Rodríguez Mendoza, la misma persona del que la resolución de la Corte Plena menciona como representante  de la firma comercial que le hizo el préstamo a Funes.

Al preguntar a los porteros del edificio por Rodríguez Mendoza afirmaron que nadie con ese nombre reside en ese edificio, incluso, dijeron que no hay empresas comerciales o oficinas, sino que sólo apartamentos de vivienda.

El número del apartamento efectivamente es el 31, dijeron los porteros, pero afirmaron que son dos personas las que residen en el mismo y que ninguna responde al apellido Rodríguez y mucho menos que haya una compañía de suministros agrícolas en ese condominio.

Más allá de esta dirección la resolución de la CSJ también afirma que luego de que Funes saliera de Casa Presidencial hubo un deposito en marzo de 2015 por $10,000 provenientes de la firma Oceanía S.A. de C.V., una sociedad que, según Probidad, no se ha podido verificar su existencia.

En este sentido, en el CNR solo está el balance inicial al 15 de enero de 2015 de la empresa con un activo de $10,000. La empresa es representada por Hao Ouyang y tiene como socio a Luis Eduardo Wong Martínez, plantea la documentación consultada.

Por último la otra empresa que aparece en la resolución de CSJ es Multimedia S.A. de C.V., cuyo propietario es el ex entrevistador Jorge Hernández, según se constató en el CNR. 

La Corte resalta en su resolución que el juicio por enriquecimiento ilícito no es requisito para que la Fiscalía promueva una investigación penal o de extinción de dominio.

La resolución también indica que la Fiscalía General de la República (FGR) y el Ministerio de Hacienda deben investigar el origen de todos los fondos que Funes recibió durante la campaña presidencial antes de llegar al Ejecutivo, así como también indagar si por esas transferencias Hacienda percibió los impuestos correspondientes.

A Funes ya se le congelaron cuentas del Banco Agrícola, Banco Promérica, y dos del Scotiabank El Salvador.

Según el informe de Probidad, Funes gastó más de los ingresos que recibió siendo presidente, y terminó con un saldo negativo de $36, 782 que no se ha justificado

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación