Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ejecutivo pide pruebas científicas a diputados para vedar 11 pesticidas

Los diputados de la Asamblea aprobaron el pasado 5 de septiembre limitar el uso de 53 agroquímicos en el país. Foto EDH / Archivo

Los diputados de la Asamblea aprobaron el pasado 5 de septiembre limitar el uso de 53 agroquímicos en el país. Foto EDH / Archivo

Los diputados de la Asamblea aprobaron el pasado 5 de septiembre limitar el uso de 53 agroquímicos en el país. Foto EDH / Archivo

Una de las observaciones que el presidente Mauricio Funes realizó al dictamen de reformas a la Ley sobre el Control de Pesticidas, Fertilizantes y Productos para Uso Agropecuario, aprobado por la Asamblea Legislativa, es que la Organización Mundial de la Salud (OMS), exige que "haya prueba científica fehaciente de que un químico es tóxico para la salud".

Funes envió ayer a la Asamblea una serie de observaciones al dictamen en el que los diputados avalaron limitar el uso de 53 agroquímicos, el pasado 5 de septiembre. Advierte que de estos, seis están prohibidos por convenios internacionales, 13 por acuerdo ministerial de Agricultura desde 2000 y 23 más prohibidos por ambas normativas.

Recomienda que se debe cumplir con lo establecido en el acuerdo firmado por el país de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la Organización Mundial del Comercio que para "prohibir el uso de ingredientes activos de plaguicidas es necesario que dicha prohibición esté basada en principios científicos, en una evaluación de riesgo de preferencia, teniendo en cuenta las elaboradas por las organizaciones internacionales competentes".

Por lo que Funes manifiesta en su escrito que solo 11 de ellos no habían sido prohibidos en los convenios de Estocolmo y de Rotterdam, suscritos por El Salvador y también por decreto ejecutivo.

Además, ayer dijo que toma en cuenta la evaluación que hizo el presidente de la Sociedad Renal de El Salvador, quien ha manifestado que no se ha demostrado fehacientemente que su uso afecte la salud o incida directamente con la insuficiencia renal.

En el informe presidencial se detallan las sustancias que a raíz de la firma de los convenios internacionales citados anteriormente ya no eran usadas. Entre ellas: el Metil paration, Endosulfán, Metamidofos, Aldicarb, Dioxinas y Furanos.

En tanto que en la prohibición ministerial se limitó la utilización de los siguientes: Leptofos, Etil paration, Arsenicales, Fluoro acetato de sodio, Dibromo cloro propano, Clorofluorocarbonos, Dibromuro de etileno, Captafol, Quintozeno, Canfeno clorado, Cianuro de sodio, Daminozide y Diclorinados.

Otros agroquímicos prohibidos tanto por decreto ejecutivo como por convenios son: DDT, Endrina, Dieldrina, Aldrina, Heptacloro, Clordimeform, Toxafeno, Hexaclorobenceno, Clordecon, Dodecacloro, Pentaclorofenol, HCH, Fosfamidon, y Monocrotofos, entre otras sustancias.

Además, Funes pide estandarizar el listado con el nombre de los agroquímicos, pues observa que en el dictamen se les ha mencionado con el nombre del ingrediente activo, o con el nombre químico y en otros casos con el nombre comercial.

Recomienda que se deben citar con el nombre químico según lo establece la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (Upac) y atendiendo lo sugerido por otros organismos como la OMS y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), "dado que el menor cambio puede convertir al producto listado en otro totalmente distinto".

Funes indicó que en el dictamen hay "una colisión de derechos", el de la salud y el de la seguridad alimentaria.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación