Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Educación necesita $500 Mlls para infraestructura pero solo tiene $25 Mlls

La cartera de Estado  invirtió $19 millones el año 2015, según el ministro Carlos Canjura; Algunos gremios docentes opinan que se debe invertir $100 millones anuales en este rubro

Complejo Educativo Altavista requiere mejoras en su infraestructura

Varias secciones del Complejo Educativo Altavista, ubicado en Ilopango, trabajan en aulas provisionales que necesitan ser sustituidas por construcción mixta. | Foto por Archivo

Varias secciones del Complejo Educativo Altavista, ubicado en Ilopango, trabajan en aulas provisionales que necesitan ser sustituidas por construcción mixta.

La falta de instalaciones  adecuadas para brindar enseñanza mantiene en apuros a más de un centro educativo público del país. Aunque el Ministro de Educación, Carlos Mauricio Canjura, sostiene que el déficit de infraestructura escolar ronda los $500 millones, lo que se invertirá este año sólo es el 5 % de eso, es decir 25 millones de dólares. 

“No creo que sea menos de unos 450 a 500 millones de dólares lo requerido para poner las escuelas lindas, atractivas para las niñas y niños. No estoy hablando de nueva construcción, estoy hablando de poner las escuelas con todas las condiciones que imaginamos, ofreciendo educación integral de calidad”, aseveró el titular del ministerio de Educación.

Escuelas ubicadas en la capital y del interior del país, como el Complejo Educativo Altavista, de Ilopango; el Centro Escolar Julián Aparicio, de Chimaneca, San Miguel; y Centro Escolar Caserío Lotificación Buenos Aires II, Cantón Loma Muerto, de Sonsonate, se mantienen a la espera de que les construyan nuevos edificios de aulas.

Pese a esa gran necesidad, la inversión que la cartera de Estado prevé realizar este año en este tema no supera en mucho lo que  destinó el año anterior.
“Nosotros el año pasado terminamos invirtiendo un poco más de $19 millones (de dólares) en infraestructura, a pesar de que este rubro cuesta; pero este año tenemos la proyección de invertir 25 millones (de dólares)”, puntualizó el funcionario, al ser consultado días atrás durante un evento en el que se entregó reconocimientos a estudiantes talento.

¿En qué zonas del país se enfocarán los proyectos? Según Canjura la inversión se realizará donde sea más urgente y no precisamente se trata de construcciones sino de mejoras: “No es que tengamos la política de primero este, no. Se trata de ir viendo dónde tenemos las mayores dificultades para ir invirtiendo”.

De acuerdo con lo expresado por el ministro, la construcción de escuelas, que es más caro,  se irá desarrollando con fondos provenientes de préstamos del Banco Mundial y de Fomilenio.

Así, con recursos de préstamo tiene previsto atender 17 escuelas de forma integral y, según sus palabras, esto implica que tengan aulas para cada grado, biblioteca, centro de cómputo, salón de usos múltiples, espacios recreativos para educación física y deportes.

Para el profesor Paz Zetino Gutiérrez, secretario general de la gremial de docentes Bases Magisteriales, el problema de la infraestructura escolar no se ha atendido de forma sistemática y será difícil abordarlo.

Según estimaciones del dirigente sindical, el ministerio de Educación debería destinar arriba de los $100 millones de dólares anualmente para resolver el problema estructural de la infraestructura de la escuela.

“Fíjese que mucha infraestructura después de los terremotos no se ha intervenido, y uno escucha que cada día se empiezan a preparar más para un inminente movimiento telúrico y uno se pregunta  ¿esta infraestructura que está dañada cómo va a responder en un momento determinado?”, cuestionó Zetino Gutiérrez.

En opinión del sindicalista a estas alturas no es válido que el gobierno, a la hora de que se le critica por la baja inversión en esta materia, siga argumentando que la vida útil de las escuelas ya se sobrepasó y que es un problema heredado.

“Lo que necesitamos es presupuestar para infraestructura escolar y no más estar poniendo pretextos”, opinó.

Desde el punto de vista del representante de Bases Magisteriales, la situación es complicada puesto que desde que la ex ministra Darlyn Meza dejó la cartera de Estado ya hablaba de que necesitaba alrededor de $800 millones para atender la problemática.

 Francisco Zelada, representante del Simeduco, dijo que la falta de infraestructura escolar ya ha sido objeto de análisis de organizaciones como el PNUD, que en su momento advirtió que se requerían 665 millones de dólares, para duplicar el número de centros educativos existentes y que los estudiantes puedan recibir clases en condiciones más amplias.

"Es obvio que mientras se siga descuidando la escuela pública  la problemática de la calidad educativa va a seguir en situación de vulnerabilidad, porque sí hemos visitado centros que tienen dificultades”, declaró Zelada.

“Hay bastantes centros educativos que tienen paredes de lámina. Cuando está fuerte el sol son unos verdaderos hornos y los alumnos se desesperan al recibir clases en esas condiciones”, Francisco Zelada, Secretario general Simeduco
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación