Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Educación culpa a modalidad flexible de hacer caer promedio Paes

Análisis de Educación muestra necesidad de reforzar a este sector 

El Ministerio de Educación busca cambiarle el enfoque a la Paes para poder explorar la capacidad de razonamiento de los alumnos y la formación en valores. 

El Ministerio de Educación busca cambiarle el enfoque a la Paes para poder explorar la capacidad de razonamiento de los alumnos y la formación en valores.  | Foto por Archivo

El Ministerio de Educación busca cambiarle el enfoque a la Paes para poder explorar la capacidad de razonamiento de los alumnos y la formación en valores. 

El viceministro de Educación, Francisco Castaneda, afirmó que junto al equipo de la Dirección de Jóvenes y Adultos realizan un análisis fuerte del sistema de modalidades flexibles para determinar  qué mecanismos   pueden aplicar a fin de que los estudiantes  atendidos mejoren sus calificaciones en la Paes.

Las modalidades flexibles abarcan el programa Edúcame, los bachilleratos nocturnos y a quienes estudian educación media en contexto de encierro (cárceles).

El vicetitular de Educación, expuso que  el promedio de notas que los alumnos de  modalidades flexibles obtienen en la Paes “hace  caer el promedio nacional” en no menos de 20 a 25 décimas,  tal como lo han  observado en los resultados del año anterior.
En 2014 el promedio nacional de la evaluación de aprendizajes fue de 5.20.

Castaneda sostiene que  ese sector el año pasado sacó un promedio de 4 en la evaluación, y si ese resultado lo hubieran desagregado  la nota de los alumnos que estudian en el sistema regular o convencional (institutos nacionales y complejos educativos) hubiese sido de 5.50.

Juan Carlos Arteaga, de la gerencia de Calidad del Ministerio de Educación (Mined), detalló que donde los jóvenes y adultos del programa modalidades flexibles salen más deficitarios es en Matemáticas.

“En Matemática hace bajar grandemente el promedio nacional. En Matemática por ejemplo el promedio nacional (de la modalidad flexible) fue de 3.66 y el sistema regular tuvo de promedio 5.0”, expuso.

Arteaga dijo que en Sociales la modalidad flexible tuvo nota de 5 y el sistema regular obtuvo 6.07. En Lenguaje el sistema Edúcame tiene 4.80  y el sistema regular 5.80.  

El viceministro dijo que  en este contexto contemplan que los resultados de la Prueba Paes ordinaria que se realizará los próximos 14 y 15 de octubre de este año se presentarán de forma global, pero también desagregados por sector, para que la población pueda diferenciar el rendimiento de cada uno.

“Sería algo bien importantísimo presentar desagregadamente los resultados, aunque al final también se sume el promedio nacional de modalidades. Eso nos permitiría a nosotros incluso priorizar recursos sobre aquellas modalidades que requieren un nivel de inyección de más recursos y de más contratación de persona especializado”, aseveró Castaneda.

El funcionario reconoce que los alumnos de las modalidades flexibles de enseñanza van a la Paes con varias desventajas con respecto a los alumnos del sistema regular. 

Una de los tropiezos tiene que ver con el hecho de que los alumnos de Edúcame estudian contenidos por módulos y cuando la evaluación nacional se aplica  ellos están por iniciar el segundo módulo, en el  que precisamente tienen que ver varios de los contenidos que se evalúan. 

Según el vicetitular otra de las desventajas que presenta el sistema de modalidades flexibles es que  la mayoría de sus profesores no tienen plaza por ley de salario con el gobierno y por ende o tienen prestaciones sociales u otros beneficios.

A lo anterior se suma que tampoco tienen las mismas oportunidades de capaciatación que los docentes que trabajan en los bachilleratos del sistema regular.

“Desde allí ya hay una debilidad, donde habría que debatir si es un problema de aprendizaje en el alumno o es un problema de formación en los maestros. Es una de las cosas que están en el debate”, dijo el viceministro Castaneda.

Frente a este panorama las autoridades de educación también están valorando que  en un futuro a este sector le harían el examen por separado, para ver en qué áreas hay mayor déficit y focalizar esfuerzos.

 El viceministro Francisco Castaneda manifestó que en el análisis interno que realizan con respecto  a la prueba estandarizada se ha puesto en primer plano otras valoraciones “como el hecho de que no es una prueba muy democrática”.

De acuerdo a sus palabras las pruebas estandarizadas casi siempre no son la forma más democráticas de evaluar un sistema educativo, partiendo de que hay muchas desigualdades en lo que se refiere a los recursos que tienen los estudiantes de la zona rural, la zona urbano marginal  y la  urbana. También hay diferencias entre los colegios y los centros escolares públicos.

 “Hemos valorado el tema de que muchas veces se evalúa al alumno pero no se evalúa al maestro, y no siempre el resultado de una evaluación tiene que ver simple y sencillamente con el tema del desempeño del joven sino también con el desempeño del docente”, agregó.

También han analizado la Prueba de Aprendizaje  en términos de como los alumnos responden a items que son mecánicos y no demandan razonamiento lógico. Además, que hay una tendencia a medir los resultados de procesos que tienen a la base un carácter economicista de la educación y deja de lado la parte de construcción de ciudadanía.

De allí que han considerado darle un mejor enfoque para explorar también el razonamiento, los valores morales, espirituales y éticos de la población estudiantil.
  

“El Salvador va madurando en como evaluar los aprendizajes y no ha habido un acuerdo a este día de eliminar la Paes. Consideramos que hay que darle un mejor enfoque... ”, Francisco Castaneda, viceministro de Educación.
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación