Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Opinión

Echan a entrenador mexicano por golpear a periodista, acá justifican las agresiones

CAMBIOS Celebramos el Día del Periodista; no queremos fiestas ni regalos, lo que queremos es respeto y que se entienda a cabalidad nuestra labor de informar y hacer valer derechos esenciales

Obstruyen trabajo de periodistas en el Hospital Nacional de la Mujer

El director del Hospital Nacional de Maternidad, Roberto Sánchez, le pidió a un equipo de periodistas de El Diario de Hoy y elsalvador.com que se retiraran del centro...

El director técnico de la selección mexicana, el temperamental Miguel Herrera, conocido como el Piojo, fue separado esta semana de su cargo por golpear en el cuello a un periodista de TV Azteca, Christian Martinoli, en el aeropuerto de Filadelfia.

No termino de creer que esta sea la única razón, más bien la agresión contra el periodista, muy crítico de la gestión del Piojo, eso fue quizá la “gota que rebalsó el vaso”; la verdadera causa tiene que ver con los pobres resultados de la selección mexicana en la Copa de Oro, aunque quedó campeón del torneo por obra de  la vergonzosa ayuda de varios árbitros, quienes en tres partidos les regalaron goles en los últimos minutos.

Sea lo que sea, lo cierto es que la agresión contra un periodista es suficiente para despedir a un funcionario en cualquier país que se precie de decente y que, a toda costa, defiende la libertad de prensa; pareciera que esta norma no aplica en El Salvador, por lo menos esto lo reflejan  dos hechos ocurridos en estos días, la misma semana que se celebra el Día del Periodista.

Un periodista de La Prensa Gráfica fue agredido por un oficial de la PNC, en San Vicente, cuando cubría la protesta de unos campesinos que pedían al gobierno mejor atención; no se sabe a cuenta de qué este policía, sin razón alguna, le arrebata al periodista el teléfono con el que filmaba los hechos. 

Un segundo caso, mucho más grave, ocurrió contra un equipo de El Diario de Hoy, cuando el lunes pasado fueron expulsados a gritos por el director del Hospital de Maternidad; el video sobre los hechos está en “elsalvador.com”.

Esta agresión verbal contra los periodistas, incluida una joven periodista, madre y especializada en el tema de salud, fueron expulsados de Maternidad por el único motivo de realizar su trabajo informativo. “¡Se pueden salir por favor, porque la autoridad de este hospital soy yo! ¡Sálganse, por favor, porque yo no he autorizado en absoluto a que usted entre aquí con estos periodistas!”, gritaba el señor director del Hospital de Maternidad.
El hecho es todavía más grave, porque la Ministra de Salud, jefa del director del hospital, justificó la acción aduciendo que los comunicadores de El Diario de Hoy, al ingresar a las instalaciones, atentaban contra la intimidad de los pacientes y, un comunicador de Salud se atrevió a añadir, “y de los niños también”. 
En realidad la cobertura noticiosa fue una iniciativa de los sindicalistas, quienes denunciaron una serie de anomalías en el nuevo hospital, inaugurado hace unos meses, que adolece no sólo de falta de personal, de recursos materiales, médicos, incluidos problemas de higiene, sino también de averías en las tuberías, lo que provocó filtraciones que arruinaron unas piezas del cielo falso.

Si no condenamos estas agresiones contra los periodistas, corremos el riesgo de que se conviertan en naturales y los pasos posteriores se vuelvan  agresiones físicas e incluso mortales, como ha ocurrido con los 71 periodistas asesinados alrededor del mundo en 2014.

No podemos permitir que un funcionario, de tercera o cuarta categoría, se arrogue el derecho de decidir lo que se debe informar a la población y,  todavía peor, como ocurre con el Ministerio de Salud, interprete que informar sobre los problemas, dificultades y deficiencias que sufren los usuarios del centro es parte de una campaña de desprestigio…

Hoy celebramos el Día del Periodista; no queremos fiestas ni regalos, lo que queremos es respeto y que se entienda a cabalidad nuestra labor de informar y hacer valer derechos esenciales, entre ellos, la Libertad de Prensa y la Libertad de Expresión, que garantizan al público el estar debidamente enterado de lo que ocurre en su entorno.

*Editor Jefe de El Diario de Hoy.
ricardo.chacon@eldiariodehoy.com 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación