Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dos de cada 10 salvadoreñas tienen su primer hijo antes de los 18 años

Informe de Población 2013 pide a los gobiernos y a los políticos tomar acciones al respecto

Las niñas y adolescentes que quedan embarazadas suelen abandonar la escuela. Foto EDH /

Las niñas y adolescentes que quedan embarazadas suelen abandonar la escuela. Foto EDH /

Las niñas y adolescentes que quedan embarazadas suelen abandonar la escuela. Foto EDH /

Si dar a luz es un riesgo, todavía lo es más para una adolescente. Así lo afirma el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en el informe "Estado de la Población Mundial 2013".

Según el documento, 200 adolescente pierden la vida al momento del parto cada día en el mundo. Este grupo es parte de las 7.3 millones de menores de edad que dan a luz cada año a nivel mundial. El 95 % de estos partos adolescentes ocurre en países subdesarrollados. El informe subraya que enfrentar este fenómeno es un desafío.

Enfrentarlo, según el UNFPA, permitiría que niñas y adolescentes pasen de la educación básica al bachillerato sin ver interrumpida su educación por un embarazo, lo que les permitiría tener mejores oportunidades e ingresos a ellas y a sus familias en el futuro.

Elena Zúñiga, representante de UNFPA en El Salvador, explicó que el informe busca "hacer un llamado a la acción". Este llamado se dirige a los gobiernos, a la sociedad civil y a todos los actores políticos de la sociedad para que reaccionen ante este fenómeno. El documento señala que numerosos casos de embarazos de niñas y adolescentes son el resultado de la violencia sexual.

Zúñiga afirma que muchas veces el embarazo no es fruto de una decisión deliberada, sino "de la ausencia de oportunidades" y de "poder de decisión sobre su vida sexual y reproductiva". En sus palabras, estos embarazos son fruto "de circunstancias que salen del control de las niñas".

El informe plantea que entre las causas de los embarazos en niñas y adolescentes están la desigualdad de género, los obstáculos en el acceso al ejercicio de los derechos humanos, la pobreza, el matrimonio infantil o la unión temprana y las uniones forzadas.

Sobre esta causa, Zúñiga afirmó: "Hoy en día, lamentablemente, en Centroamérica, en este triángulo norte, estamos viendo cada vez más la influencia de las pandillas en las uniones forzadas de niñas". Para ella se trata de problemas que "no están siendo visibilizados ni atendidos por el Estado".

La representante de UNFPA adelantó que, según una investigación aún no finalizada, muchas de las adolescentes embarazadas que se han suicidado en Centroamérica habían sido obligadas a tener relaciones sexuales con pandilleros.

El informe destaca la frase de Marcela, a quien identifica como una salvadoreña de 18 años a la que atribuye las siguientes palabras: "Me fui a vivir con mi pareja a los 14 años. Mis planes eran tener una relación estable, seguir estudiando y ser profesional en el futuro. Pero quedé embarazada a los 15 años. Al principio ni siquiera sabía cómo cuidar al bebé recién nacido. Tuve que dejar la escuela".

Falta de políticas

Entre las causas del embarazo adolescente, según el UNFPA, también está la falta de políticas que favorezcan el acceso a la educación, pero sobre todo a la educación sexual "adecuada a la edad" en los centros escolares.

A esto el informe suma la falta de acceso a servicios de "salud sexual y reproductiva". Según Zúñiga, falta que en los establecimientos de Salud haya "acceso amplio para adolescentes y para menores de edad a esos servicios".

Según el Informe de Labores del Ministerio de Salud 2012-2013, 25,068 niñas y adolescentes de entre 10 y 19 años tuvieron un parto en centros de salud en el 2012. Además 12 niñas, de 19 años o menos, murieron a causa del embarazo, siete de ellas por suicidio.

Zúñiga considera necesario investigar por qué, en Centroamérica, Costa Rica tiene el menor porcentaje de mujeres de 20 a 24 años que dicen haber tenido su primer hijo antes de cumplir los 18 (ver gráfico). A priori, considera que "tiene mucho que ver con la falta de atención que se le está dando a este fenómeno".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación